Kim Kardashian me ayudó con mi identidad racial, hasta que dejó de hacerlo