Las caricaturas modernas revelan su verdadera identidad