Científicos confirman que tener menos sexo puede llevar a una menopausia temprana