Algunos millennials nos cuentan cómo es estar en una relación sin sexo