Alexa tenía un año y medio cuando fue violada y asesinada