Se necesitará mucha suerte para que la música en vivo regrese de manera segura