Un oficial de Florida disparó a un sospechoso de robo y lo vio morir