VICEhttps://www.vice.com/es_latamRSS feed for https://www.vice.comesSun, 09 Dec 2018 16:30:00 +0000<![CDATA[¿Por qué la cruda de champagne te hace desear morir mil veces?]]>https://www.vice.com/es_latam/article/z484b5/por-que-la-cruda-de-champagne-te-hace-desear-morir-mil-vecesSun, 09 Dec 2018 16:30:00 +0000Artículo publicado originalmente por Munchies Estados Unidos.

Conoces el sentimiento. Te despiertas la mañana del 1 de enero con un terrible y punzante dolor de cabeza, además de una aversión a la luz, el ruido y otros seres humanos. Estás crudo, pero hay algo un poco distinto esta vez.

Tu boca está más seca de lo normal, y sientes un vago dulzor ácido. De repente, todo tiene sentido, y los nebulosos recuerdos vuelven a tu deshidratado cerebro. "Las burbujas", te murmuras a ti mismo. "¡Las malditas burbujas me hicieron esto!".

Y aunque el dolor de cabeza producido por el champagne es bien conocido por la mayoría de los bebedores, el atractivo de esta burbujeante bebida lo hace muy común. Y no se trata solo de una leyenda urbana. El champagne, de hecho, sí te pone más ebrio que otras bebidas.

La mayor parte del glamour y la ligereza que asociamos con el champagne se debe a esas pequeñas burbujas que saltan en tu boca mientras fuerzas la conversación durante las fiestas de Navidad y Año Nuevo. Estas benignas burbujas pueden transmutar en monstruosos dolores de cabeza si bebes en exceso.

En parte esto tiene que ver con la levadura extra que se le agrega al champagne durante su característica fermentación, la cual tiene lugar dentro de la botella. Eso significa más azúcar y más alcohol, lo que, por supuesto, se traduce en más dolor. Esa fermentación adicional es lo que crea las burbujas y esas burbujas ayudan a acelerar el flujo de alcohol en tu torrente sanguíneo.

La presión creada por las burbujas abre algo llamado 'válvula pilórica', lo que significa que se libera más alcohol de tu estómago a tus intestinos, donde se absorbe la mayor parte del alcohol. En otras palabras, las burbujas hacen que te emborraches más rápido.

Pese a haber leído esta información, sabemos que beberás la misma cantidad de champagne que habrías bebido de no saber todo esto. Y está bien. MUNCHIES es un lugar seguro, por eso también tenemos varias curas para la cruda.

]]>
z484b5Nick RoseLaura CastroVICE USMunchiesalcoholChampagneburbujascrudaNavidadaño nuevoresacachampañabebidasProseccoemborracharsebebidas alcohólicaschampanfiestas decembrinasfermentaciónfestejos navideños
<![CDATA[Un día con una familia sin hogar]]>https://www.vice.com/es_latam/article/wjkk9y/vice-familia-sin-hogar-berlinSun, 09 Dec 2018 16:00:00 +0000Artículo publicado originalmente por VICE Alemania.

Esta mañana, como cada mañana, Alva* se despierta a las seis de la mañana junto a sus tres hijos, de 3, 9 y 10 años. Duermen en finos colchones de espuma amarillos en el suelo. La mujer de 36 años se levanta y tapa la ventana con una manta roja para que la luz del sol no despierte a los niños.

Los cuatro miembros de la familia viven actualmente en dos habitaciones diminutas llenas de cajas de cartón y bolsas de plástico. En las cajas hay documentos, ropa y el resto de sus pertenencias, desde los libros de los niños hasta utensilios de cocina. “No vale la pena sacar todo”, me dice Alva.

1534442036988-Haus
Mira, de 10 años, dice que nunca le ha explicado a sus amigos dónde vive

Hoy Alva tiene un solo dólar en la cartera. Dice que luego va a llamar a una amiga que a veces le presta dinero para ver si le puede dejar prestado un poco otra vez. “Se lo devuelvo rápido”, aclara. Alva insiste en que tiene cuidado con el dinero; suele ir a comprar los fines de semana porque hay más ofertas. Incluso su hijo de 9 años sabe que sus cheques de ayuda por hijo se acaban el día 20 de cada mes. Cuando se lo recuerda, ella le dice que no se preocupe y que disfrute de su infancia.

Alva fue a Alemania al poco de entrar en la veintena, soñando con una vida mejor. Creció en un pueblo de Macedonia de solo treinta casas con ocho hermanos. Afirma que fue la primera de su pueblo en acabar el instituto y que el periódico local se hizo eco del logro. Después se enamoró de un alemán que tenía familia en Macedonia.

“Había visto demasiadas películas”, recuerda. “Para mí, Berlín era como Nueva York”. Pero en vez del ático de sus sueños, acabó en un pequeño apartamento con muebles desgastados. Su marido era cocinero y ella limpiadora en unas oficinas. Se levantaba a las cuatro de la mañana cada día y cobraba 1300 euros al mes.

Entonces llegaron los niños y, con ellos, más discusiones. Su marido trabajaba de noche y se gastaba casi todo lo que ganaba en casinos o lo enviaba a Macedonia. “Construyó a su familia una casa con ese dinero, mientras sus propios hijos duermen en el suelo”, dice Alva. “Si conseguimos un apartamento y las cosas se estabilizan, me divorciaré”.

Pero puede que aún falte algo de tiempo para que la familia consiga un apartamento. “Hay mucha gente que vive varios meses en el refugio”, dice Kai-Gerrit Venske, un trabajador social de Cáritas. “A veces llega incluso a un año”. Antes, la mayoría de la gente sin techo de Berlín eran migrantes. Ahora, cada vez más gente que llega a Cáritas son ciudadanos alemanes. “Los últimos siete u ocho años la situación inmobiliaria de Berlín ha empeorado drásticamente”, añade Venske. Los caseros son cada vez menos comprensivos porque saben que pueden conseguir rápidamente un inquilino dispuesto a pagar más.

Alva se sienta en un banco del parque mientras Mira escarba con los dedos en una caja de arena unos metros más allá. Me dice que no bebe ni se droga y que ha solicitado más de cien apartamentos, pero que solo le han concertado una visita en diez. A veces los caseros cuelgan directamente cuando oyen un acento extranjero. El viernes tiene otra visita: un piso de dos habitaciones y media en Charlottenburg, un distrito del oeste de Berlín. Alva dice que este le da buena espina.

Alva hizo bien en ser optimista: poco después de nuestro día juntas y con la ayuda de una amiga, su familia ha conseguido un apartamento permanente.

*Los nombres se han cambiado para proteger la identidad de Alva y su familia.

]]>
wjkk9yChristina HertelDipo FaloyinJulia Carbonell GalindoBerlincrisisCulturaAlemaniafamiliarelacionesviviendasin hogartraduccióncrisis de la viviendafamilia sin hogar
<![CDATA[Combinar embarazo y sexo oral puede acabar muy mal]]>https://www.vice.com/es_latam/article/9kkjdp/tonic-sexo-oral-durante-el-embarazo-herpes-en-el-bebeSun, 09 Dec 2018 15:30:00 +0000Artículo publicado originalmente por Tonic Estados Unidos.

Darle sexo oral a una mujer embarazada es, a menudo, una cuestión de conveniencia más que cualquier otra cosa. En el momento en que una mujer llega al tercer trimestre, muchas posturas sexuales se vuelven físicamente imposibles debido al tamaño del vientre, así que podría ser más fácil renunciar a todas las opciones de penetración y simplemente recurrir al sexo oral.

Sin embargo, el sexo oral, concretamente en el tercer trimestre, podría tener consecuencias graves. La situación es suficientemente seria como para que algunos expertos en ETS recomienden que durante el tercer trimestre se evite completamente practicar sexo oral, ya sea en una relación monógama o no. Suena extraño y discriminatorio que las mujeres embarazadas deban estar alerta ante las ETS durante este tiempo, pero la culpa la tiene el sistema inmunológico.


"El mayor riesgo es que una mujer contraiga herpes en el tercer trimestre de embarazo", señala Terri Warren, enfermera profesional con especializada en herpes y autora de The Good News About the Bad News: Herpes: Everything You Need to Know (Las buenas noticias sobre las malas noticias: Herpes: Todo lo que debes saber). "Si tienes herpes en el tercer trimestre, hay un 50 por ciento de probabilidad de que tu bebé se contagie durante el parto. En el tercer trimestre estás inmunocomprometida y tu sistema inmunológico no puede crear una respuesta inmune de la forma en que normalmente lo haría. Existe una mayor probabilidad de contagiar a tu hijo porque tienes una nueva infección, así que esa combinación... y el hecho de que queda poco para que des a luz, se conjugan para crear una tormenta perfecta".

Las implicaciones de Warren sobre una tormenta de posibles complicaciones incluyen una mayor probabilidad de parto por cesárea. En el caso de infección al nacer, esta situación puede incluso llevar a la muerte del niño. Entonces, ¿por qué no hay más ginecólogos que hablen del tema?

"Creo que tenemos una situación parecida a la de la Virgen María con las mujeres embarazadas", dice Peter Leone, profesor de Medicina de la Facultad de Medicina de la Universidad de Carolina del Norte. "De alguna manera, las personas tienen relaciones sexuales y quedan embarazadas, pero una vez que quedan embarazadas... no podemos hablar de sexo". Esa falta de discusión y concienciación es peligrosa, afirma.

Leone, experto en ETS, dice que la mayoría de las mujeres embarazadas no reciben información sobre las prácticas sexuales más seguras durante la gestación, debido en parte al estigma sexual de que mientras están en estado, no son sexualmente activas. Leone también observa que aunque los resultados de herpes de las pacientes pudieran no salir positivos al principio de un embarazo, sus parejas son una historia diferente, e incluso podrían contagiarse fuera de la relación en algún momento después de la concepción. Dado que, según Leone, el herpes genital suele contagiarse a través del sexo oral (lo que significa que puedes transmitir el virus a los genitales a través de la boca), hacia el final del embarazo el cunnilingus podría generar complicaciones graves, ya que el primer brote suele aparecer cuando la respuesta inmune del huésped se ve comprometida (como ocurre durante el embarazo).

Por supuesto, los resultados negativos que mencioné anteriormente son algunos de los peores escenarios posibles. Antes de decidir la prohibición total del sexo oral, es bueno saber que estos resultados potenciales son prevenibles; con las pruebas, el tratamiento, las acciones y la educación adecuados, pueden evitarse este tipo de complicaciones.

Pero ahí está el problema: muchas pacientes no reciben la información que necesitan durante la gestación. Warren coincide, y se percató de ello cuando viajaba por el país dando conferencias, a menudo sobre el herpes.

"Estaba hablando sobre la posibilidad de realizar pruebas del herpes durante el embarazo", me cuenta. "Y un médico se enfadó tanto conmigo por mencionarlo que se puso a gritar y me dijo '¿Por qué arruinar un embarazo perfectamente maravilloso diciéndole a alguien que tiene una infección de transmisión sexual de por vida?'. Y mi respuesta fue '¿Por qué arruinarías la vida de un bebé perfectamente saludable cuando puedes evitar que suceda?'".

Y si bien la palabra "arruinar" suena dura, Warren no está hablando de estropear la reputación de un niño con una ETS estigmatizada, sino del hecho de que una infección de herpes en el nacimiento puede causar daño neurológico e incluso la muerte del bebé. Cuando los adultos contraen herpes, nuestro sistema inmunológico suelen ocuparse del virus lo suficientemente bien como para que el único efecto secundario sea un brote muy intenso (normalmente, el primero es el peor). Para los recién nacidos, ese primer brote puede llegar a ser, en palabras de Leone, "devastador".

1508455459468-pregnant
Jakob / Stocksy

Warren dice que su sugerencia de realizar pruebas apropiadas, educar y apoyar a las pacientes embarazadas generó una gran molestia por el miedo a decepcionarlas. Además, señaló que esa respuesta no está alineada con el objetivo principal de los proveedores de cuidados médicos. "Se supone que no debemos basar lo que hacemos en si son malas noticias o no, no es nuestro trabajo", dice.

Según estos expertos, las mujeres embarazadas pueden evitar contraer herpes durante el final de su embarazo si hacen preguntas, se hacen pruebas cada trimestre, si sus parejas también se las hacen y si evitan el sexo oral al menos durante los últimos tres meses (lo sé, lo siento). No importa cuál sea tu estado de salud, es una buena guía, ya que, de acuerdo con Warren, el virus del herpes simple no es detectable en los análisis de anticuerpos normales el 30 por ciento de las veces. Por lo tanto, incluso haciéndose pruebas rutinarias, es posible que no lo sepas con seguridad.

Para quienes acaban contagiándose de herpes durante el tercer trimestre, Leone quiere que entiendan que si bien el plan puede haber cambiado, su integridad no lo ha hecho. "Deben saber que no son malas personas", asegura. Warren también insta a las mujeres a conocer su diagnóstico, recibir terapia supresora y asegurarse de no permitir ningún procedimiento invasivo.

"Si te contagiaste al final del embarazo, es decir, en el tercer trimestre, no permitas un parto con fórceps, ni el monitoreo del cuero cabelludo fetal, ni la ruptura prematura de la membrana para inducir el parto; y debes hacerte un examen al momento de dar a luz ", aclara Leone. Si hay un brote entonces es necesaria una cesárea, añade. "Es una manera diferente de abordar las cosas, pero no quieres aumentar el riesgo".

Valora tu situación, habla con tu médico, haz todas las preguntas que tengas que hacer y descubre cómo hacer que el sexo te funcione durante los últimos días del embarazo. El herpes generalmente es manejable, incluso durante el embarazo. Quizá solo se trate de evitar el sexo oral durante tres meses.

]]>
9kkjdpCallie LittleRajul PunjabiVICE USitssexoherpesbebéssexo oralembarazoTonicsalud sexualtraducciónETS
<![CDATA[Las mujeres de la crisis de VIH de los 80 no están listas para ser olvidadas]]>https://www.vice.com/es_latam/article/3k95m3/broadly-mujeres-crisis-vih-80sSun, 09 Dec 2018 15:00:00 +0000Artículo publicado originalmente por Broadly Estados Unidos.

Un día en mayo de 1990, Michelle Lopez recibió una golpiza particularmente fuerte de parte de su novio abusivo y huyó de la casa que compartían en Brooklyn. Tomó el metro junto con su bebé de de un año envuelta en una cobija, y vio un aviso de una línea telefónica de asistencia para violencia doméstica. Lopez llamó al número y fue enviada a un centro para mujeres maltratadas a solo cinco cuadras de distancia. Recibió un examen físico completo y fue diagnosticada, junto con su hija, de VIH. "Estaba devastada", Lopez le dijo a Broadly en una entrevista reciente.

Para la época del diagnóstico de Lopez, más de 120.000 personas habían muerto de SIDA desde que el primer caso fue reportado por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) en junio de 1981. La epidemia sacudió a Estados Unidos, pero fue comúnmente percibida como una enfermedad moral—una elección. Los artistas del centro de Nueva York —gente como Peter Hujar, David Wojnarowicz, y Robert Mapplethorpe— se convirtieron en los rostros de la enfermedad por su presunto disfrute de " drogas, pene, disco, y platos". "La mejor evidencia en contra del contagio", dijo el Dr. James Curran en un artículo del New York Times de 1981, "es que no ha sido reportado ningún caso hasta la fecha por fuera de la comunidad homosexual o en mujeres". Para el final de la década, los hombres gay y los consumidores de drogas intravenosas representaron más del 86 por ciento de las muertes por SIDA.

La enfermedad le dio a una sociedad ya homofóbica más herramientas con las cuales estigmatizar a los hombres gay. "Cuando se trata de prevenir el SIDA", dijo el presidente Ronald Reagan en 1987, después de seis años de apatía frente a la epidemia, "¿la medicina y la moral no enseñan las mismas lecciones?" Y en un debate en 1992, el presidente H.W. Bush afirmó que el SIDA era "una de las pocas enfermedades donde el comportamiento importa".

La representación del virus como una "plaga gay" creó paranoia y estigma que perdura hoy en día, a pesar del vasto incremento en la información disponible. Eso también significaba que muchas de sus víctimas terminaban temiendo revelar su estatus. Casi 40 años después, el VIH/SIDA sigue siendo visto frecuentemente como una afección predominante en los hombres gays.

Sin embargo, son las mujeres quienes ahora representan más de uno en cuatro casos de VIH en Estados Unidos, triplicando la proporción que representaban en 1985. De acuerdo con los CDC, el contacto heterosexual representa el 87 por ciento de los diagnósticos de VIH entre las mujeres en Estados Unidos. La enfermedad también afecta desproporcionadamente a las mujeres de color, quienes representaron el 61 por ciento de mujeres viviendo con VIH en 2016; aunque los hombres blancos gays todavía lideran los diagnósticos de VIH, las mujeres negras tienen una probabilidad de una en 49 de volverse seropositivo. Incluso hoy, la ciudad de Nueva York —un núcleo de la crisis original— tiene unos pocos centros que atienden específicamente a mujeres viviendo con VIH; los centros más reconocidos de la ciudad incluyen el Gay Men’s Health Crisis (GMHC), una comunidad sin ánimo de lucro enfocada en el servicio del VIH/SIDA; la Alliance for Positive Change, para personas que necesitan asistencia domiciliaria, apoyo entre pares y cuidado médico; y el Lesbian, Gay, Bisexual and Transgender Community Center, que provee servicios de VIH/SIDA para miembros de esas comunidades mencionadas. Uno de los únicos centros de apoyo exclusivo para las mujeres es Iris House en Harlem, que fue fundada en 1992 por la activista, escritora, poeta y artista Iris De La Cruz, quien evidenció una brecha en los servicios. Estados Unidos ha luchado con entender el VIH/SIDA como un desafío complejo y evolutivo, dejando que las poblaciones vulnerables se enfrenten a la enfermedad movilizándose internamente para protegerse a sí mismas. Como tales, muchas de esas a las afueras continúan viendo su historia de origen, y el estigma que surgió del apogeo de esa crisis, como su presente, no su pasado.

Era natural que Lopez, de entonces 24 años y siendo una madre soltera con VIH positivo en 1990, fuera consumida por el miedo. Se estaba quedando en un albergue para personas sin hogar mientras se recuperaba de ser golpeada, y, como una inmigrante indocumentada oriunda de Trinidad, vivía con la amenaza constante de la deportación. Le tomó un tiempo volver a encarrilar su vida y encontrar el cuidado y los servicios que necesitaba para sentir que podía, en sus palabras, "respirar otra vez". Una vez lo hizo, Lopez sabía que era el momento de encontrar al padre de su hija y revelarle su diagnóstico.

"No sé cómo vas a tomar esto", le dijo a él en ese entonces. "Pero tu hija y yo hemos sido ambas diagnosticadas con VIH positivo".

Lopez asumía que ella había sido quien lo había infectado, hasta que él le contestó, "La vida es una mierda, ¿no? He estado viviendo con esto por mucho tiempo".

Se conocieron en 1989 y concibieron a su hija poco después. "Esto fue hace 28 años", recuerda. "Piénsalo: ¿qué hombre heterosexual conoces que habría sido tan abierto y comunicativo en ese entonces?"

Lopez se alejó de la situación. "No podía controlarme a mí misma al tener que lidiar con el hecho de que él sabía y no me dijo. Pero enojarme no iba a quitarme el virus".

A medida que comenzó a sanar, empezó a encontrar a otras mujeres que compartían su historia en Community Healthcare Network, donde recibió cuidado médico y después terminó su trabajo como asistente social en el GMHC.

Ruby Gardner in her home
Rudy Gardner.

Cuando Graves-Cade visitó a su doctor poco después de su diagnóstico inicial en 1995, le dijeron que ella "no iba a estar por aquí", recuerda, con su voz temblorosa. "Aquí estamos en 2018 y vi a mis hijos graduarse de la escuela primera, y la secundaria; te cuento que me llena de lágrimas los ojos".

Ahora, Graves-Cade tiene una carga viral indetectable, lo que significa que podría tener sexo sin condón con casi ninguna probabilidad de transmitir la enfermedad. Esto se debe en su mayoría a la introducción de la terapia antiviral, y la más reciente adición de la PPrE, que tomada a diario, es 99 por ciento efectiva para prevenir la infección VIH.

Según James Krellenstein y Peter Staley, los co-fundadores de PrEP4All (una petición para quitar la patente de Truvada, que es poseída por la compañía farmacéutica Gilead, que aumentó el precio de la droga de 6 a 1.600 millones de dólares al mes), si se usa directamente, la pastilla es "uno de los métodos más efectivos para prevenir una infección viral alguna vez descubierto, tan bueno como la vacuna contra el polio, el milagro de la medicina moderna".

"Cuando uno combina la efectividad del PPrE con el descubrimiento de que la personas viviendo con VIH no pueden transmitir el virus a otros una vez se han convertido en indetectables, podríamos estar al borde de la finalización de la epidemia", escribieron en artículo de opinión para el New York Times a comienzos de este año. Pero actualmente, el PPrE está siendo comercializado en su mayoría para los hombres homosexuales, o las mujeres transgénero, aunque se estima que el 38 por ciento de los 1,2 millones de personas en Estados Unidos son mujeres elegibles para la droga.

De hecho, usando una combinación de los medicamentos disponibles, la hija con VIH positivo de Lopez recientemente dio a luz a un hijo que es negativo. Sin embargo, mientras la enfermedad ha desaparecido en gran medida del discurso público común, las mujeres de color con VIH positivo siguen en riesgo, y defensoras como Lopez, Graves-Cade, Shelton, Sweeting-Saud, y Gardner se encuentran a sí mismas dependiendo de sus propios relatos para añadir a la historia, y al entendimiento actual, del VIH/SIDA en Estados Unidos.

"Tengo mucho equipaje", dijo Lopez. "Uso la palabra equipaje, pero no lo veo como equipaje, es quien soy. Tú podrás tener muchos ataques en mi contra... Pero yo estoy aquí y yo importo".

]]>
3k95m3Emma RussellPaola LlinásLindsay SchruppKate DriesBroadlymujereshistoriasidaVIHdía mundial del sida
<![CDATA[Drogas, santería y sexo: fotos de la vida nocturna de Ciudad de México]]>https://www.vice.com/es_latam/article/wj3n44/vice-fiestas-ciudad-mexico-drogas-sexo-fotosSat, 08 Dec 2018 16:30:00 +0000Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

Durante más de veinte años, el fotógrafo José de Jesús “Chucho” León Hernández ha documentado momentos de lo más salvajes que solo pueden transcurrir en la profundidad de la noche, cuando los habitantes diurnos de Ciudad de México duermen como troncos. Chucho deambula por la ciudad cámara en mano y se pasa por clubes nocturnos underground y por callejones oscuros para capturar crudas imágenes de droga, sexo, miseria, glamur, juerga y muerte.

Inspirado por el drama de la iconografía del catolicismo mexicano y por la grandeza de la fotografía de moda, Chucho nos adentra en el curioso inframundo en el que más a gusto se siente. Muestra a los espectadores los puntos álgidos más eufóricos de la fiesta en Ciudad de México, así como el bajón más espeluznante de cuando acaba la fiesta.

cristal pintado
Credit: Jesús León, "Vida", Edition Patrick Frey, 2018

¿Qué se ha mantenido constante en la vida nocturna los últimos veinte años?
Tengo la teoría de que cada diez años más o menos surge un nuevo movimiento. Por aquel entonces, también surgía gente con nuevas ideas y puntos de vista alternativos, como nuevos poetas y músicos. Lo he visto y lo he documentado. Y volverá a ser así.

Sigue a Miss Rosen en Instagram.

]]>
wj3n44Miss RosenAlex ZaragozaJulia Carbonell GalindoDrugsmexicoLGBTQsexoDrogasFotografíafiestaCiudad de MéxicoCulturaentretenimientofiestasvida nocturnasalir de fiesta
<![CDATA[En Indonesia intentan curar la homosexualidad con exorcismos ]]>https://www.vice.com/es_latam/article/3k95x5/vice-en-indonesia-intentan-curar-la-homosexualidad-con-exorcismosSat, 08 Dec 2018 16:00:00 +0000Artículo publicado originalmente por VICE Australia.

No es ilegal ser gay en la ciudad indonesia de Padang, pero en las últimas seis semanas han sido detenidas hasta 18 parejas LGBTQ para darles "apoyo psicológico y rehabilitación". Ese fue el término empleado por la Policía de Servicios Civiles. Sin embargo, según la BBC de Indonesia, "apoyo y rehabilitación" en última instancia significa "exorcismo", el cual es utilizado como terapia de conversión gay.

En Indonesia, los exorcismos se realizan como un componente de la fe islámica conocida como ruqyah , que se usa para tratar todo tipo de enfermedades: ya se trate de artritis, asma, fracaso empresarial o insomnio. En el contexto de la terapia de conversión, se cree que las personas de la comunidad LGBTQ pueden curarse de su "enfermedad social" expulsando de ellos espíritus malignos y demonios conocidos como djinn. Es la opinión de muchas personas en Padang, incluido el alcalde de la ciudad, Mahyeldi Ansharullah, que las personas homosexuales y transgénero padecen un tipo de enfermedad mental. Y la única forma de curarlos, dicen, es a través del ruqyah.

El alcalde Ansharullah ahora está trabajando con la Policía de Servicios Civiles (Satpol PP) para erradicar lo que ve como un comportamiento LGBTQ "inmoral" en Padang. La Satpol PP puede detener a cualquiera de quien sospeche que es gay o transgénero, y en las últimas semanas ha detenido a más de una docena de personas en redadas anti LGBTQ por toda la ciudad. Según la compañía de noticias del sudeste asiático, Coconuts, el gobierno también acordó trabajar con ciertas organizaciones de la sociedad civil para llevar a cabo el ruqya a las personas en cuestión.

"Aquí hemos preparado a expertos en ruqyah para ellos [la Agencia de Servicios Sociales]", dijo Lucky Abdul Hayyi, miembro de una de esas organizaciones, según informa Covesia. "Por lo general, los hombres son poseídos por genios femeninos, esto es lo que muchos de nosotros hemos encontrado en los actores LGBTQ. Además, los travestis también recibirán el apoyo de la TNI [Fuerzas Armadas Nacionales de Indonesia]".

La presencia del supuesto 'desorden' fue reconocida por Aris Fathoni, un clérigo islámico que ha practicado el ruqyah durante los últimos 15 años. Al hablar con el ABC, Aris explicó que su método es leer versos religiosos a sus pacientes y golpearlos en la espalda con un palo de escoba. Él cree que esta práctica puede "curar" a los miembros de la comunidad LGBTQ.

"En varios casos ha habido reacciones [al procedimiento], lo que significa que no son puros y que hay una interferencia sobrenatural dentro de sus cuerpos que los empuja a cometer [la homosexualidad]", dijo. En declaraciones a la BBC, dio explicaciones más detalladas.

"Si el paciente reacciona, significa que tiene algo que ver con el genio", dijo. "La reacción es a veces un mareo, a veces náuseas, y a veces puede actuar como un bencong [jerga indonesia para un hombre homosexual o mujer transgénero], como un hombre pero con gracia, ese es el término". Después de eso, dijo Aris, "el genio sale del cuerpo del paciente".

Si bien este tipo de actitudes homofóbicas no prevalecen en toda Indonesia, miles de residentes de Padang recientemente se han manifestado a favor de las iniciativas que el gobierno local está impulsando: "luchar contra la inmoralidad en la ciudad", como dijo recientemente el alcalde Ansharullah.

La Asociación de Psiquiatría de Indonesia todavía clasifica la homosexualidad, la bisexualidad y el transgenerismo como trastornos mentales.

Sigue a Gavin en Twitter o Instagram.

]]>
3k95x5Gavin ButlerLaura CastroindonesiaqueerLGBTQtranstransgénerotravestisterapia de conversióntrasvestiterapia de conversion gaycurar la homosexualidadexorcismosVICE AUterapia para curar la homosexualidad
<![CDATA[Una mujer exige una prueba de ADN para averiguar cuál de sus roomies se comió su yogurt]]>https://www.vice.com/es_latam/article/qvqe8b/munchies-mujer-exige-prueba-adn-para-averiguar-cual-roomie-se-comio-su-yogurtSat, 08 Dec 2018 15:30:00 +0000Artículo publicado originalmente por Munchies Estados Unidos.

A menos que seas hijo único y te hayan educado en casa por más de una década, o que hayas crecido siendo un miembro de la realeza europea, es probable que hayas tenido que lidiar con irresponsables compañeros de departamento que no lo piensan dos veces para abrir el refrigerador y alimentarse con tu comida. En el mejor de los casos, se terminan los restos de la comida que pediste el fin de semana pasado y te ahorran la molestia de tirarla a la basura. En el peor de los casos, vierten lo último que queda de tu leche en lo último que queda de tu cereal, y ponen todos los envases vacíos de vuelta en la alacena para que ahí los encuentres.

Es muy molesto, pero todos sabemos cómo lidiar con eso: dejas una nota pasivo-agresiva en la cocina y hablas pestes del sospechoso más probable con tus otros compañeros de vivienda. Pero una estudiante en Taiwán elevó su mezquindad a un nivel completamente nuevo, le reportó a la policía que hay una ladrona de yogurt en su casa y exigió que iniciaran una investigación.

Según TVBS, la mujer cuyo nombre desconocemos era estudiante en la Universidad de Cultura China en Taipei y compartía una casa con otras cinco mujeres. El mes pasado, fue a la cocina y en la basura, ya vacío, vio uno de los recipientes del yogurt que había comprado. Decidió sacarlo de la basura, aunque sólo le había costado $2 dólares, y confrontó a sus roomies, pidiendo que la ladrona confesara.

Cuando básicamente todas encogieron los hombros y dijeron: "Yo no fui", tomó el recipiente y fue directo a la estación de policía más cercana. Habló con un oficial, le explicó la situación y exigió que iniciaran una investigación acerca de este crimen atroz. No estamos completamente seguros de qué nos dice esto sobre el estado de la aplicación de la ley en Taiwán, pero el departamento de policía estuvo de acuerdo.

Una vez que los policías se dieron cuenta de que no podían obtener huellas dactilares del recipiente, le pidieron a la parte acusadora y a sus cinco compañeras de casa que se presentaran en la estación para que pudieran recolectar muestras de su ADN. Después de hacer pruebas genéticas con un valor mayor a $500 dólares, la ladrona finalmente fue identificado. Actualmente enfrenta un cargo por robo.

Mientras tanto, los contribuyentes locales se preguntan por qué tendrán que pagar todas estas tonterías, y por qué los policías accedieron a ello en primer lugar. "Es un desperdicio de recursos sociales", le dijo un residente a Apple Daily. “Si yo fuera el policía, habría comprado un yogurt nuevo y se lo hubiera dado. El costo de mano de obra y de recursos materiales es demasiado alto". (Y un policía que permanece en el anonimato describió toda la situación como "haber usado un cañón para dispararle a las aves", lo cual puede o no ser algo que el departamento de policía realmente haga).

Robar los bocadillos de otra persona es terrible, pero mientras esa mujer estaba haciendo su ridícula denuncia a la policía, verdaderamente esperamos que todas las demás mujeres en la casa se comieran todo el yogurt que pudieran.

]]>
qvqe8bJelisa CastrodaleHilary PollackLaura CastroVICE USMunchiesyogurtcrimencomidaroboalimentosroomiescompartir casarobo de alimentostener roomies
<![CDATA[Por qué la ansiedad hace que algunas personas quieran vomitar]]>https://www.vice.com/es_latam/article/qvqz57/tonic-ansiedad-hace-que-algunas-personas-quieran-vomitarSat, 08 Dec 2018 15:00:00 +0000Artículo publicado originalmente por TONIC Estados Unidos.

Hace unas semanas, Marissa De La Cerda, una escritora de 21 años oriunda de Chicago, estaba presionada por un plazo de entrega de un artículo para sus prácticas profesionales, cuando de repente una fuente con la que habló para la historia comenzó a llamar y a enviarle mensajes, diciéndole que ya no quería que la historia saliera.

"Estaba sentada en un restaurante con mi amiga cuando comencé a tener un ataque de ansiedad porque estaba nerviosa sobre lo que diría mi supervisor y por todos estos otros factores", me dice. "Sentí el hueco de la ansiedad en mi estómago y vomité. No mucho, pero igual—Simplemente no pude manejar la ansiedad".

De La Cerda, quien fue diagnosticada con trastorno de ansiedad a los 15 años, dice que ha experimentado náuseas y vómito inducidos por la ansiedad desde que tenía 12 o 13 años. "Solo recuerdo que siempre me sentía muy ansiosa y se me hacía un hueco en mi estómago que eventualmente resultaría en una sensación de necesidad de vomitar o en vómito de verdad", dice.

Es un sentimiento con el que personalmente me puedo identificar. Durante la primera semana de mi primer año de la universidad, no bebí nada más que agua y solo comí paquetes instantáneos de sopa de miso, en un intento por calmar mis casi constantes náuseas y deseos de vomitar. Ese sentimiento de estar a punto de vomitar no se debía a que yo fuera lo suficientemente "cool" para estar bebiendo compulsivamente en las fiestas de fraternidad, sino porque la ansiedad aguda que estaba experimentando era la suficiente para hacerme sentir que iba a vomitar 24/7, especialmente si intentaba comer cualquier sólido. Por un lado, comenzar la universidad era emocionante. Por el otro, me acababa de mudar al otro lado del país, y mi estómago estaba agitado con la idea de tantos cambios.

Al final no terminé vomitando esa semana, pero para bien o para mal, Marissa y yo estamos intrínsecamente conectadas por nuestros deseos ansiosos de vomitar. Pero, ¿qué viene primero, el huevo o la gallina? Un estudio de 2002 publicado por el Center for Advancing Health que observó a 62.000 participantes con problemas gastrointestinales (como náuseas y acidez) en Noruega, encontró que esos que presentaban mayores quejas de náuseas eran más propensos a experimentar ansiedad e incluso depresión. De hecho, 41 por ciento de esos que sufrían de náuseas también tenían un desorden de ansiedad.

Drew, de 33 años y radicado en Brooklyn (y que pide que su apellido no sea utilizado en este artículo porque las siguientes menciones de cannabis podrían comprometer su trabajo), me dice que cuando era niño en Minnesota, se emocionaba mucho y se ponía ansioso de ir al restaurante mexicano Chi-Chi’s para su cumpleaños—tanto que cuando llegaba ahí, se embutía tres tacos, e inmediatamente lo vomitaba todo. "Si nombras un restaurante operando en las Ciudades Gemelas a mediados o finales de los 90, hay una gran probabilidad de que yo haya vomitado en él".

Mientras bromea con el hecho de que ha "tenido un dolor de estómago desde el tercer grado", Drew añade que cuando era niño, nunca comía desayuno o almuerzo porque estaba tan ansioso en la escuela y estando lejos de casa y estando en nuevas situaciones con nuevas personas que eso mataba su apetito. Después, sus dolores de estómago empeoraron tanto que los confundió con una úlcera y fue a la clínica de su universidad, donde fue diagnosticado con hipotiroidismo. "Una vez comencé a obtener el tratamiento para eso y también comencé a ver a un terapeuta, las náuseas y la ansiedad disminuyeron un montón, pero todavía la experimento cuando estoy realmente estresado", dice.

Aunque las náuseas y el vómito pueden ser experimentados junto con el hipotiroidismo, no son generalmente pensados como los síntomas comunes, y rara vez son causados por la condición, dice el psicoterapeuta Ken Goodman, un portavoz de la Anxiety and Depression Association of America (ADAA). Esto implica que, como Drew pensaba, los problemas estomacales son más comúnmente asociados con la ansiedad.

Para Drew, Marissa, para mí, y los otros 40 millones aproximados de estadounidenses que experimentan ansiedad, es común sentir náuseas, así como otros síntomas físicos, dice Goodman. "Los síntomas físicos van desde náuseas hasta mareo, un ritmo cardíaco acelerado, presión en el pecho, y respiración con dificultad", añade. "La ansiedad puede hacerlo sentir a uno como si estuviera teniendo una experiencia extracorpórea".

Goodman—que también creó Quiet Mind Solutions, una guía sonora para combatir la ansiedad—dice que para algunos de nosotros, la ansiedad puede manifestarse como náuseas y vómito por la conexión entre el cerebro y el intestino. En cualquier momento que uno sufra de angustia emocional, eso se refleja de alguna manera, bien sea teniendo ataques de pánico, callándose y apagándose, o, como yo, sintiéndose profundamente agitado en la boca del estómago. La ansiedad puede usualmente adquirir la forma de problemas estomacales, dice, y agudizar cualquier problema gastrointestinal que uno ya pueda tener.

"Cualquier aflicción estomacal, como úlceras o el síndrome del intestino irritable—es exacerbada por la ansiedad", dice. "La ansiedad puede causar que el cuerpo se apriete en cualquier lugar entre la boca, la tráquea, y todo hasta abajo [hasta el tracto gastrointestinal], así que se puede sentir como si uno no puede respirar, o que se va a vomitar".

Además, la ansiedad causa que uno entre en un modo "pelear o huir", en el que el cuerpo responde a una amenaza percibida dando una señal de alarma en el hipotálamo, un área del cerebro que entonces libera hormonas que lo preparan a uno o bien para huir del peligro o para luchar contra él. Y esas hormonas, según Goodman, pueden enviarnos a algunos de nosotros corriendo al baño para vomitar. "La adrenalina y el cortisol son hormonas que son liberadas [durante el pelear o huir] que causan que algunas personas se sientan mareadas, y que otras sientan náuseas", dice Goodman.

Para esas personas que tienen los vómitos ansiosos, el alivio puede ser encontrado de diferentes formas. Drew dice que sus náuseas y vómito se calmaron cuando trató su ansiedad en terapia, pero no desaparecieron por completo, e igual tuvo que encontrar otras formas de tratar los síntomas.

"Solía auto medicarme con marihuana y tuve mucho éxito reduciendo las náuseas y aumentando mi apetito, pero desafortunamente con el paso del tiempo, también comenzó a aumentar mi ansiedad", dice. "Ahora, hay gomas de CBD en todos lados, y he encontrado que ayudan con la relajación y las náuseas sin añadir ansiedad".

De La Cerda ha tenido experiencias útiles en terapia que han ayudado a reducir por completo tanto sus náuseas como su ansiedad. "La terapia me ha enseñado muchas habilidades para ayudar a combatir algunos de los síntomas más fuertes y cuando siento que voy a vomitar, solo intento permanecer presente y respirar". Goodman dice que si uno vomita cada vez que está ansioso, y eso interfiere con la vida de uno (o simplemente se vuelve muy molesto), hablar con un doctor o profesional de salud mental podría ser una buena manera de empezar a tratar el problema—incluso si no desaparece por completo.

"Si uno experimenta náuseas con la ansiedad, eso podría ser algo que continuará", dice. "Pero la frecuencia del vómito podría disminuir, y uno podría tener más control sobre ello". De cualquier forma, es normal para tu cuerpo experimentar síntomas de ansiedad, bien sea vómito ansioso, ganas de defecar por la ansiedad o los nervios, sudoración excesiva. Y lo que he aprendido, es que entender por qué el cuerpo de uno está reaccionando de la manera en que lo hace puede ayudar mucho en convertir a esos síntomas en algo menos aterrador, y ayudarle a uno a controlarlos.

"Las náuseas son muy comunes, y como todos los síntomas de la ansiedad, no debería nunca impedirle a uno hacer lo que quiere hacer", dice Goodman.

]]>
qvqz57Kimberly TruongRajul PunjabiPaola LlinásvómitoSalud MentalToniccuerpoansiedadnauseasmente
<![CDATA[La cerveza artesanal colombiana podría desaparecer por los impuestos de Duque]]>https://www.vice.com/es_latam/article/pa5m9g/cerveza-artesanal-colombiana-desaparecer-impuestos-duque-iva-ley-financiamientoFri, 07 Dec 2018 22:30:10 +0000 Artículo publicado por VICE Colombia.


A los colombianos nos encanta tomar cerveza. Más que cualquier vino, wiscacho, guarapo o, incluso, más que el aguardiente. De Leticia a Maicao, lo que nos une como país es el chupe, sobre todo de cerveza. Los datos son certeros: un colombiano toma en promedio 51 litros al año de alcohol de los cuales la cerveza representa el 66 por ciento de ese consumo.

Lo que muchos no sabemos es que en los márgenes de la superindustria, encabezada en Colombia por la empresa Bavaria, se mueven pequeños cerveceros independientes que fabrican su propia bebida. Empresarios pequeños, aún más obsesionados con la cerveza que el resto de nosotros, que están en peligro de desaparecer por la Ley de Financiamiento que por estos días se discute en el Congreso.

Venga le explico: cuando el presidente Iván Duque llegó a la Presidencia, una de las cosas que él y los que llegaron con él dijeron, es que faltaba plata para todo lo que había que hacer en el país en 2019. Para ser preciso, 14 billones —con b de billón— para que el presupuesto cubriera todo lo que el gobierno tiene que financiar: salud, educación, vivienda, minería, en fin. La solución del gobierno fue hacer una ley que permitiera recoger más plata, con IVA, con impuestos, y reunir lo que falta. Es decir, una ley que obligue a la gente a pagar más por lo que compra, lo que usa, lo que gana.

La ley todavía no es ley, es un proyecto, y con eso quiero decir que es un mamotreto de hojas que todos los días, a medida que se va discutiendo en el Congreso, cambia: le quitan cosas, le ponen otras. En cada debate de siete horas se define la suerte económica de algún sector: los moteros, los que trabajan por prestación de servicios, el cine, los pensionados, la cerveza.

Cada tema es un drama. El drama de la cerveza es que las artesanales podrían subir tanto de precio que los pequeños empresarios estarían en riesgo de quebrarse. Nadie las compra, los empresarios dejan de vender, y por ende se quiebran.

En este momento, la cerveza en Colombia tiene un impuesto monofásico: si se aprueba la ley de financiamiento tendría un impuesto plurifásico. Eso que suena a sancocho lo que significa es que el impuesto que paga la cerveza se le cobra a los que la hacen, no al que la compra. Es decir que usted, señor, señora, que compra cerveza cada viernes, no está pagando impuestos cuando compra sus bebidas. Con la nueva ley sí lo haría, y eso significa que la cerveza le saldría más cara al consumidor. También quiere decir que los pequeños cerveceros venderían aún menos de lo que venden hoy porque no podría competir con los precios de Bavaria. Y, a menos que uno tuviera plata, preferiría la cerveza más barata.

Por eso la Asociación Colombiana de Cerveceros Artesanales le mandó un derecho de petición al Congreso, pidiéndole que por favor reconsidere: que si hace esto, ellos se van a quebrar, y que de todas maneras no es mucho lo que pueden recaudar poniéndole más impuestos a las cervezas artesanales.

"La participación del mercado de cerveza en Colombia está compuesto por cerca del 98,65% AB Inbev [la empresa dueña de Bavaria], 1% cervezas importadas y 0,35% artesanales. Lo que representa el recaudo de la industria de cerveceros artesanales por concepto de este impuesto es mínimo frente al mercado potencial de las cervecerías industriales, pero la afectación para cada micro cervecería es potencialmente grande", dice el derecho de petición que entregó la asociación el pasado 25 de noviembre.

El Congreso ya respondió el derecho de petición. Su respuesta era que había que analizar más el tema, porque todavía no tenían una decisión al respecto.

En términos de precio, el precio de la cerveza artesanal subiría un 30 por ciento según Pablo Santos, representante de la asociación y dueño de Moonshine, una cervecería artesanal. Su cerveza, por ejemplo, que se vende entre 8.000 y 10.000 pesos al público, terminaría costando entre 10.000 y 13.000 pesos. Y la plata que le llegaría al gobierno por esas ventas, las del 0,35 por ciento que representan la venta de cervezas artesanales, pues no hacen mucha diferencia.

"Entendemos que el gobierno tenga sus necesidades de impuestos, pero gravar a la cerveza artesanal independiente con este nuevo impuesto lo que haría es básicamente que muchas cervecerías cierren puertas, quiebren, no se formalicen", dice Pablo Santos. Porque es que en Colombia, a pesar de que existen cerca de 320 cervecerías independientes, solo el 20 por ciento de ellas, o sea unas 64, están formalizadas. Es decir, pagan impuestos y hacen todo lo que la ley obliga. Si les cobran más plata, más impuestos —porque además ya pagan un impuesto especial de cerveza que es del 48 por ciento— el resultado es que menos paguen impuestos.

¿Me siguen? Como les cobran más, mayor número de cervecerías optan por no ajustarse totalmente a la ley y entonces pagan menos impuestos y el gobierno recibe menos plata. ¿Estará entendiendo esto tan simple el presidente Duque?

Pero los cerveceros artesanales, me contó Pablo Santos, tienen un plan que, de hecho, echa mano de una herramienta de este gobierno para usarla su favor. La respuestas es el incesante sonsonete de la "economía naranja". La asociación le propuso a la Presidencia que los acojan como proyecto piloto de la economía naranja y que creen un plan de apoyo al pequeño empresario, algo que los ayude a ellos pero que no vaya a beneficiar a las grandes industrias. Santos dice que, por el momento, la Presidencia ha recibido con amabilidad la propuesta y están pendientes de su decisión.

"Realmente lo que nosotros podíamos hacer ya quedó hecho. Queda esperar si pasa en plenaria la ley de financiamiento. Y, si llega a pasar, trabajar con Presidencia y con el Gobierno para ver cómo podríamos apoyar la industria del cervecero artesanal", dice Santos.

Solo nos queda esperar a ellos y a nosotros, los cerveceros empedernidos, qué pasa con el precio de nuestro combustible de vida. Mientras tanto, podríamos pedir la cerveza artesanal que tenemos por ahí cerca. Al menos hoy.

]]>
pa5m9gJacobo PiñaAndrés Páramo IzquierdoMunchiescervezaimpuestosVICE Colombiacerveza artesanalIVA
<![CDATA[¿Es seguro poner comida en tu vagina?]]>https://www.vice.com/es_latam/article/mby998/broadly-es-seguro-poner-comida-en-tu-vaginaFri, 07 Dec 2018 21:20:20 +0000Artículo publicado originalmente por Broadly Estados Unidos.

Las fresas cubiertas de chocolate, la crema batida, las ostras y los plátanos cubiertos con condones no son todos afrodisíacos, pero todos ellos están asociados con el sexo. Desde American Pie hasta nuestras canciones pop favoritas, la combinación de comida y sexo en la cultura pop es algo generalizado, pero ¿el sexo donde se incorpora comida es realmente seguro para los cuerpos involucrados?

En la canción "Birthday Cake" de Rihanna, ella canta: "Ni siquiera es mi cumpleaños, pero él quiere lamer el glaseado". Es muy probable que ella haya usado el glaseado como un eufemismo, pero ¿y si no? Según la ginecóloga y autora del libro The Complete A to Z for Your V, Alyssa Dweck, no es buena idea lamer el glaseado (o la mayoría de los alimentos) en la vulva de alguien. Sin embargo, otras áreas superficiales del cuerpo que no tengan orificios son perfectas para esos fines, siempre que no haya alergias a alimentos específicos.

"Como una ginecóloga tradicional, no soy defensora de poner comida en la vagina", le dijo la Dra. Dweck a Broadly. "Al hacerlo, existe el riesgo de infección, ya que cualquier sustancia puede alterar potencialmente el pH de la vagina, o podría estar contaminada de alguna manera y provocar una infección".

Según la Dra. Dweck, uno de los principales riesgos de insertar alimentos en la vagina es la dermatitis de contacto, una erupción que causa irritación y ardor, pero que no es una infección. Sin embargo, las infecciones urinarias, las infecciones por hongos y la vaginosis bacteriana pueden ocurrir como resultado de la introducción de alimentos en la vulva si las bacterias colonizan cerca de la uretra, o si la vagina no puede corregir su nivel de pH alterado de forma natural después de introducirle algo que desequilibre su balance, como pasa con varios alimentos.

Hay algunas sustancias que técnicamente son alimentos a los que la mayoría de las vaginas no son aversas. "El aceite de coco es un lubricante maravilloso", dice la Dra. Dweck. “Para algunas personas, [puede] plantear un problema de pH y causar una infección, pero no para la mayoría”. (Solo hay que tener cuidado de no usar aceite de coco con condones de látex, ya que es probable que los degrade). El aceite de coco también es un gran aceite para masaje, que es mucho más de lo que se puede decir de las fresas o los plátanos, y le agrega un sutil sabor tropical al juego oral.

El aloe vera es otro lubricante natural y comestible; solo hay que asegurarse de que sea 100% de aloe vera y es mejor hacer un test epicutáneo antes de ponerlo sobre o dentro de cualquier orificio para asegurarse de que sea comestible y que no incluya otros ingredientes que puedan ser irritantes para la vagina.

La Dra. Dweck dice que ponerle un condón a un pepino o plátano ciertamente es más seguro que insertarlo sin uno, pero aún así no está de acuerdo con su inserción en la vagina. "¿Podría haber salmonela en estas cosas?, ¿o pesticidas? Simplemente no lo sabes", nos dice. "Hay muchos objetos que son más apropiados para usarse en los juegos sexuales, ¿por qué no recurrir a algo diseñado específicamente para eso?".

La Dra. Dweck me recordó que las vulvas y vaginas tienen diferentes niveles de sensibilidad, lo que significa que el hecho de que las vaginas de algunas personas reaccionen bien ante diversos lubricantes y alimentos no significa que la tuya lo hará también y viceversa.

Cuando se trata de juegos sexuales con comida, se aplican reglas diferentes para las diferentes partes del cuerpo y los órganos sexuales. Si bien el ano se ocupa de muchas bacterias de forma natural, la Dra. Dweck tampoco aboga por insertar alimentos ahí, ya que es probable que la comida no tenga una cuerda o plataforma unida para evitar que se pierda o se atasque. Los interesados en el juego sexual con comida en el pene tienen un poco más de suerte. La Dra. Dweck dice que "no hay problema con la comida en [el] pene ya que es piel externa, aunque algunos hombres pueden ser sensibles a ciertos artículos". Sin embargo, advierte que se debe evitar frotar o insertar cualquier alimento en o sobre la uretra, por lo que lo mejor es mantener los alimentos que son sucios o que lo embarran todo fuera de la habitación. La Dra. Dweck aboga por el uso del sentido común cuando se trata de qué alimentos aplicar en el pene (por ejemplo, es posible que deseemos evitar el ardor de la salsa picante en los genitales).

Como doctora, cuando se trata de comida y juegos sexuales, la Dra. Dweck reconoce que en su mayoría ha visto los peores escenarios, algunos de los cuales han terminado con pacientes que requirieron cirugía. "Las personas que vienen a mi oficina son las que han tenido un problema porque se involucraron en juegos sexuales con comida", explica. "Las mujeres que están en casa dándose placer, y usan el sentido común al hacer algo que les resulta divertido, no vienen a mí con un problema". Si pruebas los juegos con comida, haz lo posible por pertenecer a este último grupo.

]]>
mby998Leila EttachfiniAmy Rose SpiegelLaura CastroVICE USBroadlyvaginassexosexualidadcomidaSaludsalud sexualalimentossexo y comidasexo con alimentos