¿Por qué las drogas te dan ganas de ir al baño?

Nadie habla de esos apretones después de haberse metido algún psicotrópico.

|
feb. 16 2018, 1:00pm

Ilustracion por Joshua Hanton, de la 'Guía definitiva para cagar en discotecas'.

Hay cosas que, aunque todos hacemos, a todos nos da vergüenza contar. Cosas como aguantar de pie en el metro sin agarrarnos para ver cuánto somos capaces de durar, oler nuestra ropa interior antes de echarla a lavar o hablar por WhatsApp mientras cagamos.

Cosas que creemos que nos hacen únicos y dignos de protagonizar una sitcom pero que un día, cuando nos atrevemos a confesar, descubrimos que todo el mundo hace. Que son el sumum de la normalidad silenciada, y que avergonzarnos de ellas y creer que somos los únicos que las hacemos forma parte de su naturaleza.

Las ganas de defecar tras consumir drogas es una de esas cosas. Nadie habla de esos apretones. De esa necesidad de penetrar a la inversa después de haberse metido algún psicotrópico. De esa urgencia por evacuar que le sobreviene a uno justo después de meterse una raya o de tomarse una pastilla. Porque pasa, y pasa mucho. Si no le ocurriera a mucha gente no se escribirían guías completas para cagar en baños de discotecas.

Para arrojar luz sobre este secreto a voces contactamos a Fernando Caudevilla, médico asesor de Energy Control y probablemente el doctor que más sabe de drogas de la Deepweb, para descubrir las causas.

VICE: ¿Por qué cuando te drogas te entran ganas de ir al baño?
Doctor Fernando Caudevilla: Bueno, depende de a qué tipo de ganas de ir al baño te refieras. Puede ser para meterse más, como la cocaína (risas).

Hablaba de "ganas de ir al baño" refiriéndome a cagar. A mucha gente le pasa cuando consume MDMA, pastillas o cocaína.
Hay drogas que estimulan el sistema digestivo y favorecen el peristaltismo, que es el conjunto de movimientos de contracción del tubo digestivo que permiten la progresión de su contenido desde el estómago hacia el ano. Es decir, es el proceso que hace que queramos ir a hacer caca. El tabaco puede ser una de esas drogas, y los estimulantes también (cocaína, anfetaminas...) En el caso del MDMA, a veces produce náuseas, que también puede ser interpretado como "ganas de ir al baño".

¿Hay algún componente psicológico en ello? Hay quienes dicen que incluso antes de drogarse ya experimentan esas ganas de ir al retrete.
Bueno, lo físico y los psicológico están muy relacionados. Las propiedades de los fármacos son las que determinan si su efecto es laxante o estriñente, pero también puede ocurrir que los nervios, o la anticipación entren en juego.

¿Con otras drogas, como los opioides, no ocurre?
No, con los opioides ocurre lo contrario. Provocan estreñimiento. Los efectos de cada sustancia son distintos en todos los ámbitos —sistema nervioso, sistema digestivo— y vienen marcados por su composición. Es la farmacología de las sustancias. Los que provocan ganas de defecar son el tabaco o los estimulantes porque favorecen el movimiento intestinal.

¿No es cierto eso de que ciertas drogas relajan los esfínteres?
Hay una que sí, el popper. El popper relaja el esfínter interno, pero eso no quiere decir que tenga que provocar ganas de ir al baño, ni diarrea. Relaja el interno, pero el esfínter externo, que es el que controlamos, no.

¿Es cierto que las ganas de evacuar son porque corten la droga?
No tiene por qué. Pueden dar ganas de ir al baño con estimulantes que no estén cortados con sustancias laxantes (como la cafeína).

Este artículo fue publicado originalmente en VICE España.

Más VICE
Canales de VICE