Quantcast
Munchies

El bar canadiense famoso por decorar sus bebidas con un dedo humano recibe la generosa donación de 3 dedos nuevos

Un aventurero británico les donó los dedos del pie que perdió por congelación en el Ártico del Yukón.

PorJelisa Castrodaletraducido por Laura Castro

Foto vía Flickr, usuario TravelingOtter.

Cuando un autodenominado "borracho tonto" robó el único ingrediente crucial en el cóctel Sourtoe del bar de un hotel en Dawson City, el personal del lugar lógicamente estaba furioso. "Los dedos son muy difíciles de conseguir", dijo en ese momento Terry Lee, el 'Capitán dedos' del Downtown Hotel. (El ladrón finalmente devolvió el dedo por correo).

Pero en las próximas semanas, un empleado de correos de Dawson City, Yukon, sin saberlo, entregará al bar del hotel tres dedos frescos que le servirán de reserva.


Relacionados: Las bacterias pueden vivir en cubos de hielo, pero no en el whiskey


Nick Griffiths, un exmarine real de Bolton, Inglaterra, perdió tres de sus dedos del pie después de intentar completar la carrera Yukon Arctic Ultra de 500 km en febrero. Sólo 21 personas participaron en el evento —considerado "el más frío y el más duro del mundo"—, y Griffiths fue uno de los cinco competidores que fueron retirados de la carrera por el personal médico en su segundo día de participación. Había alcanzado la marca de los 100 km y sabía que había desarrollado congelamiento en manos, cara y orejas, pero no tenía idea de que sus pies estaban completamente dañados, gracias a temperaturas bajas "sin precedentes" de -54 grados Celsius.

Griffiths fue transportado primero en una moto de nieve y luego en un camión hasta el Hospital General de Whitehorse, donde descubrió el destino de sus pies. "No estaba particularmente preocupado, el médico entró y echó un vistazo", le dijo a Bolton News. "Dijo esto es congelamiento de tercer o cuarto grado. Es tan malo como podría serlo. Vas a perder algunos o todos tus dedos de los pies".

Mientras estaba en el hospital, una enfermera le mostró un video donde ella misma bebía un cóctel Sourtoe del Hotel Downtown y le contó sobre la bebida. Cuando Griffith se enteró de que tendrían que amputarle tres dedos, escribió al bar para preguntar si podía donárselos.

"Me respondieron y dijeron que realmente les encantaría tenerlos y que me inmortalizarían para siempre en su salón de la fama si lo hacía", le dijo a Canadian Press. "Así que le pregunté al cirujano si podía conservar mis dedos cuando me ingresó al quirófano. Y dijo: 'Vaya, es una pregunta extraña, pero puedes conservarlos' ". (El gerente del bar dijo que estaría ansioso por recibir estas nuevas contribuciones porque los dedos gordos de los pies, como el que Griffiths les enviará, son "los más carnosos").


Relacionados: Un tipo hizo vino casero usando una olla de presión electrónica



En este momento, los dedos recién amputados de Griffiths todavía están en tres pequeños frascos, almacenados dentro de un armario en su habitación. Está tratando de encontrar la mejor manera de enviarlos al noroeste de Canadá, lo que puede implicar enviarlos o no por correo. MUNCHIES trató de comunicarse con Griffiths para obtener más información acerca de sus donaciones, pero aún no hemos recibido respuesta.

Revisen los sellos postales, carteros de Yukon. Es posible que en este momento estén entregando algunos dedos amputados.