Quantcast

Trolls, bots y legiones: La guerra por el internet en México

De manifestaciones a campañas políticas, mucho de lo que ves en la calle se engendra desde la oscuridad de las redes.

El pasado 4 de enero, mientras en el norte de la Ciudad de México se realizaban saqueos organizados en contra de tiendas departamentales, más de 1,500 mensajes se compartieron en una hora usando la etiqueta #SaqueaUnWalmart para incitar el caos y difundir información falsa sobre ataques en toda la capital. Lo mismo ocurrió en Monterrey al día siguiente: mientras la manifestación pacífica contra el gasolinazo llenaba la Macroplaza, cientos de cuentas difundían información de falsos saqueos en la calles de la ciudad. Unos días después, el 18 de enero, tras el tiroteo en el Colegio Americano de Monterrey, se emitieron más de 20 mil mensajes adjudicándose la tragedia, lo que provocó un pánico colectivo que los medios de comunicación no tardaron en amplificar.

¿Quién tiene la capacidad de realizar estas operaciones y tan rápido? ¿Cómo se formaron estos grupos? ¿Cuál fue su evolución para llegar a este tipo de acciones?

Su origen es tan lejano como 2006 y se usaron principalmente para "reventar" blogs, foros y sitios web afines a la oposición que había perdido las elecciones. El actuar de los trolls profesionales se dirigió rápidamente en contra de cualquier voz disidente y nació entonces una añeja rivalidad contra un grupo de activistas que hasta hoy tratan de evitar que éstos continúen actuando. Decenas de blogs fueron víctimas de incesantes ataques y amenazas en los comentarios, lo que los obligaba a cerrar rápidamente. Las redes sociales aún no tenían el poder que ahora, por lo que estas operaciones ahora forman parte de la metahistoria de internet.

2009 es el punto de inflexión. Twitter rápidamente multiplica su numero de usuarios en Mexico. La gráfica muestra el aumento de interés en la red social teniendo su primer crecimiento significativo en marzo de 2009 el mes que brota la pandemia de Influenza.

En ese momento, Twitter no tenía la presencia que ahora tiene en México. No fue hasta la llegada de la pandemia de la Influenza AH1N1 en 2009 que esa extraña red social mostró su potencial informativo, pasando de 30,000 a 100,000 usuarios. Muchos de los bloggers de 2006 —tanto activistas, de tecnología, música y moda— se abrieron una cuenta. Nacieron también nuevas comunidades para informar lo que pasaba en el país, decenas de radios comunitarias, blogs y comunidades para compartir consejos sobre cómo hacer frente a esta enfermedad.

A mediados de 2009 nació el primer movimiento masivo en red de México y de los primeros del mundo: #InternetNecesario, que se convirtió en Trending Topic global durante dos semanas, a los que siguieron la campaña #VotoNulo y la tendencia #SME en apoyo a los trabajadores electricistas que marchaban masivamente luego de la extinción de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro.

#InternetNecesario uno de los primeros movimientos red en el mundo; foto: Picssr Flickr.

Se trataba de un nuevo fenómeno difícil de entender: personas sin líderes que se organizaban en redes salían a la calle y causaban repercusiones internacionales. Los medios tradicionales se toparon finalmente con un rival que contrastaba su verdad absoluta. Estos informadores ciudadanos tuvieron su apogeo en 2010, y fue entonces que se encontraron con su principal obstáculo en ese momento: el señalamiento por parte de los medios tradicionales—principalmente la televisión— de que las redes sólo generaban desinformación. 

Sin embargo, un suceso en específico llamó la atención pública y ayudó a consolidar a las redes sociales como una fuente de información inmediata que cambiaría la relación entre redes, medios y audiencia. En marzo de 2010, la ciudad de Camargo en Tamaulipas sufrió una de las peores jornadas de violencia dentro de la guerra contra el narco. Mientras en la televisión se negaban los hechos y se calificaban de rumores, una videoblogger y un nuevo movimiento informativo en Twitter llamado #ReynosaFollow lograron mostrar al mundo lo ocurrido:

2012: la llegada de los peñabots y la respuesta colectiva

El 6 de febrero de 2012 se registró la primer tendencia masiva usando bots en apoyo de un candidato:  

"En un solo día, la exsecretaria de Educación elevó el número de seguidores y sigue en asenso. El pasado 31 de enero la panista contaba 245 mil 594 seguidores en Twitter y para hoy ya suma 277 mil 163, una diferencia de más de 31 mil seguidores...", publicaba Proceso el 6 de febrero de ese mismo año. "Sin embargo, en un blog llamado 'Pateando Piedras', se presume que el equipo de campaña de la virtual candidata panista, 'hizo trampa' para fabricar esos TT".

Poco tiempo después nació la primera tendencia a partir de decenas de miles de bots afines a Peña Nieto: #Ectivismo. Esta tendencia fue denunciada por decenas de activistas —algunos con experiencia tras lo ocurrido en 2006— que crearon el movimiento #CazaUnBot para hacer frente y desactivar la actuación de las operaciones automatizadas.

Peñabot capturados por #CazaUnBot.

Las cuentas afines al PRI eran decenas de miles. En declaraciones que hizo a Bloomberg, el cracker Andrés Sepúlveda asegura haber trabajado en la campaña de Enrique Peña Nieto con un ejército de 30,000 cuentas automatizadas para crear decenas de tendencias y difundir noticias falsas: 

"Sepúlveda administraba miles de perfiles falsos de este tipo y usaba las cuentas para hacer que la discusión girara en torno a temas como el plan de Peña Nieto para poner fin a la violencia relacionada con el tráfico de drogas, inundando las redes sociales con opiniones que usuarios reales replicarían. Para tareas menos matizadas, contaba con un ejército mayor de 30,000 cuentas automatizadas de Twitter que realizaban publicaciones para generar tendencias en la red social", se lee en la publicación

El cracker colombiano en una captura de Twitter.

Los rumores de saqueo en Ciudad Neza y el 1DMX

Los rumores de saqueos y balaceras que fueron difundidos por trolls y bots recientemente en el Estado de México y la Ciudad de México tienen su antecedente en septiembre de 2012, cuando se esparcieron rumores similares de violencia en el oriente de la ciudad y en los municipios de Ciudad Nezahualcoyotl y Chimalhuacan, en donde supuestamente hordas de hombres con antorchas y cuchillos causaban destrozos en comercios y atacaban a la gente.

"Las versiones de enfrentamientos entre grupos armados eran falsas. Las afirmaciones en las redes sociales que se habían instalado retenes militares en esa zona, también. Todos los dichos repetidos de balaceras y golpes, no tenían sustento con la realidad", reportaba el medio 24horas el 7 de septiembre de 2012. "Un vocero de la presidencia municipal de Neza insistió en la misma red social que no había problema alguno en la zona, pero no le creyeron".

Para entonces el movimiento estudiantil #YoSoy132, potenciado principalmente por las redes sociales, se preparaba para lo que sería su última protesta el primero de diciembre de 2012. Pero la par de las convocatorias pacíficas, cientos de bots diseminaban llamados a tomar violentamente el Congreso y replicaban por la red manuales para fabricar bombas caseras y actuar en contra del cerco de vallas que protegerían las investidura de Peña Nieto.

A la manifestación pacifica del #1DMX llegaron grupos de encapuchados y, como fue documentado entonces, salían también hombres de atrás de las vallas para provocar los primeros enfrentamientos. Esto fue considerado por algunos medios como la primera acción coordinada de bots, trolls y violencia en las calles en contra de la legitima protesta.

Sin embargo, la respuesta ciudadana fue ejemplar: se creo un nuevo movimiento que pedía la liberación de los cientos de presos y que finalmente lograría el pago de indemnizaciones y una disculpa pública de las autoridades por la excesiva violencia policiaca.

Ruido explícito y la guerra de Anonymous

La legión Holk, la secta científica y grupos similares tienen su origen en una batalla que —aunque entonces pasó desapercibida— logró desarticular un grupo de trolls y bots que en 2013 generaba diariamente hasta diez tendencias de odio y ataques a activistas. De acuerdo con el colectivo Anonymous, la encomienda de estos grupos era generar la sensación de que las redes sociales —y concretamente Twitter— parecieran un lugar peligroso y censurable. Una cuenta de Internet llamada @RuidoExplicito se jactaba de generar a veces hasta cinco Trending Topics de odio, y tras su desaparición repentina miembros de su equipo comenzaron a trabajar por su cuenta.

Relacionado: Así es como los peñabots censuran a los disidentes en México

La última aparición de los bots pro Peña Nieto fue el 5 de diciembre de 2014 cuando actuaron en contra del Trending Topic #YaMeCansé, que se mantuvo como tendencia mundial durante 26 días y que sirvió para articular cientos de protestas que exigían justicia y la aparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa. El resultado fue una mayor coordinación entre distintos activistas, que finalmente generaron 35 versiones nuevas de esta tendencia y lograron eliminar cerca de 30,000 cuentas de bots de las 75,000 que participaron.

El origen de las legiones.

La siguientes actuaciones de los bots fueron cada vez menores; los cambios en los algoritmos de Twitter dejaron sin utilidad el potencial que tuvieron para crear tendencias en 2012. Sin embargo, esto generó un nuevo comportamiento inaugurado el 22 de marzo de 2014, en el que para crear una mala imagen del Hell & Heaven Fest se usaron por primera cuentas de bots mezcladas con cuentas de "influencers" con el fin de crear el Trending Topic #LoImportanteEstuSeguridad.

Con esta primera gran operación inició la era de los teams: decenas de influencers comienzan a involucrar a sus comunidades de apoyo con regalos que van desde un simple retweets hasta boletos de conciertos, tarjetas de Spotify o participación en eventos. Algunos de los teams más representativos en México incluyen "Los Ingenieros", "Los Under", "Los Borrachitos", "El Escuadrón Suicida".

Pero el fenómeno de los equipos abrió paso a un fenómeno digno de un estudio sociológico: las legiones, que consiste en la creación de grupos de Facebook para generar grandes ataques principalmente en Twitter. El primero y más grande de esta era ocurrió en marzo de 2016, cuando la recién nacida Legión Holk creó la tendencia global #MujerGolepadaEsMujerFeliz. Decenas de miles de cuentas, principalmente desde Perú y Ecuador, compartían imágenes de violencia hacia las mujeres. Como resultado, se articularon decenas de colectivos feministas que lograron el cierre de muchas cuentas y la actuación de autoridades en varios países que poco a poco han ido diluyendo este grupo.

Recientemente, tras la tragedia ocurrida en el Colegio Americano de Monterrey, la Legión Holk se adjudicó el tiroteo. Sin embargo, las autoridades mexicanas rápidamente desmintieron esta intención, ya que apenas participaron 5,000 cuentas en esta última operación de las decenas de miles que tuvieron cuando comenzaron a actuar en apenas un año. 

Parece que termina una era y comienza otra que apenas podemos imaginar. Grupos de activistas, bloggers y los colectivos de Anonymous han actuado conjuntamente en la batalla por la red y por la libertad de expresión. Tras el apogeo de los trolls y bots en contra la movilización en red es preocupante saber cuál será el siguiente paso para intentar diluir la organización social. En diez años que lleva esta batalla, desde los blogs hasta las redes sociales, cabe preguntarse qué ocurrirá en 2018, ¿que intentarán para luchar en contra de la libertad de opinión y elección en la red?