Imágenes cortesía del artista.

La venida del señor: pinturas para cuestionar el prejuicio

Fabián Chairez confronta la doble moral que crece en las personas a través de una mala interpretación de los preceptos.

|
may. 17 2018, 6:02pm

Imágenes cortesía del artista.

Artículo publicado por VICE México.

Cuando pienso en el concepto de masculinidad que impera en gran parte del imaginario mexicano fácilmente me viene a la mente la imagen de hombres agresivos con cuerpos bien formados y correosos, piel morena y ojos oscuros. Pero, ¿qué ídolo de nuestra nación podría asemejarse tanto a esta fantasía? Los luchadores enmascarados y ataviados que resaltan cada uno de sus atributos a través de sus trajes.

Imagen cortesía del autor.

Fabián Chairez, es un artista plástico que, si vives en CDMX, probablemente conoces por el mural del Marra. En su obra utiliza estos personajes como estandarte en promoción del orgullo y a la feminidad como contrapeso de una sociedad llena de prejuicios y contradicciones, pero sobre todo de complejos.

Fabián frente a su mural en El Marra de CDMX.

Es a través de estos dioses enmascarados de la cultura mexicana que Fabián nos reta a cuestionar lo mucho que podemos llegar a sobrevalorar la masculinidad, una ficción con la que nos encanta jugar y de la cual nos vestimos a diario, especialmente dentro de la comunidad LGBT.

Imagen cortesía del autor.

Con una técnica de armadura, Fabián se lanza de frente a nosotros para sacar a la luz nuestros complejos más arraigados, haciéndonos preguntas sobre por qué tener la piel morena está mal, o por qué la feminidad en un hombre puede ser motivo para restarle valor como ser humano.

Imagen cortesía del autor.

De la misma forma, pero sin despreciar la religión, confronta la doble moral que crece en las personas a través de una mala interpretación de los preceptos católicos, intentando transgredir con su pincel aquellas prácticas que van en contra de la libertad individual, como han sido las marchas que “defienden la familia” y demás actos homofóbicos.

La Venida del Señor. Imagen cortesía del autor.

Apoyándose en los contrastes y posiciones sumamente sugerentes, Fabián toma todos estos personajes para revestirlos de erotismo, feminidad y perversidad con el único fin de sacudirnos desde nuestro yo más profundo, de incomodarnos hasta concientizarnos acerca de las bases sobre las que hemos construido nuestra ética y hasta qué punto seguimos portando la máscara que la sociedad mexicana nos sigue imponiendo.

La Tempestad. Imagen cortesía del autor.

Conoce más sobre el trabajo de Fabián Chairez aquí.


Puedes seguir a Adan en Instagram.

Más VICE
Canales de VICE