Quantcast
Creators

Serkan Özkaya critica la burocracia y el arte occidental con imitaciones incómodas

La reinterpretación del legado estético de la humanidad.

Jessica Romero

Imágenes cortesía del artista.

Este artista conceptual cuestiona la naturaleza de la apropiación y reproducción en el arte ¿cuáles son sus límites, cuáles sus transgresiones? A partir de estas ideas, Serkan Özkaya desborda lo existente. De Duchamp a Miguel Ángel, este turco-americano re-crea sus propias versiones de obras emblemáticas. A través de performances, esculturas y gestos conceptuales que evocan la historia, el arte y la literatura, Özkaya reinventa lo existente, recordándonos que cualquier obra de arte es por definición inacabada.

Özkaya creció en Estambul y desde muy temprana edad se interesó en el arte occidental. Al reproducir obras emblemáticas de la historia del arte, brota en este artista la inquietud por explorar ideas como originalidad, replica y emulación, aspectos que tiempo después servirían como detonantes conceptuales en sus creaciones.

Con estudios en el campo de las artes y con intereses precisos en el lenguaje y literatura alemana, Özkaya publica en 2001 Genio y Creatividad, un análisis comparativo donde convergen los trabajos musicales de Arnold Schoenberg, la literatura de Tomas Mann y las ideas filosóficas-musicales de Theodor Adorno.

Dentro de sus trabajos seriales, Özkaya explora la vertiginosa relación entre arte y burocracia, como su serie Dear Sir o Madam (1996-2009) en la que muestra una compilación de la correspondencia sostenida con instituciones culturales, como la conversación epistolar con el Louvre, solicitándole voltear la Mona Lisa de cabeza, o las cartas enviadas al gobierno alemán para re-envolver el edificio del Reichstag. Pero, también, expone una perspectiva micro-política del mundo, como su pieza Proletariat of all Countries (1999-2011), la cual conformada por una colección de figuras rojas de hule espuma pegadas al piso, abre una paradójica postura en la que el espectador es invitado a pisotear las figuras rojas, como metáfora de las clases trabajadoras dominadas y a la vez poseedoras de un inmenso poder de recuperación e indestructibilidad.

Sus proyectos seriales no se restringen a exhibiciones dentro de galerías o museos, éstas también se apropian del exterior, convirtiendo las calles en extensiones de las salas de exhibición. Tal es el caso del proyecto realizado en 2000 What A Museum Should Really Look Like (Large Glass), en el que Özkaya coleccionó alrededor de 30,000 diapositivas de diferentes artistas, galerías e instituciones y las mostró en la galería de arte Kazim Taskent, ubicada en una de las principales avenidas peatonales de Estambul. Así, durante el día, las diapositivas se podían leer desde el interior de la galería y por la noche, al encender la luces, se convertían en un mosaico exterior que era parte de la calle.

No sólo reconfigura el espacio, Özkaya también re-territorializa las posibilidades de experimentar la obra de arte fuera del museo, abriendo una nueva reflexión de la experiencia y de la estética en el arte. Ejemplo de ello lo podemos apreciar en la serie de intervenciones de medios impresos, como el periódico turco Radikal, donde la portada y contraportada son transformadas en dibujos de edición limitada que el espectador puede adquirir al precio del periodo. Esta intervención formó parte de una exposición colectiva denominada The Poetics of Proximity, la cual fue exhibida en el Guggenheim en 2004.

La posibilidad de repetición y reinterpretación son dos variantes que atraviesan las creaciones de Özkaya. Variaciones y resonancias que resurgen no como copias de lo mismo, sino más bien como gestos diferenciales en los que se mezclan materialidades que despliegan otras configuraciones del espacio, también, del tiempo. Así, en 2005, como proyecto de la Biennal de Estambul, Özkaya presentó David (inspired by Michelangelo), replica de la obra renacentista de Miguel Ángel basada en un modelo de computadora en 3D. Desafortunadamente, durante el proceso de instalación, la estatua colapsó y fue destruida antes de su exposición en dicha Biennal. Posteriormente, Özkaya creó dos nuevas versiones de esta réplica, una de las cuales se ubicaría en el parque local Sazova Science, Art and Culture y otro fue adquirido por el 21c Museum Hotels en Louisville Kentucky.

Las réplicas o copias, resonancias o variaciones del original son ante todo una muestra de la memoria colectiva que acumula imágenes, las hace suyas y las reinterpreta en nuevas manifestaciones o brotes creativos. El mármol del David original se desplaza en otras materialidades, la técnica de la escultura adquiere rasgos estéticos y procesos artísticos donde convergen lo digital, la técnica y la tecnología como formas culturales no estáticas sino en constante mutación.

El viaje de una pila de papeles arrastradas por el viento, A Sudden Gust of Wind (2007-2013), obra que surge a partir de un grabado en madera del siglo XIX, autoría del pintor y grabador japonés Hokusai. En una época de innegable reproductibilidad, la variación de los objetos de arte tensa la paradójica relación entre original y copia, abriendo cuestiones inusitadas y perspectivas cambiantes de lo que es, lo fue y lo que será en el ámbito del arte, pero dejando claro que la inspiración es una impronta imborrable en el proceso creativo. Como parte de estas series replicantes, surge In One and Three Pasta (2012), eco de la canónica pieza de Joseph Kosuth One and Three Chairs (1965) y, recientemente, We will wait basada en la emblemática Étant Donnés (1946-1966) de Marcel Duchamp.

Colaborando con museos y galerías, estableciendo una alianza entre el espacio público y el privado y a la vez abriendo nuevos territorios para el arte en hoteles y restaurantes, Özkaya es un re-inventor implacable que deja a un lado los prejuicios que enmarcan la copia como la infidelidad hacia la obra de arte y, en cambio, la sitúa como posibilidad de exploración de lo que fue, pero que en tiempos modernos adquiere otras perspectivas estéticas a partir de otras materialidades y tecnologías emergentes.

Relacionados:
La historia del arte convertida en romance pop
Descubren un animal muerto en una pintura de Van Gogh
El Museo Guggenheim publicó más de 200 libros de arte gratis y descargables