Quantcast

Este suplemento te permite jugar como monstruo en Dungeons & Dragons

“Monstrous Races” de Tyler Kamstra ofrece recomendaciones para jugar con otras especies además de humanoides.

PorCameron Kunzelmantraducido por Elvira Rosales

Todas las imágenes son cortesía de Wizards of the Coast

Un juego exitoso de Dungeons & Dragons depende de un par de cosas. La primera es que necesitas algunos jugadores dispuestos a salir a aventurarse al mundo exterior. La segunda es que el mundo en sí mismo ofrezca cosas interesantes que buscar y encontrar. Un nuevo suplemento de Tyler Kamstra disponible a través de Dungeon Master’s Guild —una tienda en línea de contenido generado por usuarios de la 5ta. edición de Dungeons & Dragons— ofrece a los Dungeon Masters y jugadores herramientas completamente nuevas para conseguir ambas metas: razas de monstruos.

No soy gran fanático de usar “razas” en D&D cuando las especies son más apropiadas y el concepto de “raza” tiene una larga y pésima historia en la Fantasía en general y en este juego en particular. Si bien los libros oficiales de Wizards of the Coast tienen recomendaciones para crear jugadores con especies “monstruosas” como orcos, gente lagarto y gigantes, “ Monstrous Races” de Kamstra ofrece la posibilidad de jugar con especies que distan mucho de los humanoides. ¿Quieres jugar como un carrion crawler, el monstruo que mora en los calabozos y come carne podrida? Ahí encontrarás la manera. ¿Quieres experimentar cómo sería salvar una aldea como owlbear, una fusión entre búho y oso? Puedes hacerlo.

Como un Dungeon Master regular de la 5ta. edición, puedo ver situaciones en que el trabajo del suplemento de Kamstra será muy útil, en particular las secciones de “notas de diseño” que funcionan a través de la transformación de “monstruo” a “personaje”. Si bien tendría mis reservas para implementar este libro en mi propio juego por varias razones, “Monstrous Races” es un gran lugar para comenzar si eres un jugador o Dungeon Master que busca maneras de adaptar rasgos “monstruosos” en un juego más simplificado.


Relacionados: Conoce al dungeon master que se gana la vida jugando Dungeons & Dragons


Habiendo dicho esto, existen razones por las que los cloakers (monstruos que caen del techo para atrapar a los aventureros) y los búhos gigantes (o sea, búhos gigantes) no son razas“oficiales” en D&D. Se trata de un juego histórico que está muy bien construido y tiene un mundo con una estructura oficial, y si bien las reglas e implementaciones de este suplemento son interesantes, también valdría la pena jugar un juego sin estas características oficiales si quieres jugar como monstruo.

Dungeon World o World of Dungeons son juegos medievales donde la mecánica (en su mayoría) está separada de las especies y, por tanto, quizá permita ficciones creadas por los jugadores mucho más interesantes alrededor de los monstruos. Y si prefieres un enfoque distinto, Monsterhearts de Buried Without Ceremony se toma la monstruosidad muy en serio, la inserta en un escenario contemporáneo serio y se construye alrededor de acortar la separación entre los monstruos y el mundo social. Es como Buffy.

En cualquier caso, “Monstrous Races” es un suplemento interesante, y como Cecilia D'Anastasio escribió para Kotaku, al menos nos ofrece gusanos morados para jugar.