Dentro del bar de 'Rick and Morty' que cerró tras sólo una gloriosa noche

¿Gran inauguración? Gran cierre.

por Beckett Mufson; traducido por Álvaro García
|
ago. 23 2018, 12:30pm

John, 32 y Daniel, 32. Fotos por el autor y Justin Gellerson

El bar temático pop-up de Rick and Morty, el Wubba Lubba Dub Pub, cerró definitivamente el viernes pasado después de abrir sólo un día. Turner Broadcasting asestó un terrible golpe a Drink Company con una orden de cese y desistimiento y exigió que destruyera todo el arte hecho para el lugar o que cubriera un costo de licencia de 100,000 dólares.

El presidente de Drink Company, Derek Brown, le dijo a VICE que la acción legal fue completamente inesperada. "Es una cuota de licencia de seis cifras. Un espacio fanart de corta duración no puede gastar 100,000 dólares", comentó. "Puede tener sentido para una compañía de camisetas o un socio a largo plazo, pero está claro que esto fue hecho para cerrarnos".

Wubba Lubba Dub Pub fue una gota en un océano de homenajes de Rick and Morty generados por los fans, desde pins y pipas hasta fanfiction y exposiciones de arte, pero Adult Swim parece haber puesto un límite a este bar. "No podíamos estar seguros de que la experiencia cumpliera con nuestros estándares para... los fans, a quienes no queremos decepcionar", escribió la compañía en un comunicado el sábado. Es una pena, porque lo visité el jueves, que resultó ser la única noche en que estuvo abierto al público y ninguna de las personas con quienes hablé se mostró decepcionada. De hecho, espacios como este son exactamente lo que necesitan los seguidores de Rick and Morty.

Foto por Justin Gellerson

El bar estaba lleno de fans cubiertos con pintura corporal y personas que nunca han visto Rick and Morty. Las imágenes no hacen justicia a la sensación abrumadora de estar completamente sumergido en los easter eggs que decoran el bar de arriba a abajo. Había de gran tamaño, como la cabeza cromulana de "Get Schwifty" que gritaba, "¡Muéstrenme lo que tienen!". Hubo otros sutiles, como la imagen de un casco que se parece al de "Morty's Mindblowers" cuando pones un coctel en él. Y luego hubo otros realmente imperdibles, como el modelo de Ruben de 7.6 metros montado en el techo, el Santa sin hogar cuyo cuerpo desnudo eclipsó a Estados Unidos en "Anatomy Park". Incluso sonaban tracks utilizados en el programa y remixes que complementaban su atmósfera de ciencia ficción.

Gran parte del equipo que construyó el bar estaba allí, conversando con los fans y saboreando los frutos de su trabajo. Adriana Salame-Aspiazu vivió en su departamento con un Meeseeks de dos metros y medio de alto, cosido a mano por su madre costurera (que no ve el programa) durante semanas. Cada vez que hablaba de él, adoptaba su frase incansable: "¡Lo puedo hacer!". Andrew Funk, el artista de graffiti que dibujó a la infinidad de personajes, desde Morty hasta Pencilvester, me contó sobre cómo pasó días recreando el portal de Rick al pegar mosaicos tipo disco en las paredes.

Jimmy, 31, y Hillary, 28

Todos los fans con los que hablé estaban extasiados por el nivel de detalle invertido en el lugar. "No sabía qué esperar, pero lo que sea que tuviera en mente, este bar superó mis expectativas", dijo Jimmy, de 31 años, que llegó vestido como Evil Morty. "Me sorprendió que todo estuviera hecho a mano".

Había bastante gente, pero era un ambiente relajado. Hubo conversaciones inteligentes y otras tontas. Nadie se subió a la barra a gritar sobre la Salsa Szechuan.

Este casco en el que cabe perfectamente un coctel de "Morty's Mindblowers" fue uno de los 'easter eggs' más sutiles del bar

Mis colegas han escrito sobre sus propias interacciones negativas con los fans de Rick and Morty, como aquellos que no paran de hablar de la serie en sus citas. Han relacionado estas interacciones con el tipo de espectador que se engrandece a sí mismo y que el cocreador Dan Harmon condenó después de que un grupo acosara anónimamente a las escritoras de Rick and Morty durante la tercera temporada. Wubba Lubba Dub Pub fue el polo opuesto de los foros en línea donde la mayoría de los fans anónimos coordinaban ese tipo de ataques. "Cuando es real y en persona, es difícil tener ese tipo de toxicidad que a veces encuentras en internet", dijo Brown. "Crear lugares seguros donde los fans pueden reunirse y hablar con pasión sobre la serie, de eso se trata todo".

Que sea o no un lugar seguro para los seguidores no es el tema principal para Adult Swim. Su declaración dice que no fueron contactados por adelantado sobre el bar, lo cual "no fue cortés" ni tampoco es legal.

Pero ese no es el caso, según Brown, quien dice que informó a Adult Swim sobre el bar, pero no obtuvo respuesta hasta que recibió la orden de cese y desistimiento menos de una semana antes de la fecha original de inauguración del 9 de agosto. Retrasaron la apertura una semana, ofrecieron publicar avisos de responsabilidad, donar todas las ganancias a la caridad y pagar una cuota de licencia razonable que les permitiría compensar al personal. Parecía posible llegar a un acuerdo hasta el cierre del bar el viernes. "No hicimos nada malo", dijo Brown. Él y su abogado, John Mason, creen que el bar está protegido por leyes de uso justo, pero se han visto obligados a cerrar debido a que Turner puede gastar más que ellos en la corte. Drinking Company tuvo que despedir a sus bartenders y absorber el costo de haber montado el lugar durante las últimas ocho semanas.

Foto por Justin Gellerson

Acabar con los bares pop-up de los fans es una actividad bastante reciente para las empresas de entretenimiento que intentan proteger su propiedad intelectual. Netflix cerró un bar de Stranger Things el año pasado y LEGO forzó a que otro bar con temática de bloques de construcción cambiara su nombre. Sin embargo, la ley en torno a estos eventos de duración limitada y marketing ambiguo aún es turbia. A veces las empresas los dejan en paz.

Drink Company ha tenido relaciones cordiales con los titulares de derechos de autor de sus bares anteriores. HBO permitió que su popular bar pop-up de Game of Thrones finalizara su corto periodo en 2017 e incluso se asoció con ellos para la colecta de donaciones. Brown dijo que un representante de Nintendo llegó a su bar con temática de Mario y simplemente le dijo "buen trabajo". Brown señaló la ironía de que la serie que finalmente les envió una orden de cese y desistimiento fue originalmente una parodia de Back to the Future que el cocreador Justin Roiland hizo para "burlarse de la idea de que te envíen órdenes de cese y desistimiento".

Está claro que la orden emitida por Winterfeldt IP Group no es una broma para Adult Swim, pero adopta un tono extrañamente jocoso. La carta de Brian J. Winterfeldt menciona la colección de pogs de Morty Abogado, el cable interdimensional y el Consejo de Ricks, antes de afirmar que el bar incumple las normas de derechos de autor, infracción de marca, dilución de marca y leyes de competencia desleal. Winterfeldt amenaza con hacer que los infractores sean "llevados frente al juez Morty Durham, Jr.", el personaje de la lectura de Roiland de la transcripción de la corte de "Judge Fuckman" que se hizo viral en 2016. El tono cómico intenta enmascarar la seriedad de las intenciones de Adult Swim de convocar una audiencia de emergencia en una corte de distrito de Estados Unidos.

Austin, 24

Sobre la decisión de abandonar el bar, Brown dijo: "Estamos tristes. Fue una obra de amor. Es algo realmente especial. Los artículos son creativos y hechos a mano. No son sólo un facsímil de lo que hicieron en Rick and Morty, es fanart. Decirle a los fans que tienen que destruir su propio arte es triste".

A pesar del contratiempo, Brown todavía está emocionado por la cuarta temporada de Rick and Morty. "Por supuesto que sí", dijo. "Esta serie es increíble".

Sigue a Beckett Mufson en Twitter e Instagram.

Más VICE
Canales de VICE