Quantcast
‘Ésta no es una reforma educativa, es una reforma laboral’

Un integrante del SNTE nos explica su perspectiva de la Reforma Educativa, ésta es la primera entrega de una serie de varias entrevistas con los grupos alrededor del tema.


Imagen vía.

El palacio legislativo de San Lázaro, sitiado. Estaciones del metro, cerradas. Vías importantes como Reforma, Periférico e Insurgentes, bloqueadas. El camino al aeropuerto internacional, tomado, y así, cientos de usuarios afectados. Durante los últimos días se han llevado a cabo fuertes movilizaciones por parte de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en el Distrito Federal, cosa que se resume en dos situaciones: la primera es un total cagadero para todos aquellos que nos transportamos en la ciudad. La segunda es una lucha por parte de todos los maestros que están presentes en el DF, con base en el Zócalo, que vienen de todas partes del país para hacer valer sus derechos, defender al sindicato y manifestar su rechazo a la Reforma Educativa.

Primero lo primero, la CNTE y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) no son lo mismo. El sindicato surgió en 1943, con cerca de un millón de agremiados y una línea política priísta y ha servido para que ciertos personajes persigan sus propios intereses, como Elba Esther Gordillo. El SNTE es “institucional,” lo que significa que apoya a la Reforma Educativa. A diferencia del sindicato, la coordinadora nació a finales de 1979 y su objetivo, como lo dice su página, es reconquistar el SNTE para que sirva a los intereses de las bases y no los de alguien en particular. La CNTE maneja una línea perredista y con cien mil miembros, están en contra de las reformas magisteriales y actualmente se encuentran manifestándose en el Distrito Federal y varios estados.

Con tanta información y desinformación circulando por todos lados, nombres, siglas y datos, es difícil entender realmente lo que está pasando más allá de las quejas por el tráfico y bloqueos de avenidas principales. Por eso decidí echarle una llamada a un integrante del Comité Ejecutivo Seccional del SNTE, quien nos pidió omitir su nombre por razones de seguridad para platicar un poco sobre la mentada reforma, el cagadero que están haciendo acá en la ciudad y su postura, que igual que el sindicato, apoya a la Reforma Educativa.


Imagen vía.

VICE: ¿Qué plantea la Reforma Educativa?
Anónimo: El principal objetivo, aparentemente, es beneficiar a la ciudadanía mejorando la calidad de educación, fomentar a los estudiantes para que sean mejores y que también haya mayor calidad en cuanto a los maestros. Ése es el objetivo real.

Suena bien, ¿cuál es el trasfondo?
Que va a afectar a los trabajadores y sus derechos.

¿Cómo los afecta?
Pues se modificó la constitución, el artículo 3º y el 73º, para que se pueda dar una reforma integral. Al hacer esto entran nuevas disposiciones a la educación, como la creación del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), el cual se supone que será autónomo, pero como el presidente de la república propone al que será el titular y los senadores y diputados lo aprueban, no es tan independiente, ya que es una propuesta del gobierno y no de la ciudadanía.

El INEE hará evaluaciones periódicas y obligatorias a los maestros y de las que dependerá la permanencia de los docentes. Lo que está en juego, y en parte por lo que hay tanto desmadre ahorita, es justo por la palabra “permanencia”.

¿Por qué es tan importante esta palabra?
Porque la permanencia de los maestros se definirá en base a la evaluación que se les vaya a realizar, ¿qué quiere decir esto? Que entonces los maestros ya no tendrán la seguridad de que no los corran porque la evaluación va a decidir si pueden seguir trabajando o darlos de baja, o sea, te dicen “adiós” y te mandan a la chingada.

O sea que si no eres apto, te despiden.
Sí. La constitución antes protegía a los trabajadores. En esta nueva ley, aunque tengas 10, 20 o 30 años trabajando, si te hacen un examen, te pueden correr.

La antigüedad deja de ser válida.
Sí cuenta para los efectos de jubilación y todo eso, pero en un momento dado, como los exámenes serán obligatorios, y no eres apto, te van a dar dos años para que presentes exámenes tres veces y si no los pasas, entonces te pueden despedir sin que tenga perjuicio la Secretaría ni que puedas demandar ni hacer nada. O sea, no vas a tener a nadie que te pueda defender.


Imagen vía.

Eso es bueno porque se supone que los maestros tienen la obligación de estar preparados, actualizados y ser aptos, o sea, es su jale, ¿no?
Mira, yo siempre dije que está bien esa parte, también les he dicho a los compañeros que mucha culpa la hemos tenido nosotros. En el magisterio y el sindicato hay mucha anarquía y mucha corrupción. Nosotros hemos tenido la culpa porque hemos permitido que haya un desmadre en el sistema. Hoy en día se ha relajado tanto el sistema educativo que las escuelas son un desmadre y cada quien hace lo que quiere porque no hay una autoridad. Los maestros faltan, van si quieren, si no, no; no se preparan, les vale madres, hay gente borracha y gente que no sirve para nada. Entonces yo, en esa parte, le doy la razón a la reforma porque nosotros hemos tenido mucha culpa, pero como en todo, hay maestros muy buenos y por la culpa de unos cuantos están perdiendo muchos.

Bueno, si es así, los buenos maestros no tienen porque preocuparse.
Lo que está en juego es, ¿quién te va a evaluar?, ¿cómo te van a evaluar?, ¿cómo vas a saber si realmente pasaste o no el examen? Ya que no hay derecho ni siquiera para la revisión. Además no a todos los maestros se les puede evaluar igual, ¿cómo van a evaluar a otros maestros a diferencia de a mí si no tenemos la misma preparación unos que otros? Es el contexto en el que vives y tu educación, la materia que impartes, o sea, hay muchas lagunas en la ley todavía que pueden servir para madrear a los maestros.

Ésta no es una Reforma Educativa, es más bien una reforma laboral y una reforma política, no hay una reforma de fondo a la currícula ni una reforma a los programas, los libros o a que se mejore la educación. No se dice cómo van a preparar a los maestros o cómo van a estimular a los que sí pasen, porque sabemos que nos van a madrear, pero OK, ¿a los que pasen les van a pagar más?, ¿van a dar cursos? Está bien que nos evalúen, pero también que nos capaciten, que nos paguen mejor, que haya mejores estímulos, ésa es la parte por la que el magisterio está luchando.

¿Hay alguna otra manera en la que los maestros se verán afectados?
Pues lo que afectará principalmente es la permanencia y los exámenes, además de lo que tiene que ver con el sindicato, o sea, los derechos de los trabajadores. ¿Qué se va a afectar? Que ya no van a poder dar las plazas, ya no vas a poder ayudar a tu familia, por ejemplo, que digas: “Oye, mi hijo tiene el perfil, quiero dejarlo a él”. Ya no vas a poder hacer eso porque cuando tú te jubiles, te dirán “Adiós”, te darán una patada y te vas. Tu plaza la van a concursar, o sea, entra a un concurso nacional, el cual no han dicho cómo funcionará, así que entonces la gente que entre al sistema educativo será, se supone, por concurso. Según esto habrá una convocatoria, van a revisar perfiles, van a hacer el examen y supuestamente los mejores van a ser los que van a entrar a trabajar.

Eso lo veo bien.
Se oye bien, pero vamos a ver si no se corrompe.

¿Crees que pueda volverse corrupto?
Ja, ¡pues claro! O sea, nomás le quitan el poder al sindicato pero lo agarran ellos y al rato hacen el desmadre, meten y sacan a quien quieran. Para mí es una lucha de poder, es quitarle el poder al sindicato y agarrarlo nuevamente el gobierno, es una cuestión política.

¿Cuál es tu postura?
En el sindicato, con Juan Díaz de la Torre, secretario general del SNTE, el discurso es que “vamos a apoyar a la reforma”. Siempre hemos sido institucionales y esta vez no será la excepción. Es un reto para nuestro sindicato trabajar así, pero estamos de acuerdo y lo que nosotros buscamos proteger es que la educación sea laica, gratuita y obligatoria. Entonces mientras no afecten esa condición, estamos de acuerdo con la reforma. Ahora, ¿por qué Juan Díaz de la Torre dice eso? Porque lo tienen agarrado de los tanates. Lo dejaron quedarse en el lugar de Elba Esther pero claro que condicionado y por supuesto que tiene que estar a modo. Apoyaremos por parte del sindicato al desarrollo del país, por el bien del país. Claro que todos los maestros que no están de acuerdo dicen que son chingaderas, que no defienda nada, que estoy callado o coludido, pero bueno.


Imagen vía.

Si se hacen bien las cosas, ¿cuáles son pros de la reforma?
Mira, si se hace como debería de ser, debe de haber más orden y transparencia. Se supone que el INEE al ser autónomo tendrá más transparencia y menos corrupción. También se supone que este instituto sirve para tener un censo real de cuántas escuelas y maestros hay a nivel nacional, ya que ni siquiera se tiene un estimado de cuántos maestros somos. Es increíble que a estas alturas el gobierno no sepa ni cuántos trabajadores existimos. Creo que si se llevan a cabo las cosas como deben de ser, puede beneficiar a la ciudadanía ¿Que va a afectar a los trabajadores y sus derechos? Sí, los afectará.

Todos los que están manifestándose es básicamente por esto.
Se supone que están luchando porque falta por aprobarse la ley del Servicio Profesional Docente, que es la más fuerte y donde precisamente se aprobara lo de la permanencia. Si pasa esa ley, todo lo que te estoy diciendo se va a hacer realidad y ahora sí dirán: “Compañeros, prepárense para los exámenes y el que no lo pase, adiós”. Ahí viene lo fuerte. Se tiene que aprobar esta semana aunque dicen los diputados que tal vez lo lleven hasta mediados de septiembre. Está en juego todo esto, pero pues lo están politizando porque hay gente con otros intereses que le están metiendo billetes a la coordinadora.

Lo más seguro es que pase la ley.
Seguro, ya se aprobaron las otras dos, si acaso modifican algo, va a ser la palabra permanencia. Si no, lo que pueden hacer es que a los que estamos activos no nos afecte y sólo aplique para los de nuevo ingreso. Pero esto puede ser sólo para darle una salida.

¿Les dan dinero a los maestros para que estén acá?
Se supone que no, que son los maestros, pero de todos modos hay actividades de apoyo por parte de la coordinadora, como con los autobuses, la comida o muchos están amenazados de que si no van al plantón o no hacen las actividades les van a quitar la plaza.

¿Sabes más o menos qué planes tiene la Coordinadora?
Por ejemplo, en Michoacán, ya volvieron a suspender las clases y quieren tomar la secretaría y dicen que no la van a soltar hasta que no deroguen la ley, claro que no la van a derogar, así que se pueden aventar todo el año con la secretaria tomada y si el gobierno no hace nada, pues así se quedará.

Hoy en el DF hubo una megamarcha y escuché que hasta el día 14 habrá manifestaciones más grandes aquí. Supuestamente van a hacer actividades más fuertes en el DF, ¿hasta donde? No lo sé, pero le van a apostar a hacer un desmadre y no dudo nada que al rato haya algún muerto y algunos detenidos. Le van a dar con todo y las cosas se van a poner más graves esta semana porque viene el informe de Peña Nieto el primero de septiembre.

La tienen difícil.
La Reforma Educativa es el control de los trabajadores y el control del sindicato. No creas que con la reforma va a mejorar el país o va a mejorar la educación, podrá mejorar en algunas cuestiones, pero así como están las cosas en el país, corrupto y corrompible, va a estar muy cabrón.

Espera la siguiente entrevista para conocer la perspectiva ahora de un miembro de la CNTE.

Sigue a Alejandro en Twitter:

@soyalemendoza

También lee:

Desde Reforma, miembros de la CNTE repudiaron la Reforma Educativa