Quantcast
tebeo tropical

Cuatro cómics bien belgas

Historietas de acuarela, acrílico y mierda.

Ines Estrada

Bélgica es un país chiquitito con una producción de cómics completamente desproporcionada a su tamaño. Tristemente, casi ninguno de estos cómics pasan de ser publicados en francés u holandés, por lo que muchos artistas belgas permanecen desconocidos fuera de Europa. Aquí les presento una selección de algunos de mis favoritos.

The Making Of de Brecht Evens fue publicado en inglés por la editorial canadiense Drawn and Quarterly y es un gran ejemplo del nuevo estilo europeo de cómics. Con ilustraciones de acuarela que bien podrían ser obras para galerías, Evens nos cuenta la historia de un artista que es invitado a participar en un festival que sucede en un pequeño pueblo. Este festival resulta ser un desmadre, y aunque todos los participantes tienen buenas intenciones, tienen muy poca idea de cómo llevarlo a cabo. La historia es divertida, pero lo que más me gusta es cómo está contada. Los ambientes y los personajes se vuelven profundos bajo los colores fluidos de Evens.

White Cube de Brecht Vandenbroucke, publicado por Bries, es un cómic sin texto cuyos personajes principales son dos gemelos pelones con grandes cabezas rosas. Este cómic, pintado todo en plastas con colores acrílicos, es una crítica mordaz e hilarante sobre el mundo del arte y sus dogmas. Aunque la verdad es que no creo que tengas que saber mucho de arte para disfrutarlo, más bien tienes que ser de esos que no se ofenden fácilmente ya que está cargado de un denso humor negro.

Mijn muze ligt in de zetel de Wide Vercnocke, cuyo título se podría traducir mas o menos como Mi musa está en el sofá es una colección de varios cómics cortos dibujados con un estilo que asemeja los garabatos rápidos de un boceto a lápiz, aunque cada línea está perfectamente definida. Es difícil saber que tan planeados son los dibujos de Vercnocke, no parece que descuide nada en sus figuras, sin embargo tienen un aire desenfadado y espontáneo. Cada cómic empieza a partir de un poema, aunque lamentablemente todo el libro está en holandés, así que no puedo opinar sobre ellos. Sin embargo el desarrollo gráfico de éstos me fascina, creo que Vercnocke maneja unas imágenes muy interesantes y originales en su trabajo. Definitivamente uno de mis nuevos favoritos.

Cowboy Henk de Herr Seele y Kamagurka es un clásico en Bélgica y en los círculos de culto del cómic alternativo. Este cómic cuenta las aventuras de este personaje, que es entre estúpido y surreal, y muchas veces escatológico. Muchas de sus aventuras no tienen texto, pero algunas sí. Esta edición que conseguí es de FRMK, por lo que está en francés. Pero no importa, igual me mata de risa.

Anteriormente:

Perdida en Uruapan I

Lee más en nuestra columna de comics, Tebeo tropical.