Los Ántrax: Comandante Chino

Conoce a Los Ántrax, el brazo armado más sanguinario del Cártel de Sinaloa.

|
ene. 23 2014, 4:00pm


Vicente Zambada, Ismael Zambada, El Güero Bastidas, El Artista y otros Ántrax en sus inicios.

La plebada anda pisteando Johnny Walker y Buchanan's
Anda en los carros del año
Anda siempre en caravanas 
Disfrutando de lo bueno porque la vida se acaba...

Cuerno y calibre 50 con la pechera ajustada
Sacando cuentas ya llevo medio kilo de lavada
La plebada anda alterada
Traen bazucas y granadas

                                                  – Calibre 50

Para los que crecimos en el norte de México durante el reinado del Señor de los Cielos, las amanecidas con banda de los Arellano Félix y el ascenso al trono de El Chapo Guzmán, los narcocorridos son más cotidianos que las tortillas con sal. A pesar de estar prohibidos en algunos estados, siempre los puedes escuchar a todo volumen en la calle; en el camión rumbo a la escuela o en la tiendita de la esquina, en nueve de las diez radiodifusoras de norteño en tu ciudad o cada viernes por la noche cuando el corrido se convierte en la banda sonora de la fiesta y nos alegra la vida, suspiro tras suspiro, para andar al puro llavaso.

A través de sus versos el corrido nos canta sobre las nuevas hazañas del jefe de la plaza y sus muchachos, promociona a los nuevos candidatos a ganar la estatuilla en la categoría de "Criminal más exitoso del año" y detalla armoniosamente los escapes y desventuras de los colegas del oficio. Algunos lo interpretan como boletín de noticias sobre el narco, otros sólo lo siguen por la incitación a inhalar grandes cantidades de coca mientras cantas y bailas sobre la vida de magnate renegado que quisieras tener. 

Comandante Chino Ántrax

Un nuevo aspirante para pertenecer al grupo de Los Ántrax, le pregunta alguna vez a José Rodrigo Aréchiga Gamboa, el entonces comandante y líder de uno de los brazos armados más sangrientos del Cártel de Sinaloa, qué es lo que se necesita para llegar a ser un sicario del grupo. El Chino le responde con seriedad: "Tienes que tener agallas, sin sentir piedad por nadie. Atrapar, levantar, torturar sin parar, decapitar a los que mal hacen. Patrullar, vigilar, cuidar a Culiacán y su terreno, pase lo que pase". 

José Rodrigo Aréchiga Gamboa, un cholo grafitero de la colonia Las Margaritas, en Culiacán, había subido escalones hasta ocupar un puesto como guardaespaldas de la familia Zambada. En 2009, tras la captura de Vicente Zambada, Aréchiga se convierte en uno de los pilares del Cártel de Sinaloa. Segun las autoridades, Rodrigo, Comandante, Chino, Scarface Renacido, 5.7 o El Oriental, son algunos de los apodos del sicario de 33 años encargado de seleccionar y eliminar a los enemigos de su patrón, además de supervisar la logística y el transporte de droga para el Cártel de Sinaloa. Su "encargo" más renombrando hasta el momento es la supuesta autoría intelectual del asesinato de Francisco Arellano Félix, sin embargo su logro criminal más importante es la creación del grupo armado Los Ántrax, un comando de sicarios entrenado como fuerzas especiales a los que se les atribuye durante los últimos cinco años un sinnúmero de secuestros, asesinatos, mutilaciones y decapitaciones, tanto en México como en Estados Unidos. Se dice que el nombre se lo puso en honor a los ataques de ántrax que se mandaban en sobres a las oficinas gubernamentales de EU después de los ataques del 9/11, ataques que dieron un singular giro a la paranoia colectiva que ya de por sí reinaba en el país.


Momentos en los que un sicario vestido de payaso asesina a Francisco Arellano Félix, durante su fiesta de cumpleaños.

Video haciendo alusión al ChinoLos Ántrax; música de El Komander.


El Comandante Ántrax y sus jefes directos, según la DEA.

Descrito por las agencias internacionales de seguridad como una persona violenta, se canta del Chino como un hombre de porte impresionante, fiestero, gustoso de la compañía de las damas, bueno para las armas, querido por los suyos, temido por el resto, que disfruta como pasatiempo vestir a la moda, manejar autos deportivos y burlar a las agencias de migración con pasaportes falsos. 

También se canta que durante una mañana en la sierra de Sinaloa el MZ (Mayo Zambada), su hijo Vicente y un convoy de sus muchachos transitaban por veredas de terracería cuando fueron rodeados por un enorme operativo militar que se acercaba, decidido a arrestar al "Quinto mes del año".  La prioridad para el Comandante y su equipo Ántrax es proteger al patrón y su familia a toda costa, aunque eso implique perder la vida. Sin pensarla dos veces, El Chino desbandó el convoy y envió a la familia Zambada de vuelta a un lugar seguro, mientras él y sus guerreros esperaron durante horas tendidos pecho tierra sobre los cerros, esperando emboscar a los soldados, o ser emboscados. Eventualmente los demás brazos armados del cártel lograron enviar un equipo de rescate liderado por el Comandante Phoenix, quién logró crear una brecha en el cerco militar, y en medio de una intensa balacera de rifles de alto poder y armas de grueso calibre, el grupo Ántrax logró salir bien librado. Eso fue lo más cerca que el gobierno mexicano estuvo de apresar a Aréchiga Gamboa. La muerte es otra historia, pero esa también llegó tarde a aquel atentado en el autolavado donde murieron cuatro pero salió bien librado el Chino.


Supuesto video del Chino Ántrax entrenando en un campamento escondido en la sierra.

Rifa que el Chino Ántrax realizó a través de su cuenta de Instagram.


Primeras imágenes de Rodrigo Aréchiga después de su detención en Holanda.

Además de sus proezas criminales, y contrario a la usanza de la vieja escuela, El Chino pertenece también a un nuevo grupo de millenials mafiosos que disfrtuan al máximo los beneficios de ser un capo en la organización delictiva más exitosa del planeta. Es decir: dinero en grandes cantidades, lujos, mujeres, viajes, yates, jets privados y todas las redes sociales disponibles para alardear al respecto. Junto con los hijos del MZ, Mayito Gordo y Serafín Zamabda, durante la mayor parte de 2013, estos personajes se encargaron de mostrar por Twitter o Instragram sus jueguetes bañados en oro, estilo de vida y pensamientos de una nueva generación de mañosos criados por los criminales más renombrados en el mundo, entrenados para matar y educados para controlar un imperio basado en dólares, plomo y toneladas de droga.


El arma favorita del Chino y el anillo representativo de Los Ántrax.


Los placeres del Chino en Cannes.


De paseo en jet privado por Nevada y California.


Colt .38 edición especial para miembros de Los Ántrax.


Las escapadas en yate del Chino.


A la moda y bien vestido, con alhajas y brillantes.

A Rodrigo se le acabó el corrido el pasado 30 de diciembre, cuando fue detenido en Holanda por cargos de posesión de drogas y un pedido de extradición por parte del gobierno de Estados Unidos. Después de años y extravagancia, se presume que uno de los criminales más buscados fue capturado gracias a sus likes en redes sociales. 

Conoce más del Comandante Ántrax con cualquiera de estas dos películas basadas en su vida, y una gran selección de narcocorridos sobre sus más grandes aventuras:

Sigue a @stonerlatino para más relatos de norteños locos.

Google+

Más VICE
Canales de VICE