Quantcast
VICE Noticias

Todo lo que necesitas saber sobre la "vil masacre" en la frontera de Gaza

"Los responsables de las violaciones de derechos humanos deben rendir cuentas".

PorTim Humetraducido por Daniela Silva

Getty Images

Artículo publicado originalmente por VICE Noticias Estados Unidos. Leer en Inglés.

Unos 60 palestinos murieron el lunes, los manifestantes murieron por disparos de las tropas israelíes en la frontera con Gaza. Serán enterrados el martes en el Día de la Nakba (Catástrofe), que se realizará anualmente un día después del aniversario de la fundación de Israel.

Fue el día más mortífero en el territorio desde la guerra con Israel en 2014. Ahora la región, ya febril por la guerra civil siria, el colapso del acuerdo con Irán y el traslado de la embajada de Estados Unidos a Jerusalén, se prepara para una masacre mayor.

La sexagésima víctima fue un bebé de ocho meses que inhaló gas lacrimógeno en un campamento de protesta, dijeron funcionarios de salud de Gaza. En total, más de 2.700 personas resultaron heridas, la mitad de ellas por munición real, quienes vieron cómo las protestas aumentaban en medio de la furia palestina en la movida de la embajada de Washington.

El martes es el último día de la "Gran Marcha del Retorno" palestina de seis semanas que comenzó el 30 de marzo y culmina en el Día de la Nakba. Pero tras el alto número de muertos el lunes, los líderes palestinos pidieron tres días de duelo, una medida que pareció frenar las manifestaciones, que fueron mucho más pequeñas el martes.

Los palestinos protestan en la cerca fronteriza con Israel mientras las manifestaciones masivas continúan el 14 de mayo de 2018 en la ciudad de Gaza, Gaza. (Spencer Platt / Getty Images)

Mientras que los altos funcionarios estadounidenses han planteado la reubicación de la embajada como una reorganización que podría mejorar las perspectivas de la paz en Medio Oriente, hasta ahora los resultados han sido contrarios a ese objetivo. La medida ha incrementado las tensiones y provocado la peor masacre de Gaza en años, aumentando los temores de que suceda otra intifada o levantamiento contra Israel, y desencadenó una ola de repudio internacional que ha dejado a Estado Unidos y a Israel más aislados de la comunidad internacional.

¿Cuál ha sido la respuesta internacional a la violencia del lunes?

La reacción internacional rechazó la respuesta de Israel a las protestas, y las Naciones Unidas dijeron que "los responsables de las violaciones de los derechos humanos deben rendir cuentas". Rupert Colville, portavoz de derechos humanos de la ONU, dijo que Israel tenía derecho a defender sus fronteras según el derecho internacional, la fuerza letal sólo podría usarse como último recurso, y no fue justificada por los palestinos que se concentraron en la frontera.

Entre las respuestas diplomáticas más fuertes, Turquía dijo que Estados Unidos comparte la responsabilidad con Israel por la "vil masacre" y anunció que retiraría a sus embajadores de ambos países, mientras que Sudáfrica también retiró a su embajador ante Israel, rechazando "la manera indiscriminada y grave del último ataque israelí ".

Kuwait redactó una declaración del Consejo de Seguridad de la ONU expresando "indignación y tristeza" por las muertes y pidiendo una investigación independiente sobre la violencia, pero esto fue bloqueado por los Estados Unidos.

Los aliados occidentales de Washington también criticaron la respuesta de Israel, el presidente francés Emmanuel Macron condenó "la violencia de las fuerzas israelíes contra los manifestantes". Alemania reconoció el derecho de Israel a defenderse, pero dijo que debía hacerlo de manera proporcional, mientras que Gran Bretaña describió la cantidad de fuego activo como "extremadamente preocupante", pero instó a los manifestantes palestinos a protestar pacíficamente.

La ministra de Relaciones Exteriores australiana, Julie Bishop, también pidió a Israel que sea "proporcional en su respuesta y se abstenga del uso excesivo de la fuerza".

¿Y la respuesta de la Casa Blanca?

Pero Estados Unidos e Israel han defendido firmemente las acciones de las tropas israelíes, y ambos países culpan a Hamás, el grupo militante islámico que gobierna Gaza, por los asesinatos.

"La responsabilidad de estas muertes trágicas recae directamente sobre Hamás", dijo a periodistas el vocero de la Casa Blanca, Raj Shah, sin hacer un llamado a Israel para que actúe con moderación. "Hamás está provocando intencional y cínicamente esta respuesta".

En una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU, el embajador de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, dijo que Israel actuó con "moderación". "Les pregunto a mis colegas aquí en el Consejo de Seguridad, ¿quién aceptaría este tipo de actividad en su frontera? Nadie lo haría".

En un comunicado, las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) acusaron a Hamás de "liderar una operación terrorista" e incitar a los manifestantes. El martes, dijo que al menos 28 de los muertos tenían un "historial de terror documentado", y eran operativos activos de Hamás o del grupo militante Jihad Islámica.

The Washington Post informó que las protestas del lunes tuvieron un matiz más violento que los días anteriores; algunos manifestantes tenían cuchillos y hablaban de su deseo de causar estragos en el lado israelí de la frontera, y los organizadores los instaban a romper la cerca diciendo que las tropas israelíes estaban abandonando sus posiciones, que no era el caso.

Funcionarios de salud palestinos dicen que 104 habitantes de Gaza han muerto desde que comenzaron las protestas a fines de marzo. No se han reportado víctimas israelíes.

¿En dónde deja esto al proceso de paz?

Trump ha hablado en repetidas ocasiones de su deseo de romper el estancamiento en las conversaciones de paz en Medio Oriente y asegurar el "trato más duro de todos".

En su mensaje grabado en la apertura de la embajada de Jerusalén, dijo que Estados Unidos seguía "totalmente comprometido con facilitar un acuerdo de paz duradero", mientras que los funcionarios estadounidenses insistieron en que la decisión de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel no hace un juicio anticipado del estado final de la ciudad impugnada, y que sus límites finales todavía se pueden determinar en las negociaciones de paz.

Pero es difícil ver cómo, haciendo un cambio radical en el estado de Jerusalén, un tema altamente sensible que se encuentra en el corazón del conflicto, esto se puede lograr. Sagrada para el judaísmo, el islam y el cristianismo, la Ciudad Santa es demandada por ambas partes, y los palestinos quieren que la parte oriental de la ciudad sea su capital futura.

La decisión de Estados Unidos de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel ha hecho añicos el delicado status quo internacional sobre el estatus de la ciudad: tanto Guatemala como Paraguay están haciendo lo mismo al abrir embajadas allí.

En lugar de proporcionar la reorganización deseada que podría presionar al liderazgo palestino para que acepte lo que Trump llamó "la realidad simple" de la situación y llegar a la mesa de negociaciones con una posición más realista, los palestinos consideran que la medida ha descartado a Washington como un agente justo en negociaciones.

Si bien, según los informes, la administración de Trump había apostado a que los palestinos superarían su enojo inicial por la decisión de reanudar el contacto con los negociadores estadounidenses, esto no ha sucedido.

La administración de Trump dice que casi ha finalizado un nuevo marco para el plan de paz, pero puede ser debatible. Tras la masacre del lunes, la región se prepara para la posibilidad de una espiral de violencia y las perspectivas de paz parecen más escasas que nunca.

Imagen de portada: Ahmed Al-Tubassi, de 18 años, a la izquierda, y su padre, Ibrahim Mohammed Al-Tubassi, en el centro, lamenta la muerte de Yazan Ibraheem Mohammed Al-Tubassi, después de identificar su cadáver en la morgue del hospital Shifa mientras las víctimas ingresan desde el protesta en la valla fronteriza que separa Israel y Gaza el 14 de mayo de 2018 en un campamento al este de la ciudad de Gaza, Gaza. (Marcus Yam / Los Angeles Times vía Getty Images)