©2014 VICE Media LLC

    The VICE Channels

      Albania desde el punto de vista de Frederik Buyckx

      December 5, 2012

      El otro día, dando vueltas por Internet, me tropecé con el proyecto de Frederik Buyckx, Moving Albania, que, por cierto, también se publicó como libro. Contacté con el fotógrafo belga afincado en Brasil para investigar un poco más sobre sus fotografías.

      VICE: Hola Frederik, me alegro de que hayamos podido hablar finalmente. ¿De qué va Moving Albania?

      Frederik Buyckx: Hace seis años leí un artículo sobre los bunkers de Albania. Supuestamente habían construido alrededor de un millón de bunkers durante el régimen comunista. Decidí que quería ir y fotografiarlos. Durante ese viaje conocí a un montón de gente muy amable. Todo el mundo me invitaba a su casa a tomar café, a cenar o incluso a pasar la noche. Raras veces he experimentado este tipo de hospitalidad. Me enamoré del país. Sentí que la imagen negativa que suele tener la gente no estaba para nada justificada, así que decidí hacer una serie de fotografías para mostrarle a la gente cómo es el país en realidad.

      ¿Podías hacer fotos en cualquier parte?

      La primera vez que estuve ahí, simplemente me quedaba pasmado, con mi cámara, en pleno invierno, solo, mirando los bunkers. Me di cuenta de que esa era una imagen muy poco común para los albanos que vivían ahí; un turista que se pasea con una cámara. Pero sentían mucha curiosidad y se entrometían un poco en mis asuntos. Sonreían y me preguntaban qué estaba haciendo y de dónde era. Parece ser que todos tenían un hermano, amigo o vecino que vivía en Bélgica, así que eso era una ventaja para mí. Y antes de darme cuenta, ya me había metido en casa de alguien y estaba disfrutando de una comida casera albanesa recién hecha. Era una ambiente muy agradable para tomar fotografías, incluso me dejaron entrar en sus habitaciones, no tenían ningún tipo de reparo. Ojalá pudiese decir lo mismo de otros países…

      ¿Te metiste en algún lío por hacer fotos? ¿Discutiste con algún vecino?

      Estuve allí diez semanas y solo puedo recordar un conflicto. Estaba fotografiando a un hombre que estaba sentado en el mismo vagón de tren que yo, y al parecer al conductor le molestaba que tomase fotografías. Vino corriendo hacia mí e intentó cogerme la cámara, aunque yo le había pedido permiso al hombre al que le estaba tomando fotografías. Ya había hablado con él e incluso había compartido mi almuerzo con él. Pero afortunadamente, ya había tomado todas las fotos antes de que el conductor interviniese. Esas fotos incluso se convirtieron en las primeras fotos del libro, el hombre dormido en el tren.

      ¿Es fácil viajar por Albania?

      En un periodo de seis años he estado ahí siete veces y han cambiado muchas cosas, especialmente en lo que al turismo se refiere. Hace seis años solo había un hostal, en la capital. Ahora hay docenas en diferentes ciudades. Mucha gente viaja en moto por Albania, pero esto solo es posible desde hace un par de años, porque por fin han pavimentado las carreteras.

      Muchos de tus proyectos son en el extranjero. ¿Qué hay ahí afuera que no haya en Bélgica?

      Me he dado cuenta de que me concentro mucho más cuando viajo que cuando estoy en casa o en un bar con mis amigos. Cuando viajas, el tema de tu proyecto está constantemente a tu alrededor. Eso y que me gusta mucho descubrir cosas nuevas, lugares nuevos y conocer gente nueva. En Bélgica, por ejemplo, hice unas fotografías sobre los últimos granjeros que quedan en Westhoek, en el campo. Es una cultura y estilo de vida totalmente diferente. Eso es lo que más me gusta de mi trabajo.

      Ahora estás en Brasil, pero ¿qué haces ahí?

      Estoy trabajando en unas fotografías sobre las favelas “pacificadas” en Río de Janeiro. La policía y el ejército ha tomado esas favelas, y han ahuyentado a los traficantes de drogas o los han detenido y la policía ha tomado el control.

      ¡Gracias Frederik!

      -

      Temas: Frederik Buyckx, Albania, fotografia

      Comentarios