©2014 VICE Media LLC

    The VICE Channels

      Por qué las chicas solo deben practicar sexo anal

      August 28, 2012



      Estoy a de punto haceros la mayor limpieza fecal de vuestra vida, porque el artículo de la semana pasada de la señorita Banal no era más que MIERDA. Pura caca. El sexo anal mola porque la destrucción, la degradación y el dolor son DIVERTIDOS. Voy a intentar exponerlo a continuación en un artículo breve y verdadero. Si acierto en las palabras y te convenzo, al final de estas líneas tendrás un dedo medio metido en el ojete y maquinando nuevas formas para estimular tu ano.

      PIENSA CON TU ANO
      Obviamente el sexo anal es por definición una idea errónea. Por eso es la hostia. Para las chicas, que te rompan el culo es simple y llanamente "NO". Es como una especie de  lección vital que nos enseñan: "mi ojete excreta cosas, no es lugar para introducir nada". Buena chica. Lo chulo está en desobedecer tu fisiología fundamental. Que te follen el bullarengue es divertido por la misma razón que mola putear a un profesor, mear sobre un coche de policía o prender fuego a una iglesia —a menos, claro, que la única autoridad que estés desafiando sea la tuya propia. Eso sería otro nivel. Sería como condensar seis meses de terapia emocional de chichi nabo para conectar con tu yo sensible en apenas veinte minutos. Y que sepas que el sexo anal te permite mantener tu puesto de trabajo y ser una agente plenamente funcional en la sociedad, no como lo de incendiar templos cristianos.

      TIENES QUE QUERERLO
      No puede ser solo un experimento para dar un poco de vidilla a tu relación. Es decir, supongo que está bien, pero te vas a distraer con pensamientos como, "oh, no es muy placentero" o "guau, espero que no me dé una infección de orina". Así no es como te metes de lleno en el espíritu rompe-culos. La necesidad tiene que venir de un deseo puro de sentirte degradada, es algo que debería ser expresado/incitado a través del lenguaje corporal, NO con diplomacia de alcoba, como, "vale, cari, te dejo que lo hagas pero a cambio tu me prometes que vendrás a la boda de mi prima" (¿Hay gente que usa el sexo como moneda de cambio? Mal rollo). Pienso que hay un momento y un lugar apropiado para el sexo anal y tú sabes exactamente cuándo llegará—él te lo va a pedir. (Es coña). (Bueno no).

      LOS DESGARROS FORTALECEN EL CARÁCTER
      Sí, una vez me sangró el ojete durante semanas (no todo el rato, sino me habría muerto) y no lo habría cambiado por nada del mundo. De hecho, estoy convencida de que pasar por un buen desgarro cular te ayuda a comprender mejor el mundo. Porque, ¿adivina qué? La vida consiste en apañartelas con cosas que preferirías no lidiar, lo mismito que cuando el recto expulsa más sangre que caca. Pasarás por días en los que no querrás comer para no tener que hacer caca para que no se te abran las heriditas que tienes en el ano hasta que un día desaparecerán y tú estarás o a) queriendo volver a pasar por todo ello, o bien b) tomando precauciones la próxima vez.

      ROBAXIN
      Llegué al maravilloso mundo de los relajantes musculares por accidente. Un día un tío me deslizó la polla dentro del culo y me quedé en en plan, "¿pero qué coño? se supone que tenía que doler". Luego me pasé el día preguntándome si por casualidad tenía un esfínter realmente dado de si. Me costó un poco darme cuenta de que la flexibilidad del tramo final de mis intestinos se debía a que había estado tomando relajantes musculares a diario (el porqué, no viene al caso). Los lubricantes son una mierda. Con Robaxin puedes pasarte la vida metiéndote penes por el culo—Ahí está, ejecutivos de Robaxin, os regalo este potente eslógan para la próxima campaña. No hay de qué.

      CAGARÁS SEMEN
      ¿Cómo puede ésto no ser gracioso? Por un milisegundo vas a sentir que eres fuente de vida, que vas a soltar zumo vital de tu cuerpo de mujer (¡de mujer!), aunque luego recuerdes que en realidad te salen por el mismo agujero por el que cagas. La imagen es tan retorcida que parece un proyecto de recontextualización de la facultad de Bellas Artes. O literatura feminista. "Cagando semen: el amanecer del matriarcado".

      DEGRADACIÓN DELIBERADA
      No, no sufrí abusos de pequeña. No, mi padre no me pegó ni dejó a mi madre y se largó de casa. ¿Por qué es tan difícil de comprender que las tías queremos ser folladas y bien folladas? Estamos diseñadas para ello. Estamos pensadas para recibir pollas. Eso es lo que somos en realidad. Y eso no me hace ni inferior ni más débil. Me hace feliz. Una vez que te das cuenta de eso me gusta ser tratada como una mierda. Ya he tenido suficiente sexo pene-vagina súper aburrido. Un sexo que empieza caballerosamente y acaba con un orgasmo débil y forzado al poco rato ¡No tiene que ser así, por favor!

      ESTARÁS BIEN
      Lo peor que puede pasar es que que te atraviesen el ano. ¡Bah! Igualito que el sexo convencional, te lleva tiempo acostumbrarte y al principio es un poco raro. Ni más ni menos.

      Mary Ann, chica, eres una mojigata cuadriculada.

      @karacrabb

      -

      Temas: vagina, sexo anal, lubricante, ano, ojete, culos, sexo

      Comentarios