©2014 VICE Media LLC

    The VICE Channels

      Huele a pescado

      October 29, 2012

      Por Corey Arnold

      En las profundidades del suroeste de Alaska, rodeada de una tundra infestada de mosquitos y osos grizzly, yace una fábrica de enlatado de salmón abandonada conocida en la zona como Graveyard Point. Esta fábrica se encuentra en la boca del río Kvichak, uno de los varios afluentes que desembocan en la Bahía de Bristol, el último gran punto de desove del salmón rojo en Estados Unidos.

      Cada año, durante los meses de junio y julio, unos 130 pescadores de diferentes partes de Estados Unidos convergen en esta zona y se instalan en dormitorios destartalados y cabañas deterioradas que llevan décadas abandonadas. Los pescadores son cristianos, mormones, ateos y neoluditas. Son ex convictos, albañiles, entrenadores de perros para trineos, cazadores, citadinos, gente de los suburbios y nativos. La mayor parte del tiempo se siente una camaradería silenciosa entre estos dispares grupos de aventureros, pero las intensas jornadas de pesca y la falta de sueño a veces ocasionan conflictos o balaceras entre familias de pescadores rivales.

      La comunidad de Graveyard Point se tambalea sobre el borde de un risco arenoso, frente a una enorme delta de extremos. Los ataúdes caen al mar, y los huesos de pescadores sin nombre se acumulan en la costa. Los perros recorren la playa, persiguiendo osos y vehículos todo terreno. La pesca se lleva a cabo a gran velocidad mientras decenas de millones de salmones rojos llegan, en lo que pareciera ser, exactamente al mismo momento todos los años. Las redes se hunden rápidamente bajo el peso de cientos de peces, mientras las olas rompen sobre cañones de barro debajo del mar. Hombres y mujeres trabajan 20 horas al día en pequeños barcos descubiertos sin importar el clima. Grandes fortunas se pueden ganar o perder, dependiendo de cada pescador, su habilidad, suerte y capacidad para evitar las lesiones.

      He trabajado como pescador en esta comunidad durante los últimos cuatro años, y estas son algunas de las fotos que he tomado durante ese tiempo.

      -

      Temas: alaska, salmon, pesca, pescadores, foto

      Comentarios