©2014 VICE Media LLC

    The VICE Channels

      Federico Döring Casar

      January 20, 2012

      Por Román Cotera

      Vergüenza es robar… y que te cachen. Legislar contra la piratería y apropiarte de una imagen con copyright… no muy buena idea. Sumado a toda la discusión de esta semana sobre el apagón digital, SOPA (Stop On Line Piracy Act), PIPA (Protect IP Act) y ACTA (Acuerdo comercial anti-falsificación) era inevitable que se pusiera atención a los intentos por regular Internet en otros países como la Ley Sinde en España, o la Ley Lleras en Colombia. La Ley Döring –llamada así en México en honor a su principal promotor, el senador Federico Döring Casar, del Partido Acción Nacional- bien pudo haber acumulado más papel a la pila de leyes pendejas que han tratado de imponer filtros y sanciones a descargas ilegales. Es extrañamente promovida por el lobby del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) y un tal Armando Manzanero.

      Durante lo álgido de estos debates y la generalización del apoyo a las protestas de sitios como Wikipedia y Google, algunos activistas y gurús digitales, seguramente inspirados por el artículo de VICE sobre el autor de SOPA (¡nos encanta que nos leas, @mpastrana!), encontraron que Federico Döring, poco cumple con el rigor de las leyes que promueve. La imagen pirateada -¿o hay otra palabra?- es una fotografía de un oso polar que pertenece a la agencia Mangelsen. Para poder descargarla, se tienen que pagar derechos de copyright. Ante la insistencia no ha habido respuesta de Döring, pero el antecedente de lo que sucedió con SOPA no le pinta muy bien a su ley, que además de pendeja y sorda, sufre de memoria selectiva.

      Previo a su famoso #OsitoDoring, ustedes recordarán al senador por éxitos como: Querida, tengo las cintas de las ligas de René Bejarano y Carlos Ahumada pero no diré de dónde salieron, en 2003 y Quiero privatizar la UNAM, en 2010. Su nueva propuesta, aparte de engañosa, revivido la discusión sobre el papel del estado mexicano en la creación de leyes que favorecen a grupos muy particulares. ¿Quiénes? ¡Los sospechoso comunes! Pongámonos a pensar por un momento quiénes son -en 2012- los que añoran que se tenga el control mediático de todo lo que se lee como noticia, se oye como entretenimiento, se consume y produce lana que NO va a dar precisamente a los creadores. Al momento de escribir esto, suena Amy Winehouse, Lioness: Hidden Treasures. Tengo por seguro que las regalías de lo que se venda legalmente tal vez vayan a parar a la fundación de Amy pero no a ella.

      Captura vía

      Pongamos en una línea de tiempo las batallas perdidas de la industria del copywrong desde Napster hasta la clausura, este jueves, de MegaUpload: Al final del día quienes han sufrido la pérdida económica son quienes explotan comercialmente el talento de terceros. ¿Alguna vez alguien ha escuchado a Armando Manzanero o a Roberto Cantoral y pensado en lo chingonas que son sus composiciones, y del exitazo que sería reproducir sus somníferas melodías? En todo caso lo que debería penarse es el mal gusto, pero Manzanero ha sido gran impulsor junto a Döring de ideas como firmar ACTA a las espaldas de los mexicanos.

      A la mitad de la madriza que le propinaron medios y activistas, Döring sólo se pudo escudar en la repetición de que SOPA no es lo que intenta hacer con su ley. Activistas me cuentan que es lo contrario. Para Emilio Saldaña, mundialmente famoso como @Pizu, la #LeyDoring es un "cobro" por "productos con registro/copyright", es tres strikes, multas de miles de salarios mínimos, espionaje obligado poner filtros. Es IMPI/ACTA disfrazado. Döring ha estado trabajando con el IMPI, y no cuenta ni con consenso del PAN. Hay varios senadores encabronados.

      El problema de entender Internet como máquina de copias y de pretender legislar sobre algo que no se entiende, es un debate que implica las libertades sociales y los avances democráticos logrados por la red de redes. No se pueden entender las revoluciones del año pasado, los movimientos Ocuppy alrededor del mundo ni la Primavera Árabe sin la difusión del conocimiento que -al compartirse- genera MÁS conocimiento.

      La excusa de Döring es pobre y está para rayársela. A pesar de que quiero convencernos de lo contrario, veamos lo que busca:

      La ley Döring pretende castigar a las personas físicas que realicen una ‘explotación anormal de la obra’. El problema es que en su definición vincula directamente a las personas físicas con la computadora o el dispositivo móvil con el cual accedieron a la red específicamente, con la dirección IP. En un país como México, en el que sólo un 29% de las viviendas poseen una computadora y sólo un 21% tiene acceso a internet en casa, el resto de los 34.9 millones de internautas acceden a internet desde una computadora compartida. Tambien prohíbe la reproducción, edición o fijación material de una obra, no sólo en medios físicos sino también en cualquier medio Digital. Esto quiere decir que no solo se refiere al intercambio en internet, sino en cualquier formato de esta índole.”

      ¿Listos para ceder o le ponemos en su madre a La #LeyDoring? Aquí una copia, pirateada del sitio del senado.

      @RomanCotera

      Imagen de entrada vía

      -

      Temas: roman cotera, el pendejo de la semana

      Comentarios