Pablo Ríos Wants to Believe

Por Rubén Lardín

Fotos de Rosana Bazaga

Están ahí, siempre han estado. Pablo Ríos lo sabe y en su primer cómic nos señala la luna pero pide que le miremos el dedo, porque sólo atendiendo a lo que ocurre a pie de calle podremos ver más allá del firmamento. Azul y pálido, costumbrismo pasmado y magnético, es un compendio de historietas que recogen el testimonio de varios contactados por las civilizaciones extraterrestres. Esto ha pasado, lo creas o no.

VICE: Tu tebeo se maneja entre el deseo de lo apocalíptico y la esperanza de la Nueva Era. ¿Dónde te sitúas tú?

Pablo Ríos: Bueno, soy un firme creyente en la justicia del Apocalipsis. Quiero decir que la Humanidad ha trabajado muy duro para merecerse uno durante toda su existencia. Después, claro, el corazón se te ablanda, y mira, ahí están las cosas bonitas: las películas de miedo, los chavales que juegan al fútbol, Beyoncé... Yo qué sé. Supongo que según el día. Digamos que me gustaría pensar en un hermoso y limpio Amanecer Dorado tras un petardazo bien dado.

¿Y esta afición tuya por la ufología de dónde viene?

Cuando me preguntan suelto un impreciso “de siempre”, pero ahora que lo pienso creo que la culpa es de Encuentros en la tercera fase y todo su poderoso tinglado spielbergiano: las luces, las naves, los etés, las cinco notas... Sí, ahí empezó todo, en algún pase por la tele de éstos que te pillan de chaval y ya no te dejan nunca.

Lo que haces en Azul y pálido es desclasificar expedientes con amor y respeto y das con un cómic silencioso, muy pendiente de que siga latiendo la mitología.

Sí, sí, exacto, otra cosa hubiera sido ser poco respetuoso. Son artefactos tan bellos... Incluso aquellos casos sobre los que tengo, bueno, menos confianza, poseen un aparato mitológico (es que es esa la palabra, sí, mitología) tan poderoso que no presentarlo en todo su esplendor hubiera sido un error, y no solo estético, también moral, claro. ¡Es que van de la mano!

¡Incluso le cantas a Jack Kirby! Con eso queda clara tu fascinación por los mundos remotos…

Es el mismo argumento. No puedes hablar de todo un Nuevo Génesis y no dibujarlo. No es justo, ni para ti ni para el lector. Kirby era una elección evidente, ¡porque él ya lo hizo! Tienes el Cuarto Mundo, y tienes a los Eternos y su 2001 (uno de mis tebeos favoritos)... Me venía de perlas, como homenaje al Más Grande y a mí mismo. Lo pasé la hostia de bien estudiando sus páginas, reformulando sus soluciones... Y creo que le da aire al relato, espacio, respira mejor.

¿Crees que la injerencia de estas fantasías en el inconsciente colectivo sigue aportándonos sentido de la maravilla, son renovables, o tal vez pueden estar un poco obsoletas?

Con las religiones occidentales destruidas, las necesitamos. De hecho se renuevan, y, curiosamente, al ritmo que marca la ciencia. Esto siempre me ha despistado un poco, pero oye, así somos. La ufología no deja de tener un componente racionalista, o eso intenta, de estudio serio, ponderado. Como la posibilidad de la civilización extraterrestre se difumina, ahora hay otros campos de acción posibilitados por la cuántica: otras dimensiones de existencia, otros estados vibracionales. Y aquí que nos agarramos.

Cioran decía que la ciencia es el escamoteo de la sabiduría en nombre del conocimiento del mundo…

Es que Cioran era transilvano, nada menos. La ciencia nos hace más fácil el día a día, pero todavía no ha explicado nada. Es una gran fracasada. ¡Más allá de la tumba y las cenizas no hay un horizonte! Tiene guasa, el fin es la única certeza absoluta y no hay científico que te lo pueda pesar ni medir. Así que las respuestas, por fuerza, tienen que estar en otro lado.

Pues sí, parece claro que necesitamos creer.

Sí, tío. Sí. Creer que algo más pesado que el aire pudiera volar fue lo que nos hizo poner los aviones en el cielo. El sigloveintiunismo nos está jodiendo. Esto no es el siglo XXI, es la segunda parte del XX, ese lugar donde le pusimos nombre a lo desconocido. Y no, no lo sabemos todo. Tenemos que volver a creer para crecer de una vez.

Azul y pálido puede adquirirse en librerías o través del servicio de venta por correo de Entrecomics Comics.

 

¿Y SI AHORA LEES ALGO SOBRE JACK KIRBY?

Jack Kirby en el valle

Comentar