Me tatué el nombre de algunas páginas porno en la cara para que mis hijos no pasaran hambre

Por Matt Shea


Todas las fotos por cortesía de Hostgator Dotcom.

En 1990, Sir Berners-Lee inventó la World Wide Web, soñando con un futuro en el que todas las barreras de comunicación fueran derribadas y donde gente de todos lados pudiera disfrutar de un mundo interconectado globalmente. Dos décadas después, un hombre se tatuó múltiples URL's de páginas pornográficas en la cara. Parece ser que internet ha llegado a una lógica conclusión.

Llámenme prudente, pero una de mis reglas generales es no tatuarme páginas porno en la cara. Pero Hostgator Dotcom (anteriormente Billy Gibby) no lo pensó dos veces. Tras enfrentarse al desempleo y a un desahucio que tenía pendiente, hizo lo que haría cualquier padre: vender su cuerpo, su cara y su nombre legal como espacios publicitarios a más de 40 empresas. Visto así, es una historia bastante triste y un ejemplo de las pocas opciones a las que se enfrentan los pobres de Norteamérica actualmente.

De todos modos, cuando oí hablar de Hostgator, pensé que tenía que ponerme en contacto con él porque: A) Quería darle más cobertura para ayudarle a ganar dinero para alimentar a sus hijos y B) Quería saber cómo es tener 'Pornhub.com' tatuado en la cara. Resulta que no está chingón.

VICE: ¿Por qué, Hostgator? ¿Por qué?

Hostgator Dotcom: Bueno, antes sólo vendía espacio publicitario en mi cuerpo, pero nadie me lo compraba. Me echaron del empleo que tenía y a mi familia y a mí nos iban a desalojar. Necesitaba encontrar una manera de sobrevivir económicamente. No quería hacer nada ilegal, y tampoco tenía amigos a quien poder pedir dinero prestado. Busqué trabajo y no encontré. No podía dejar sin hogar a mi mujer e hijos, así que sacrifiqué mi cara para que tuvieran donde vivir. No quería hacerlo, de verdad que no, pero tampoco quería que mis hijos vivieran en la calle.     

Eso es muy noble. ¿A cuántas personas mantienes?
A cinco niños y a mi mujer.

Supongo que Hostgator no es tu nombre de pila. 

No, vendí mi nombre a Hostgator.com por 15.000 dólares.

No mames, igual debería vender mi nombre y ganar ese dinero.  
En verdad, estoy intentando vender mi nombre ahora mismo. Estoy intentando entrar en el Libro Guinness de los Récords por tener el nombre más largo. Si Golden Palace compra mi nombre, seré Goldenpalacedotcom Hostgatordotcom.

Suena fenomenal. ¿Pero eso no incumple tu contrato con Hostgator?
No, porque mi nombre todavía contiene Hostgatordotcom.

Cierto. ¿Puedes citar algunas de las páginas que tienes en la cara?

Pornhub.com, Hotmovies.com.

¿Qué opinan tu mujer y tus hijos sobre esto?
Mis hijos son pequeños todavía y me aceptan por quien soy. A mi mujer le parece nbien, pero quiere que me quite los de la cara. Estoy trabajando en ello.



Es decir, te arrepientes de haberte tatuado estas páginas en la cara.
Sí. Lo hice por una buena razón pero no pensaba racionalmente en ese momento. Tengo un desorden bipolar, que no quiero poner como excusa, pero en ese momento no era tan racional como ahora. Ahora me medico y soy más racional. 


Eso está bien. ¿Cuál es el plan para quitarte los tatuajes de la cara?
Bueno, espero vender espacio de mi cuerpo para poder pagarlo. 


¡No, Hostgator, no! ¿Luego te arrepentirás de esos tatuajes!

No, no me arrepiento de los que llevo en el cuerpo porque nadie me juzga por esos. La gente ve los que llevo en la cara y piensan que soy un asesino o un traficante de drogas, pero con los del cuerpo no pasa nada.

Entonces, ¿cobras más por los de la cara?
Sí, cuestan unos 4.000 dólares cada uno.

Vives en Alaska, ¿verdad?
Sí.

Entonces no debe haber mucha gente que te ve la cara, ¿no?
Pues en verdad, la ven un par de miles de personas al día. 


Ah, ok. Supongo que no está mal. ¿Cómo convenciste a esas empresas para que compraran espacio en tu cara?
La idea les gustó bastante porque es algo nuevo y por toda la publicidad que tendrían una vez que saliera en las noticias.



Cuando lo hiciste, ¿te valía madre la apariencia de tu cara?
Sí. Parte de la razón por la que lo hice fue porque me frustra mucho cómo la gente juzga las apariencias. Muchas personas son racistas y tienen prejuicios, y a mi me daba igual mi apariencia. Ahora me doy cuenta de que me importa un poco más lo que piense la gente.

¿Tienes en mente otras maneras de vender tu existencia para vender publicidad?
Bueno, si consigo el récord mundial, estaré más expuesto para que otras empresas se publiciten sobre mi cuerpo. Además, pronto sacaré una web para promocionarme.

¿Esto es una forma de arte?
Algunas personas me miran y dicen, "Sus tatuajes son absurdos y no quieren decir nada," o " No son simbólicos." Pero yo pienso que sí tienen significado. Cada uno de mis tatuajes significan un día más en el que mantengo a mis hijos fuera de las calles. Para mí, mis tatuajes quieren decir mucho. 


¡Muy bien, Hostgator, mucha suerte con todo!

 

Sigue a Matt en Twitter: @Matt_A_Shea

 

Más gente que se hace cosas raras en el cuerpo:

Japoneses cara de dona

Prisioneros australianos se están poniendo implantes caseros en el pene

A los enanos italianos les encanta que les rompan los huesos

Comentar