Esta Iglesia usa rifles AR-15 como parte de sus ritos

Para alguien ajeno a la comunidad, el hecho de que la gente estuviera dispuesta a integrar armas de fuego en su vida espiritual era desconcertante.

Jun 30 2021, 1:59pm

Artículo publicado originalmente por VICE en inglés.

Una secta religiosa conocida por usar rifles AR-15 para sus rituales y por sus ideas políticas vinculadas con la ideología MAGA compró un terreno de 16 hectáreas en el centro de Texas, Estados Unidos, que esperan se convierta en refugio seguro para los “patriotas”, ante lo que ellos consideran una guerra inminente incitada por el “estado profundo”.

Publicidad

La propiedad, ubicada en la pequeña comunidad de Thornton, a 64 kilómetros de Waco, estaba a la venta por cerca de 1 millón de dólares y fue apodada “Liberty Rock” por sus nuevos propietarios, la Iglesia del Santuario, también conocida como los Ministerios de la Vara de Hierro, dirigidos por el pastor Hyung Jin “Sean” Moon. Los miembros de la congregación a menudo se refieren a él como “Rey”.

Si bien la congregación de Moon —que se estima en cientos de feligreses— es relativamente marginal, es un descendiente directo de la Iglesia de la Unificación, una Iglesia mucho más grande, fundada por el padre de Sean Moon, el reverendo Sun Myung Moon: un mesías autoproclamado, acusado de ser líder de un culto, cuyos seguidores eran conocidos como “moonies”.

Sean Moon, que llegó en 2017 a Terranova, Pensilvania, sigue la doctrina de su difunto padre, pero con un giro. Moon dice que se inspiró en un pasaje bíblico del Libro de Apocalipsis que habla sobre cómo Jesús usó una “vara de hierro” para protegerse a sí mismo y a los demás. Concluyó que era una referencia a los rifles AR-15 e integró armas de fuego de alta potencia en los servicios regulares de la Iglesia, incluidas las ceremonias nupciales. También fundó la Iglesia con el apoyo de su hermano, Kook-jin “Justin” Moon, director ejecutivo de Kahr Arms, una empresa de fabricación de armas ubicada en las inmediaciones.

Desde su comienzo, la Iglesia acogió con pasión al expresidente Donald Trump e incorporó la guerra cultural y las conspiraciones de Trump en su retórica. Moon contó a VICE News a finales de 2019 que creía que Dios estaba trabajando a través de Trump para librar al mundo del “satanismo político” (por ejemplo, el “estado profundo” y “el pantano”) y restaurar el Edén. A través de su perspectiva centrada en las armas y amigable con la ideología MAGA, Moon ha podido establecer algunas alianzas políticas marginales. El exasesor de Trump, Steve Bannon, habló en un evento reciente organizado por la Iglesia. El senador del estado de Pensilvania y organizador del movimiento “Stop the Steal” (Detener el robo), Doug Mastriano, también fue anunciado recientemente como invitado especial en otro evento.

A medida que la Iglesia de Moon se ha expandido, comprado propiedades adicionales y se ha incorporado en al menos dos estados más (Delaware y Florida), la retórica y enseñanzas del pastor se han vuelto aún más radicales y militaristas. Sus sermones abarcan una amplia gama de temas, desde el clima y por qué odia los resorts de esquí (demasiados “lunáticos de izquierda”), hasta cómo prepararse para la próxima guerra incitada por el estado profundo.

Publicidad

La nueva propiedad, conocida localmente como “Running Branch Camp and Marina”, ya estaba equipada con una tienda de abarrotes, equipo para pescar, una cocina industrial, conexiones para casas rodantes, cabañas y sitios para acampar.

El propósito de la propiedad, según una campaña GoFundMe que busca 21.000 dólares para renovaciones, es “expandir el Reino de Dios a las regiones occidental y sur de Estados Unidos”.

Después de las renovaciones, la Iglesia espera que Liberty Rock sea “el hogar de más de 100 sitios que servirán a nuestra comunidad y a los patriotas de Texas y de todo el país”. La cuenta de Instagram de los Ministerios de la Vara de Hierro presenta fotos del sitio, incluida la ceremonia de corte de cinta y de bendición, que se llevó a cabo el 20 de abril. Parece que al menos una familia de la Iglesia vive allí a tiempo completo mientras se llevan a cabo las remodelaciones. 

“Son tiempos peligrosos y este es un lugar de refugio y retiro si nuestra comunidad lo necesita”, dijo Moon en uno de sus sermones recientes, titulado “El informe del rey”, que normalmente pronuncia con una corona hecha de balas y un AR-15 dorado montado delante de él. “Por supuesto, en el peor de los casos”.

Los líderes de una asociación comunitaria local a la que VICE News contactó no parecían saber que tenían nuevos vecinos. “¿Se va a convertir en un problema?”, preguntó un residente preocupado. 

Imagen de Google Maps que muestra el complejo Running Branch Marina en Thornton, Texas, que ahora ha sido apodado "Liberty Rock" por sus nuevos propietarios, Sanctuary Church

La adquisición de esta nueva propiedad ha sido un tema recurrente en los sermones de Moon, que ahora se transmiten a través de la plataforma de juegos Twitch o el sitio de streaming Rumble desde que fueron expulsados ​​de YouTube por violar las pautas de la comunidad. Sus videos suelen ir acompañados de una gran cantidad de hashtags, incluidos #MAGA, #Trump, #QAnon, #Q y #bluelivesmatter.

“Los globalistas marxistas internacionalistas están tratando de iniciar una guerra civil aquí, para poder traer las tropas de la ONU y el ejército chino-comunista, con el objetivo de destruir y matar a todos los propietarios de armas, cristianos y cualquier oposición, es decir, partidarios de Trump”, dijo Moon con total naturalidad en un sermón reciente. “Estamos ante la muerte de Estados Unidos en este momento. Es por eso que, por supuesto, Dios está permitiendo nuestra expansión”.

Publicidad

El 3 de enero, su iglesia envió un aviso a los miembros. “Algunos agentes federales operan como un cartel criminal y están en proceso de robar esta elección presidencial”, decía el aviso. “Necesitamos prepararnos y entrenar para el combate”.

“Obviamente, es mejor si podemos hacer uso de nuestros derechos a la libertad de expresión y asociación, para buscar la reparación de los agravios”, continuó. “De lo contrario, tendremos que luchar físicamente y muchos morirán”.

Tres días después, cuando los fans de Trump se reunieron en Washington, D.C., Moon publicó un video en Instagram afuera del Capitolio, en medio de la insurrección, huyendo de nubes de gas lacrimógeno junto con su esposa y su hermano.

“¡NOS BOMBARDEARON CON GAS LÁCRIMÓGENO!” escribió en el comentario del video. “¡PROTEGEN A ANTIFA, PERO DISPARAN Y ARROJAN GAS A LOS PATRIOTAS!”.

Un portavoz de la iglesia dijo que, hasta donde sabe, nadie de su congregación entró al Capitolio ese día, pero que a Moon le gusta comparar los eventos del 6 de enero con el Motín del té de 1773. “Aunque al inicio fue un hecho controvertido incluso entre los patriotas, el Motín del té llegó a ser conocido como uno de los eventos fundamentales que llevaron a la independencia de Estados Unidos de la tiranía de la corona británica”.

Publicidad

Desde el 6 de enero, los sermones de Moon han adquirido una mayor intensidad y urgencia. En una emisión en febrero titulada “Se acerca el peligro para los seguidores de Trump”, Moon advirtió a los espectadores que el gobierno de Biden estaba planeando un genocidio contra sus oponentes políticos o planeaba concentrar a los partidarios de Trump y enviarlos a “campos de rehabilitación”.

“Tenemos que entender al enemigo con el que nos enfrentamos”, dijo Moon. “Debemos estar listos para orar con mucha fuerza, movernos rápido y, por supuesto, resistir en muchos niveles todo el mal que están tratando de perpetrar en el mundo”.

Moon también adoptó una nueva estética de pandillero motociclista, cambiando sus blazers de camuflaje por una chaqueta de cuero adornada con parches mostrando una corona y el nombre de su Iglesia, así como la frase “Regimiento de Túnica Negra” sobre una imagen de un AR-15. 

Mientras tanto, una comunidad de antiguos “moonies”, muchos de los cuales tienen familiares o amigos que están profundamente involucrados con la Iglesia del Santuario, están observando con horror su descenso al extremismo.

“Se siente como si estuviera viendo un tiroteo en una escuela o algo parecido en cámara lenta”, dijo Jane, cuyos padres son miembros prominentes de la Iglesia Santuario. Jane pidió que su nombre real se mantuviera anónimo por razones de seguridad. “Estas personas se están volviendo cada vez más dementes y están asustando a todos. No sé qué vaya a suceder”. 

El pastor Hyung Jin "Sean" Moon, director de la Iglesia del Santuario, en 2019 (Foto: Roberto Daza/VICE News)

Como muchas otras familias “moonies”, los padres de Jane fueron emparejados y casados ​​a través de la Iglesia. Fue criada viviendo y respirando la doctrina de la Iglesia de la Unificación y asistiendo a sus campamentos de verano. También le enseñaron que dudar de cualquiera de sus enseñanzas significaba abrirse a pensamientos y tentaciones satánicas.

Las armas no formaban parte de su vida. Dijo que recuerda haber escuchado rumores de otros niños en la escuela dominical de que la Iglesia era dueña de una empresa de armas. “Entonces, cuando era niña, contaba las cosas con inocencia, porque estaba confundida, lo que me metía en problemas”, dijo Jane. “Cosas como: ‘¿Por qué tenemos una empresa de armas? ¿No se trata de la paz? ¿Qué tienen de pacífico las armas?’”.

Publicidad

Sus padres no poseían armas, pero había escuchado que a la familia Moon le gustaba cazar. “Personalmente, nunca he tenido un arma en mi vida”, dijo Jane. “Creo que tenían armas en el campamento un año y algunas de las personas mayores, a quienes llamamos ‘tíos’, sacaban a los niños a practicar tiro al blanco, como dispararle a una lata contra una pared o algo así”.

En 2000, la familia de Jane se mudó a Seúl, donde su padre ayudó a Sean Moon a establecer un servicio en inglés de la Iglesia de la Unificación. Una década después, regresaron a Estados Unidos y se establecieron en Berkeley, California. Entonces Jane notó que sus padres, aparentemente de la nada, empezaron a hablar sobre armas. Decían cosas como: “Si todos tuvieran un arma, no habría necesidad de policías”. Su padre le sugirió que comprara un arma para protegerse. “Él decía cosas como: ¿qué pasa si estás en McDonald’s, vas al baño y te violan?”.

Alrededor de 2010, Jane dejó la Iglesia, comenzó a asistir a terapia y rompió lazos con sus padres.

“Los eliminé de mi vida en un intento por no ahogarme”, dijo Jane. “Entonces, cuanto más tiempo pasaba sin hablar con ellos, más me daba cuenta de lo abusivos que habían sido”. 

Años más tarde, se enteró de que sus padres iban a mudarse a Pensilvania. “Dieron una excusa falsa y les dijeron a todos en sus vidas que se mudarían para ayudar a un miembro de la familia, pero en realidad se mudaron para estar más cerca de la Iglesia del Santuario”, dijo Jane.

Luego vio las fotos de sus padres sosteniendo los rifles AR-15.

Publicidad

Jane se esfuerza arduamente para que sus padres no sepan dónde vive y está tratando de determinar si se han mudado a Liberty Rock.

“No es que crea que van a llegar armados a tratar de matarme. Pero sí creo que podrían venir con sus armas a decirme: ‘Te vamos a salvar, te llevaremos de regreso a este lugar y te cuidaremos’”, dijo Jane. “No confío en ellos. No confiaría en ellos ni con un cuchillo para untar”.

Una ceremonia de boda en la Iglesia del Santuario en Terranova, Pensilvania, 2019 (Foto: Tess Owen/VICE News)

La Iglesia del Santuario fue noticia por primera vez en 2018, cuando los medios cubrieron una ceremonia nupcial masiva en la que se incluyeron los rifles AR-15. Para alguien ajeno a la comunidad, el hecho de que tantas personas estuvieran dispuestas a dar el salto inusual y radical de integrar armas de fuego de gran potencia en su vida espiritual era desconcertante. Para muchas familias “moonies”, fue una gran transición psicológica la realización repentina de rituales que incluían armas en la iglesia.

Pero los autodenominados “exmoonies” le dijeron a VICE News que muchos de los feligreses de la Iglesia original estaban psicológicamente condicionados para dar ese salto.

“Cuando ocurrió la división, no fue como inscribirse en un gimnasio”, contó Renee Martínez, una artista que trabaja en un salón de tatuajes, quien dejó la iglesia en 2012 después de la muerte del reverendo Moon. “Fue un proceso paulatino aferrarse a un nuevo sistema de creencias que era casi idéntico a lo que ya creías”.

Publicidad

“La Iglesia de la Unificación ha preparado a generaciones de sus seguidores para esto”, agregó Martínez. “La Iglesia tiene ahora 60 años, con tres generaciones. No es solo un culto al que se unieron unos hippies. La gente está programada para defenderla y no conoce nada más”. (La Iglesia de la Unificación no respondió a la solicitud de comentarios de VICE News).

“Cuando Sean empezó a ejercer presión sobre la inclusión de las armas y su hermano empezó a promover descaradamente su compañía de armas, fue fácilmente aceptado porque el reverendo Moon dijo que teníamos que prepararnos para proteger la paz”, dijo Martínez. “Creo que la violencia y el apoyo a las armas siempre han sido parte de la Iglesia de la Unificación”.

Los antiguos miembros de la Iglesia de la Unificación dicen que la organización emplea una variedad de tácticas coercitivas y abusivas para fomentar una lealtad duradera y una confianza ciega.

Por ejemplo, crean ansiedad y miedo en torno a un enemigo común, dijeron los exmiembros. Recurren al “bombardeo de amor”, en el que importantes funcionarios de la iglesia llenan de afecto a los nuevos miembros. “La idea de que te retiren ese afecto puede ser aterradora”, dijo Jane. “Y harías cualquier cosa para recuperarlo”.

Martínez dijo que los funcionarios de la Iglesia la acosaron después de que se hubiera separado alrededor de 2012.

Publicidad

“El líder estatal vino a mi casa y me dijo que asistiera a un taller, dos días, luego tres días, luego un taller de 21 días, para volver a adoctrinarme, esencialmente”, dijo Martínez, quien ahora trabaja en una parte rural de Texas. “Fue aterrador. Por eso me mudé al desierto”. Este tipo de acusaciones contra la Iglesia han surgido durante décadas, pero la Iglesia ha afirmado repetidamente que sus críticos son exmiembros amargados o descontentos. No hay evidencia actual que demuestre que la iglesia de Sean Moon use tácticas coercitivas similares. 

Una de las siete parejas que se casaron en una ceremonia nupcial conjunta en la Iglesia del Santuario en Terranova, Pensilvania, 2019 (Foto: Tess Owen/VICE News)

Martínez y Jane son parte de una comunidad de exmoonies de segunda generación que están conectados a través de WhatsApp y se pronuncian cada vez más contra lo que alegan fueron abusos psicológicos infligidos por la Iglesia.

Dicen que un incidente violento reciente que involucró a uno de los miembros de la Iglesia, a quien algunos de ellos conocían, debería ser visto como una advertencia de lo que vendrá y una consecuencia inevitable de años de manipulación psicológica, abuso de la salud mental y una retórica cada vez más radical.

Nicholas Skulstad, de 33 años, también se crio en la Iglesia de la Unificación y después de la muerte del reverendo Moon se unió a la Iglesia del Santuario, según Martínez, quien creció a pocas casas de él. Skulstad se describe a sí mismo como un “seguidor de Hyung Jin Moon” y un “guerrero de Cristo” en su biografía de Instagram. Su perfil está plagado de hashtags que hacen referencia a las teorías de la conspiración de QAnon.

Fue arrestado el mes pasado después de que presuntamente chocó repetidamente su automóvil contra un vehículo del Departamento de Transporte en Westchester, Nueva York, rompió sus ventanas y atacó a los oficiales que llegaron al lugar, mientras gritaba: “¡Soy Jesucristo! ¡Van a morir hoy! ¿Están listos para morir?” de acuerdo con los documentos federales de imputación. Cuando la policía registró su vehículo, descubrieron un casquillo de bala y un cuaderno, el cual contenía una página titulada “Lista de personas para matar” que consistía en nombres de funcionarios públicos actuales y anteriores, así como otras figuras públicas, según los fiscales. (Skulstad se declaró inocente y su abogado no respondió a la solicitud de comentarios de VICE News).

Días antes de su arresto, Skulstad se había puesto en contacto con Martínez.

“Empezó a decir cosas realmente demenciales”, dijo Martínez. “Dijo que todos iban a morir. Me dijo que comenzara a rezar... Le pregunté qué quería decir. Pensé que iba a dispararle a todo el mundo”.

Comenzó a hablar de cómo la vacuna iba a matar a la gente y que era la “marca de la bestia"“ También habló sobre conspiraciones de los Rockefeller y los Rothschild como parte de los “linajes satánicos” que “dirigen los bancos y los gobiernos” de todo el mundo. Habló de una próxima “purga” que erradicaría a todos los que “cometen el mal, como los pedófilos”.

Un portavoz de la Iglesia del Santuario confirmó que Skulstad era parte de su comunidad, pero señaló que nunca ocupó un puesto de liderazgo y solo asistía a los servicios ocasionalmente. “Fue arrestado debido a cargos presentados por la policía”, dijo el vocero. “Según el sistema de jurisprudencia de Estados Unidos, eres inocente hasta que se demuestre tu culpabilidad. Los medios de comunicación no tienen la autoridad para determinar su culpabilidad o inocencia”.

“Fue impactante pero no inesperado”, dijo Martínez sobre el arresto de Skulstad. “Parecía la evolución natural de las cosas. Sé lo radical que es la Iglesia. Sé que no creen en la salud mental. Conozco las maneras en que arruinan la vida de las personas”. 

Tagged:

Trump, armas, iglesia, extremismo, maga

Más
de lo Mismo
Maradona fue enterrado sin su corazón para que los fanáticos no se lo robaran
Los médicos lo declararon muerto y salió vivo de un congelador 6 horas después
La OMS nombra "Ómicron" a la nueva y preocupante variante de COVID-19
Nueva variante de COVID-19 con mutaciones "aterradoras" es identificada en tres países
OnlyFans: ¿quién responde por tu dinero y tu imagen?
Si eres mujer o una persona racializada, te están vigilando
Vigilados en la cancha
Tengo esquizofrenia. Así es como afecta mi vida sexual

por Mark Hay; traducido por Laura Castro