Acompañé a mi abuela a ponerse la primera dosis de una vacuna contra el coronavirus

Luego de un año de encierro pude ver a mi abuela con una sonrisa y al aire libre.

Publicidad
Publicidad
Publicidad