FYI.

This story is over 5 years old.

Actualidad

María Antonieta fue la primera mártir de la moda

Una profesora de historia argumenta que la muy difamada María Antonieta, Reina de Francia intentó ganarse la influencia de la corte real a través de su sentido trascendente de estilo sólo para terminar siendo decapitada como resultado.
24.6.14

Ilustración por Craig Scott

La muy difamada María Antonieta tenía poca suerte. Cuando era solamente una adolescente se casó con el impotente Delfín de Francia, le cortaron la cabeza y póstumamente se convirtió en un símbolo del exceso y la avaricia de la aristocracia. Su famosa decapitación fue en sí el resultado de su voraz pasión por la moda, dice Clare Crowston, una profesora de historia de la Universidad de Illinois, cuyo último libro es Reputación, moda y sexo: economías del viejo régimen de Francia. Como gran admirador que soy de las famosas damas francesas, las decapitaciones y la ropa que se lucía en tiempos en que la gente usaba letrinas, decidí hablar con ella para aprender más.

Publicidad

VICE: ¿Por qué la vida de María Antonieta estaba tan mal?

Clare Crownston: Ella enfrentaba retos difíciles. Era austriaca, y Austria era el enemigo tradicional de Francia. Su esposo era impotente y por años no pudieron consumar el matrimonio, así que no había hijos. Además era joven y estaba en una posición muy vulnerable.

¿Y qué tiene que ver la moda en todo esto?

Hay una gran frase en una de sus cartas que básicamente dice que ella usó la moda para dar la apariencia de tener crédito. En el siglo XVIII, cuando la gente hablaba de “crédito”, se refería a la reputación y credibilidad de una persona. Lo que ella decía era que parte de tener crédito radicaba en aparentar que tenías crédito.

Ella le puso más atención a la moda que cualquier otra reina en el pasado —las demás estuvieron más apegadas al código tradicional de vestimenta— e intentaba impulsar la moda y usar su habilidad de crear estilos nuevos y dominar la moda como manera de llamar la atención y sostener su prestigio ante los ojos de la corte.

Para lograr esto, María Antonieta debió trabajar directamente con diseñadores, ¿verdad?

Ella tenía una relación fascinante con una mujer llamada Marie-Jeanne Rose Bertin, quien era una de las oficiales distribuidoras de moda para la reina. Era algo así como la Coco Chanel de su tiempo, la primera estilista famosa de celebridades.

¿Y se supone que esto hizo enojar a la gente del común?

Simbolizó que la reina estaba obrando mal. Gastaba demasiado dinero, tenía relaciones con las personas equivocadas y se enfocaba en cosas frívolas. La gente decía que la reina estaba llevando a las familias de la aristocracia a la bancarrota al fomentar que las mujeres de la nobleza siguieran sus pasos en la moda y, por ende, al país entero.

¿La ropa que la reina usaba era considerada en su tiempo como alarmante?

Ella usaba ropa que era más extravagante que sexual. Pero hay un retrato famoso de María Antonieta hecho por el artista Louise Élisabeth Vigée Le Brun, en el que ella aparece usando un camisón muy simple. Lo alarmante fue su informalidad, tan sólo era un vestido de lino blanco con un encaje alrededor del busto. La reina debía estar envuelta en corsés rígidos y usar prendas formales indudablemente costosas.

Sin embargo, aquí parecía que la reina hubiera sido pintada en su bata de dormir. Puede que la gente haya interpretado que había un componente sexual en él, pero alarmaba más en lo social que de una manera sexual.