Publicidad
Noisey

La profecía de Bowie: Cómo intentó decirnos que Kanye sería su heredero

Algunos místicos ya sabían de las conexiones entre Kanye West y el 'hombre de las estrellas'. Solo que, dado que muchos ignorantes todavía no somos capaces de conectarnos con nuestra propia parte espiritual, todavía no nos habíamos dado cuenta que...

por Ryan Bassil
04 Febrero 2016, 7:00am

No representa ninguna novedad que la música sea la línea preferente para comunicarnos con el de arriba: de hecho muchos discos nos sugieren —tampoco muy sutilmente— que hay seres divinos viviendo entre nosotros, profetas que intentan anticiparnos el futuro. Mientras que para muchos de nosotros el simple hecho de programar el 'tupper' que llevaremos a la oficina resulta un desafío impensable, os recuerdo que existen 'elegidos' que pueden ver el futuro, eso es así.

Nostradamus predijo un montón de cosas: desde el gran incendio de Londres hasta la muerte de Lady Di. El prolífico escritor del siglo IXX Morgan Robertson escribió un libro sobre 'un iceberg que chocaba contra un crucero' catorce años antes de la tragedia del Titanic, y no queremos imaginar cuantas más profecías habrá en el mundo que todavía no sabemos.

De todos los individuos sobrehumanos que han pasado por esta triste existencia, el último que ha vuelto 'a casa' ha sido el gran David Bowie. Hay mucha gente que se han dado cuenta de que Bowie no fue solamente un genio: también fue un profeta.

Miramos ahora ese video del 1999 donde predijo el futuro de Internet. O aquella vez que adivinó el invento del iPad. Sabemos que el tipo venía del espacio, y sabemos también que tenía el don de mirar hacia el interior del ser humano y anticipar su evolución. Por eso no nos sorprende que haya predecido la llegada del nuevo Jesus, o mejor dicho de Yeezus, la divinidad de Good Friday y Good Music.

Algunos místicos ya sabían de las conexiones entre Kanye West y el 'hombre de las estrellas'. Solo que, dado que muchos ignorantes todavía no somos capaces de conectarnos con nuestra propia parte espiritual, todavía no nos habíamos dado cuenta que David Bowie predijo el ascenso del divino Kanye West.

Nosotros hemos decidido entrar en contacto con nuestro 'yo' espiritual, y abrirnos a lo mágico, ¿y vosotros?

Proseguimos entonces: ¿De qué manera predijo David Bowie la llegada del divino Kanye West?

Nuestra historia de proporciones bíblicas empieza con un álbum icónico de Bowie: The Rise And Fall Of Ziggy Stardust and The Spiders From Mars , poniéndonos por escrito un mensaje muy claro:

Esta no es la inicial de ninguna zapatería, está clarísimo que Bowie quería decirnos algo, y lo ha hecho de manera sutil pero transparente. Si no hemos sido capaces de verlo es solo culpa nuestra. Reflexionando un segundo nos damos cuenta de su simpleza, no lleva escrito 'Mercadona' ni 'La Sirena', si no probablemente habríamos imaginado otra profecía, lleva simplemente la K de Kanye y West. ¿Podría haber sido más claro?

Bowie no se limitó a dejar solo un indicio en la portada de Ziggy Stardust: En la primera canción el profeta anuncia que al mundo le quedan 'Five Years' —cinco años para el Apocalipsis— a menos que no llegase a la tierra un "hombre de las estrellas". Kanye West nació —que coincidencia— 5 años después del estreno de Ziggy Stardust, bueno, para ser exactos dos días después de que el álbum saliese a la venta. ¿Simples coincidencias? No creo. Bowie sabía que Kanye West iba a nacer, porque Bowie podía predecir el futuro.

La increíble historia no acaba aquí: Si Kanye no hubiera sido una divinidad llegada a la tierra para aplacar nuestras almas inquietas ¿por qué habría aparecido en la portada de la famosa revista "Rolling Stone" vestido como una divinidad? ¿Algunas ideas?

A lo mejor deberíamos echar también un ojo a la canción número tres de los últimos discos de Bowie y West para entender mejor la cuestión. En el último álbum de Bowie dicha canción se llama 'Lazarus', y se refiere a un personaje del Evangelio resucitado por Jesucristo, mientras en el álbum de West se llama 'I am a God', y hace referencia a al hecho que todo el mundo sabe que Yeezus se habría convertido en una divinidad.

¿Todavía no me creéis? Ok, pues vamos a mirar el resto de las canciones en último álbum de Bowie. En la canción que abre ese maravilloso álbum que es Blackstar, Bowie cuenta la historia de un líder que se está muriendo y que está esperando que 'alguien' le remplace. "Something happened on the day he died," dice el texto. "Spirit rose a meter and stepped aside / Somebody else took his place, and bravely cried / 'I'm a blackstar, I'm a blackstar!'"

¿Quién es una 'estrella negra'?

Imagen vía

Kanye West lo es, por ejemplo.

El texto de la canción de Bowie sigue especificando que dicha 'estrella negra' no es un 'gangsta'. Y quién, según vuestra opinión, ¿decidió no convertirse en un 'gangsta'?

Kanye West no es un 'gangsta'. No. Su decisión de no tocar ni de lejos la cultura 'gangsta' es unas de los muchos motivos que llenan de orgullo nuestro Yeezus. Sirva como testimonio aquella vez que se presentó al mundo con una polo rojo y una mochila declarando "Woke up early this morning with a new state of mind / A creative way to rhyme / Without using knives and guns". Un héroe de la paz. Pero si todavía no estáis convencidos deberías mirar estas últimas piezas del puzzle y empezar a creer definitivamente a la profecía de Bowie.

En el sencillo 'Takeover' de su colega Jay Z, Kanye había utilizado un sample de la canción de Bowie "Fame". Y llegó el momento del 'takeover' de Bowie.

Aquí podéis admirar el famoso maquillaje de Bowie trasplantado en el redondo y ancho rostro de Kanye West, deberíais admitir que esa mirada con ese dibujo queda perfecto.

Os hemos dado bastante información para convenceros de que Bowie en realidad ya sabía que Kanye West se convertiría en el nuevo hombre de las estrellas, pero también hay otra teoría que dice que todo esto en realidad es pura coincidencia. Llamadnos soñadores si queréis, pero es cierto que la vida sería muy aburrida si no hubiera cosas en las cuales nos cueste creer. Al final la fe es esto: creer en algo en que no podéis ver, y aunque os cueste creer en esta fantasmagórica teoría, sabemos que algunos de vosotros sí que lo haréis.

Reflexionando un poco más sobre la cuestión deberíamos admitir que David Bowie ha sido el Mesías perfecto para aquella generación de soñadores que ha vivido los mágicos años 60 y 70, echa de esperanza y ganas de conquistar el mundo —y la Luna—. Mientras tanto deberíamos admitir también que el héroe que necesitamos, partícipe de ésta generación de perdidos sin ninguna fe y aparentemente sin motivos para soñar un mundo mejor, necesitamos alguien como Kanye 'Yeezus' West para dirigirnos con fuerza y coraje hacia un nuevo futuro, hecho de confianza en uno mismo, en el mundo, y en la vida.

Artículo traducido por Niccolo Massariello


Tagged:
david bowie
kanye west
RIP
música
Yeezus
nostradamus
conspiranoia
profecías