futbol femenil

El desafío del amanecer para el balón femenil en México

Por fin se escuchó el silbatazo inicial del futbol femenil mexicano. Después de tantos años de espera, pocos se imaginaban gradas semivacías en la inauguración de la Copa MX Femenil. No hubo discurso dedicado a la lucha de las mujeres que abrieron...
4.5.17
Foto: Twitter @tolucafc_fb

Por fin se escuchó el silbatazo inicial del futbol femenil mexicano. Después de tantos años de espera, tal vez pocos se imaginaban gradas semivacías en la inauguración de la Copa MX Femenil. No hubo un discurso dedicado a la lucha de las mujeres que abrieron este espacio a patadas y tampoco el clásico corte de listón que inaugura los eventos añorados. Eran las 10 de la mañana cuando se dio el silbatazo inicial, que parece suficiente. En tiempos de contar historias a futuro cuando se trata de futbol femenil, recurrir a las emociones por ver el juego de ellas --dentro del parteaguas de la Liga MX Femenil a celebrarse en septiembre--, parece una tarea saludable.

Publicidad

Así lo reconoció la legendaria Maribel Domínguez, Marigol, y quién más que ella, para manifestar la euforia. "Yo tengo ganas hasta de llorar, estoy feliz, al mismo tiempo puedo imaginar que todo el sufrimiento que se llevó a cabo y todo lo que tuvimos que pasar para tener esto valió pena, y lo volvería a vivir igualmente". Presente en la Copa para hacer visorías, pues forma parte del cuerpo técnico de selecciones femeniles, Maribel también le apuesta al futuro. En el pasado, ella tuvo que migrar a España para poder jugar con equipos femeniles profesionales: "Poco a poco la gente y los patrocinadores se darán cuenta de que también las muchachas pueden dar futbol y todos van a querer unirse que es lo que buscamos para que esto se vuelva más profesional, no lo pedimos ahora, pero más adelante".

Estas son nuestras 11 Diablitas que defienden nuestro escudo en la — TolucaFC Fuerzas B. (@tolucafc_fb)3 de mayo de 2017

A excepción del casi centenar y medio de seguidores que llegaron a apoyar al equipo Toluca femenil --donde fue el evento--, y quienes se retiraron en cuanto el partido de las Diablas terminó 2-1 ante Morelia, los contados aficionados que atestiguaron los primeros encuentros formales del balompié femenil del país dejaron escuchar casi hasta las indicaciones de los directores técnicos. Entre ellos estaba Leonardo Cuéllar, primero al frente del América y luego en la tribuna para analizar a su siguiente rival: Pumas.

Publicidad

El vicio de querer ganar lo tiene ahí. "Tengo cuerda para buscarlo y para hacer que este proyecto de Club América sea sólido, importante y, por qué no, que se convierta en uno de los mejores cubes del mundo hablando de futbol femenil". Sus pupilas llegaron con instrucciones y Daniela Espinosa realizó la primera anotación histórica del futbol femenil de primera división del país, las demás remataron con otros cinco tantos para dejar a las Rayadas de Monterrey en cero.

Los casi veinte años de experiencia que el DT estuvo al frente de la selección femenil y en distintas categorías, le dieron la palabra para seguir hablando del futuro: "Este es un buen ensayo, esto nos va a educar de muchas maneras a todos los clubes, por primera vez en la historia tienes cuerpos técnicos dedicados a desarrollar el futbol femenil y eso va a ser extraordinario y de una ventaja enorme para nuestros representativos".

Pero el ensayo aún no llega al lenguaje, ese que nombra a las jugadoras dentro del deporte más practicado por hombres en México: el futbol. Por eso, Miriam Aguirre, anunciada como "portero" del conjunto Pachuca en la página de la Liga MX Femenil, da una atajada. "Es lo mismo con los nombres de la varonil, no hay una definición para las mujeres, es futbol, como sea aquí estamos y no hay géneros… No me afecta que me digan 'la portero de las tuzas, habrá a quien sí'".

Con 12 equipos dentro del Torneo –de 18 que formarán la Liga MX Femenil, cuyo límite de edad es de 23 años y solo dos para categoría libre, hubo quien sí pudo pisar la cancha en presente como la compañera de equipo de Miriam, la delantera –y seleccionada nacional-- Mónica Ocampo, de 30 años.

"Estoy muy contenta de poder participar en este primer torneo femenil y de haber realizado el sueño de muchos años". Ocampo sabe que su amor por el futbol también marcará nuevas fronteras: "Le iba al Toluca… bueno le voy… pero la verdad es que el Pachuca nos va ganando poco a poco por aquello de sentir los colores y dar lo mejor de mí". De principio a fin las Tuzas dominaron en su primer encuentro y Mónica, para no dejar de ser presente, aportó uno de los seis goles que encontraron respuesta floja de las Chivas de un solo gol.

Las Xolas, las Pumas –también con marcador abultado de 4 goles- y Necaxa se llevaron los otros tres triunfos ante Cruz Azul, Santos y Tigres. "Aquí hay oportunidades para todas", remató la nacida en Tijuana y jugadora de Xolas, Carolina Jaramillo. La música de la Liga Mx se escuchó en el centro de la cancha así como los gritos de los padres, madres y amigas que seguían lamentándose no poder estar en la cancha por el reglamento. Como dijo Maribel Domínguez, "que ya tenemos una liga, que despierten, que entrenen, que hoy sí podemos hablar de que en el futbol mexicano sí podemos hacerla igual al100 por ciento". El futbol femenino no está lejos del futuro.