Los Grammys 2018 dejaron fuera a las mujeres

A pesar de las referencias a movimientos como #TimesUp y #MeToo, sólo una mujer solista fue premiada en toda la noche.
Lauren O'Neill
London, GB
RT
traducido por Rodrigo Trejo
29.1.18
Lorde, izquierda, nominada al Album del Año (via); SZA, nominada en cinco categorías y no ganó ninguna (via)

Se siente un como un deja vú. A pesar de tener una lista de nominados relativamente diversa, y un par de presentaciones que hicieron referencia a los movimientos #MeToo y #TimesUp, una de las principales cosas que nos dejaron los Premios Grammy 2018 fue, lamentablemente, su decepcionante posición con las mujeres.

Antes de la ceremonia, los espectadores y los fans de los artistas tenían grandes esperanzas en las nominaciones de SZA, Lady Gaga y Lorde, pero al final, sólo una artista femenina, Alessia Cara, en la categoría de Mejor Artista Nuevo, recibió un galardón. Rihanna también ganó como artista invitada en "Loyalty" de Kendrick Lamar en la categoría de Mejor Actuación/Canción de Rap, pero no fue un premio como solista. En un año en el que fue especialmente crucial e importante los movimientos de empoderamiento de las mujeres, parece que los Grammy no pudieron poner su dinero donde estaba su boca. Lo más interesante de esto, es que SZA y Lorde hicieron dos de los mejores álbumes de 2017, aclamados por la crítica y realmente queridos por los fanáticos. Aunque una respuesta rápida a la escasez de ganadoras que hubo ha sido "¿tal vez ganó el mejor? ¿Tal vez esos álbumes no fueron tan buenos?" ese argumento queda nulo cuando te pones a escuchar Melodrama - una crónica perspicaz, por momentos eufórica del huracán que puede provocar una ruptura - y CTRL, que resume de manera perfecto tanto el amor moderno como el romance en un R&B más fino y suave que una bata de satín.

Publicidad

Sin embargo, esto no es nada nuevo. La semana pasada, antes de la premiación, NPR publicó un estudio realizado por la Iniciativa de Inclusión Annenberg de la Universidad del Sur de California, en la que encontró que más del 90 por ciento de los nominados al Grammy en los últimos seis años habían sido hombres. Stacy Smith, una de las autoras del estudio, dijo a NPR: "Cuando se trata de compositores, solo el 12 por ciento son mujeres, y quizá donde más se nota esta diferencia es en la producción, solo el 2 por ciento de los 651 productores eran mujeres. Y sólo dos de esos productores eran mujeres de color. "

Parece que si bien hicieron lo correcto en permitir a Kesha, para muchos un emblema de #MeToo en la industria de la música, tocar con otras mujeres. Los Grammys no cumplieron de una manera real al otorgar más premios a las mujeres nominadas. De hecho, la Academia tuvo problemas para reconocer a las mujeres en todos los aspectos: antes de la ceremonia se informó que la única candidata al Álbum del Año, Lorde, había sido invitada a presentarse únicamente como parte de un grupo, mientras que todos los co-nominados masculinos se presentarían en solitario.

Cuando se le preguntó acerca de la ausencia de Lorde en la lista de artistas intérpretes o ejecutantes, Ken Ehrlich, el productor ejecutivo de los Grammys, dijo:

"Ella tenía un gran álbum, el álbum del año es un gran honor, pero no hay manera de que podamos complacer a todos. A veces se quedan afuera personas que no deberían, pero por otro lado, hacemos lo mejor que podemos para asegurarnos de que sea un espectáculo representativo y equilibrado ".

Es frustrante que parezca que la respuesta es una sugerencia de que Lorde debería estar contenta por sólo estar nominada, y esa parece ser la actitud de los Grammy hacia las mujeres en general este año. En un año en el que las mujeres hicieron récords sobresalientes, el hecho de que solo una fuera reconocida entre sus compañeros varones es una decepción, por cierto, pero desafortunadamente, nunca una sorpresa.

Sigue a Lauren en Twitter y también a Noisey en Español .

Este artículo apareció originalmente en Noisey UK.