FYI.

This story is over 5 years old.

papeles de panama

Los 'Papeles de Panamá' cercan al círculo de los Le Pen en Francia

El xenófobo y neofascista Frente Nacional ha amenazado con querellarse contra Le Monde por injurias después de que este informara que algunas personas de su círculo más cercano habrían ocultado parte de sus fortunas en paraísos fiscales.
6.4.16
imagen de Jean-Marie Le Pen en 2007 por Kenji-Baptiste Oikawa/Wikimedia Commons
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

El rotativo francés Le Monde anunció el martes que algunos amigos cercanos de Marine Le Pen, la líder del partido de ultraderecha francés Frente Nacional, y de su padre, el retrógrado fundador de la xenófoba formación, Jean Marie Le Pen, estarían contemplados en los "Papeles de Panamá".

La que ya ha sido calificada como la mayor filtración informativa de la historia del periodismo, ha puesto al descubierto las miserables tramas orquestadas por un despacho de abogados panameño, Mossack Fonseca, para esconder las fortunas más obscenas del planeta en paraísos fiscales. La divulgación de nombres de implicados estrechamente vinculados al Frente Nacional, podría afectar negativamente a la creciente popularidad del partido. La formación comandada por los Le Pen ha crecido de manera exponencial en el país galo apuntalada sobre un discurso antimigratorio y populista que propone la limpieza étnica como solución para combatir al terrorismo y preservar los valores tradicionales franceses.

La guía de VICE News para entender los 'Papeles de Panamá'. Leer más aquí.

Este lunes, el redactor jefe de Le Monde Jeröme Fénoglio informó que "uno de los grandes partidos políticos franceses" estaría implicado en la trama de transacciones financieras ocultas, pero nunca dijo de cuál se trataría. Al día siguiente, el periódico publicó un artículo en el que anunciaba que el empresario Frédéric Chatillon y su contable, Nicolas Crochet — dos íntimos aliados de Marine Le Pen que están estrechamente vinculados al partido — están implicados en el escándalo.

Tanto Chatillon como Crochet ya fueron imputados en 2015 por haber orquestado una campaña de financiación ilegal en 2012. Hoy, la colaboración entre los periodistas de Le Monde y los del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) podría aportar claves fundamentales para descubrir cómo los ultraderechistas franceses habrían ocultado enormes cantidades de dinero en paraísos fiscales, lejos del alcance de la hacienda gala.

Publicidad

Según informa Le Monde, Chatillon habría transferido 316.000 euros extraídos de las cuentas corrientes de su empresa de Relaciones Públicas Riwal, hasta una cuenta en Singapur. Riwal es una empresa que ha colaborado estrechamente con el Frente Nacional. En 2012, sin ir más lejos, dirigió la campaña de prensa del partido, tanto en las elecciones presidenciales como en las legislativas. Se da la circunstancia de que en aquella época, Crochet era el administrador financiero de los candidatos del partido.

Según relata Le Monde, Chatillon y Crochet habrían contado con la ayuda de varios intermediarios y de cuatro empresas distintas para completar la fuga de capitales. Una de esas compañías habría sido domiciliada en las islas Vírgenes británicas — otro popular paraíso fiscal — por el infame despacho panameño Mossack Fonseca, el bufete desde el que se ha filtrado el mayúsculo escándalo.

Los 'Papeles de Panamá' siguen destapando tramas infames y pocos se sorprenden en Latinoamérica. Leer más aquí.

Chatillon defendió la transacción ante los periodistas de Le Monde. El empresario justificó el movimiento diciendo que respondía a "las perspectivas de rentabilidad" del mercado asiático en 2012. Según él, habría trasladado el dinero hasta allí para "eludir la habitual presión mediática en Francia". Chatillon ha asegurado que sacó el dinero para "ayudar a un amigo", quien entonces era el presidente de la compañía a la que habría transferido sus 316.000 euros.

En un comunicado publicado el lunes, el Frente Nacional negó cualquier implicación con el escándalo y advirtió a los periodistas de que "el partido no dudaría en tomar acciones legales", ante lo que considera como un acto constitutivo de "grave difamación".

Publicidad

Los "Papeles de Panamá" podrían, además, arrojar más luz sobre la investigación por "blanqueo de capitales y defraudación fiscal", a la que se enfrentan Le Pen padre y su esposa Jeanine. Los investigadores trabajan para determinar si el exmayordomo del neofascista, Gérald Gérin, habría ayudado a la pareja a transferir grandes cantidades de dinero dentro y fuera del país.

Según Le Monde, Mossack Fonseca podría haber ayudado a esconder parte de la fortuna de Le Pen en un paraíso fiscal domiciliado en el año 2000 en una isla caribeña. Se estima que el político xenófobo galo habría escondido 2,2 millones de euros en facturas, y en lingotes y monedas de oro.

La Hacienda francesa se habría interesado por el origen de las transacciones, después de observar las sospechosas operaciones bancarias del mayordomo. Este, habría transferido en 2010, 30.560 euros bajo la referencia "Adelanto para la señora Le Pen".

El mayordomo declaró a Le Monde que se trataba de un fondo que habría retirado para "cuando fuera viejo", y que "no tiene nada que ver con Jean-Marie Le Pen". El expresidente del Frente Nacional habría dicho que "los negocios del señor Gérin son cosa del señor Gérin. Y punto".

La publicación de los "Papeles del Panamá" ha desatado una oleada de furiosas reacciones por todo el mundo. Islandia fue el país que reaccionó de un modo más fulminante. A las pocas horas de que se filtraran los nombres de los primeros imputados, miles de manifestantes salieron a las calles de Reikiavik para exigir la dimisión de su primer ministro, Sigmundur Gunnlaugsson, después de que trascendiera que tanto él como su esposa habían escondido 4 millones de euros en un paraíso fiscal a través de una sociedad opaca. Gunnlaugsson se vio obligado a dimitir a primera hora de ayer entre caceroladas e insultos.

Sigue a Pierre-Louis Caron en Twitter: @pierrelouis_c

Follow VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs