fifa

Lo que sabemos de los casos de corrupción en las candidaturas mundialistas de 2018 y 2022

El FBI y las autoridades suizas se encuentra investigando ambas candidaturas.
27.6.17
Original images via Flickr and Wikimedia Commons/VICE Sports illustration

El FBI y las autoridades suizas están investigando las candidaturas de Rusia 2018 y Qatar 2022 por casos de corrupción. Esta nota será continuamente actualizada conforme sepamos más detalles al respecto.

Diciembre 2, 2010: Rusia gana a Inglaterra, España-Portugal, y Holanda-Bélgica y se queda con la Copa del Mundo de 2018. Qatar obtiene el Mundial de 2022 por encima de Australia, Estados Unidos, Japón, y Corea del Sur. Tres semanas antes de la votación, la FIFA suspende a los miembros de la Junta Ejecutiva, Reynald Temarii y Amos Adamu, por ofrecer sobornos a cambio de votos.

Publicidad

Febrero 7, 2011: Joseph Blatter comenta a la BBC que Qatar y la candidatura conjunta de España-Portugal para el 2018 acordaron apoyarse con votos. "Seré honesto, hubo un acuerdo en la votación entre España y Qatar. Fue una tontería. No funcionó para ninguno de los dos".

Mayo 10, 2011: El expresidente de la FA, David Triesman, testifica en la Casa de los Comunes que cuatro miembros de la Junta Ejecutiva de FIFA —Nicolas Leoz, Jack Warner, Ricardo Teixeira, y Worawi Makudi—exigieron regalos a cambio de sus votos para el Mundial de 2018. Triesman dijo que Leoz exigió ser nombrado caballero, y Warner quería 2.5 millones de libras en sobornos. Makudi es el único de los cuatro no inculpado por el Departamento de Justicia en 2015.

Ese mismo día, la Casa de los Comunes publicó una carta de una persona encubierta que trabajó en la candidatura de Qatar en donde se afirma que los organizadores pagaron 1.5 millones de dólares a tres ejecutivos de FIFA para asegurar votos. Dos meses después, la persona encubierta se identificó y se retractó de sus afirmaciones por medio de una página web en alemán llamada qatarwhistleblower.com.

Mayo 30, 2011: Un correo filtrado entre el secretario general de FIFA, Jerome Valcke, y Jack Warner muestra a Valcke alegando que la candidatura de Qatar "compró" el Mundial de 2022. Valcke clarificó, tiempo después, que hubo una confusión porque él se refería al "músculo financiero del país para atraer apoyo".

Publicidad

Julio 24, 2011: Mohamed Bin Hammam, exmiembro ejecutivo de FIFA y presidente de la Confederación de Futbol de Asia, es vetado de por vida por el máximo organismo del futbol, luego de intentar sobornar a Jack Warner durante su campaña para ser presidente de FIFA.

Agosto 14, 2011: El diario Sunday Times informa que Michel D'Hooghe, miembro de la Junta Ejecutiva de FIFA, recibió una pintura de un integrante de la delegación rusa, una clara violación de las reglas de FIFA. Tres años y medio después, D'Hooghe es liberado del cargo por el Comité de Ética de FIFA porque el cuadro "no tiene valor comercial, como lo confirmaron las evaluaciones". También es encontrado no culpable por intentar conseguir un trabajo a su hijo en Qatar, y al hijo de un amigo.

Julio 17, 2012: FIFA comisiona a Michael García para investigar las candidaturas mundialistas de 2018 y 2022 por corrupción como parte de las medidas acordadas.

Mayo 16, 2014: Joseph Blatter asegura que el haber otorgado la Copa del Mundo a Qatar es un error por el clima. "Sí, por supuesto fue un error, pero todos cometemos errores en al vida".

Mayo 31, 2014: Una investigación del Sunday Times revela que Bin Hammam utilizó fondos ilícitos para comprar votos a favor de la candidatura de Qatar.

Junio 5, 2014: El expresidente de la UEFA e integrante de la Junta Ejecutiva, Michel Platini, rechaza haber tenido reuniones ilícitas con Bin Hammam. Un año después, Platini admite haberse reunido con Bin Hammam y otros directivos en la residencia del entonces presidente francés Nikolas Sarkozy un mes antes de la votación.

Publicidad

Noviembre 13, 2014: FIFA publica un resumen de 42 páginas del reporte de 430 páginas de García, y da luz verde a Qatar para albergar el Mundial de 2022. El presidente del Comité de Ética de FIFA, Hans-Joachim Eckert, concluyó: "Los hechos potencialmente problemáticos y las circunstancias identificadas por el informe en torno a la candidatura de Qatar 2022 resultaron, en toda su integridad, insuficientes para comprometer la integridad del proceso de candidatura para 2018/2022".

Noviembre 14, 2014: García condena el resumen de FIFA por "presentar material incompleto y erróneo de los hechos".

Diciembre 17, 2014: García deja us cargo como presidente de la cámara de investigación del Comité de Ética de FIFA. "Ningún comité independiente de gobernanza, investigador, o panel de arbitraje puede cambiar la cultura de una organización", dijo a su salida.

Mayo 27, 2015: Nueve directivos de FIFA son acusados formalmente de crimen organizado y corrupción por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, incluyendo varios integrantes de la Junta Ejecutiva. En diciembre, 16 directivos más de FIFA son acusados.

Junio 4, 2015: El FBI y las autoridades suizas revelan que han abierto investigaciones criminales en contra de las candidaturas de 2018 y 2022.

Octubre 28, 2015: Blatter, después de perder la elección presidencial de FIFA y ser suspendido, comenta a una agencia de noticias rusa que ambas votaciones estuvieron arregladas —Rusia ganaría el 2018 y Estados Unidos el 2022— antes de la reunión de Platini con Sarkozy.

"En 2010 tuvimos una discusión sobre la Copa del Mundo, y después llegamos a una doble conclusión. Acordamos que Rusia se quedaría con un Mundial porque nunca se ha jugado ahí, en Europa del este, y para el torneo de 2022 regresaríamos a América. Así tendríamos el Mundial en dos de los poderes políticos más grandes. Todo salió bien, hasta que Sarkozy entró a la junta con el príncipe de Qatar, quien ahora dirige a todo el país. Después del almuerzo, Sarkozy dijo que sería buena idea llevar la Copa del Mundo a Qatar. Esto cambió todo el patrón".

Junio 27, 2017: Luego de que el periódico alemán BILD revelara haber obtenido una copia filtrada del informe de García, FIFA publicó el informe en su totalidad.