Sabina contra rapero
Ilustración Camilo Mejia |Noisey en Español

Cinco veces en las que Joaquín Sabina fue más analfabeto que los raperos españoles

Algunos ejemplos que muestran que el legendario ídolo español habló frívolamente sobre un género que definitivamente no conoce.
27.11.18

Hace 22 años, en su álbum Yo, Mi, Me, Contigo, Joaquín Sabina mostró que no le gustaba el rap con su canción “No Soporto el Rap”, mitad declaración de principios y mitad intento de rapear cantando. Hasta hace unos días, el título de la canción se podría haber tomado a modo de sorna, un chiste más de un cantautor que nunca se ha tomado nada, salvo el licor, demasiado en serio.

Pero el domingo, en una entrevista con El País de España, manifestó que el rap “se ha ido convirtiendo con los años en poesía de analfabeto y para analfabeto que habla fundamentalmente de quién la tiene más larga. Ahora pones la radio y es un desastre su maléfica influencia. Cualquiera cree que puede rimar y versificar”.

Quizás no habría que tomar muy en serio su declaración, pues él mismo se desautorizó en la misma entrevista admitiendo que oía poca música y no estaba al tanto, y que, como todos los viejos ––dicho también por él––, reaccionaba contra lo nuevo y se decepcionaba. Pero cuando una figura de su tamaño habla contra el rap, la música mundial del momento, e intenta plantear una barrera para que cualquiera rime y versifique, hay que ponerle atención. Y hay que demostrarle lo equivocado que está.

Publicidad

Uno podría decirle a Sabina que este mismo año en el que él critica el rap que suena en la radio, Kendrick Lamar, uno de los raperos más populares del planeta, fue galardonado con el Premio Pulitzer, un reconocimiento para trabajos distinguidos y de una dimensión significativa que suele reservarse para el jazz y la música clásica, por su álbum DAMN. Pero basta con acudir al rap español que ha salido este año para mostrarle al cantante de Úbeda cómo varios de los raperos lo superan a él como letristas, incluso cuando se apoya en figuras como Benjamín Prado para componer.

A continuación, cinco ejemplos de versos de raperos del 2018 que fueron mejores que versos de Lo Niego Todo, el álbum que Sabina presentó en 2017. O, planteándolo en sus términos, cinco veces en las que Joaquín Sabina fue más analfabeto que los raperos españoles.

1. ToteKing > Sabina

ToteKing: “Está claro que sí sé con certeza, que la peor de todas mis compañías siempre ha sido mi cabeza. La hijaputa me da letras que me han pagado un palacio y sin embargo siento que dentro el tiempo mata despacio” – “Bartleby & Co.”

Sabina: “No sé si nos pasó ni cómo fue, que nos cruzáramos aquella noche loca. Balbuceamos cursiladas, todo a cien” – “Leningrado”

Está claro: mientras el rapero de Sevilla desnuda sus inseguridades y plantea la contradicción entre su ingenio y el dolor que este también significa, Sabina aborda trivialmente un encuentro con una mujer en el que apenas balbucea palabras cursis.

2. Erick Hervé > Sabina

Erick Hervé: “Algunos se conforman con un plato en la mesa, con un rato de risas. Otros sin pasta no brillan, como un móvil sin datos ¿me pillas? – “Diez”

Sabina: “Un coyote en el porche, una mecedora, un cuello de botella buscando un fan, unas horas tan muertas que no son horas, la comanche de anoche que ya se va” – “No Tan Deprisa”

Publicidad

Erick Hervé, de Valencia, derrota a Sabina con un ingenioso símil entre la dependencia del dinero de algunas personas y la dependencia de los datos de los celulares: ambos son inútiles sin ellos. Mientras tanto, Sabina parece rellenar un crucigrama o hacer la lista de mercado, sin ningún conector lógico que hile ideas.

3. Falsalarma > Sabina

Falsalarma: “Paseo mis yemas por las llamas quemándome: arrepentido pensando en cómo arreglar lo próximo que toque” – “La Versión de los Hechos”

Sabina: “Ni soy un libro abierto ni quien tú te imaginas. Lloro con las más cursis películas de amor" – “Lo Niego Todo”

El poder del verso de Falsalarma, grupo de Barcelona, está en el ciclo de errores y perdones que plantea: sabe que se va a quemar y aún así toca el fuego, mientras contempla el siguiente error y cómo remediarlo, pues hace daño y a la vez es dañado. Por otro lado, el verso de Sabina es simplón y no plantea ninguna idea interesante, más allá de su sensibilidad aguda por ciertos géneros de películas.

4. Dheformer > Sabina

Dheformer: “Estas lágrimas duelen por los perdones que te debo” –“Cuello de Gitano”

Sabina: “Dejé de hacerle selfies a mi ombligo” – “Lágrimas de Mármol”

Para el rapero de Cádiz, sus lágrimas no son solo eso: traen consigo una lista de cuentas sin saldar, que es lo que hace que duelan tanto, más que la acción misma de llorar, planteando así una doble aflicción compuesta por el llanto y su significado. La de Sabina no hay que explicarla, pero se le puede reconocer como un logro no fotografiar más su ombligo.

5. Capaz > Sabina

Capaz: “Lo siento el juego no va así, no jodas, sin sudar quieren la alfombra del teatro Kodak. Si supieran toda la mierda que trae la fama, ni un segundo sin un flash entre babosos y dramas” – “New School”

Sabina: “Conseguí llegar a viejo verde mendigando amor ¿Qué esperabas de un pendejo como yo?” – “Canción de Primavera”

Todo juego tiene códigos internos, y Capaz le anuncia a los nuevos que sin esfuerzo no pueden esperar réditos, a la vez que advierte que una vez esos réditos llegan, los acompañan presiones públicas para los que no se está preparado. Sabina, por su parte, recae sin mayor reflexión en temáticas ya conocidas en su música como su relación ambivalente con el amor, y se admite como pendejo.


Algún lector podría decir, puede que con razón, que Sabina no se refería a estos raperos sino a otros, o que sus letras completas tienen más impacto, o que no hay sentido en compararlos porque ambos aportan a la música de manera distinta. Quizás. Lo que los ejemplos anteriores muestran es que Sabina habló frívolamente sobre un género que no conoce, y que debería pensárselo dos veces antes de llamar analfabetas a algunos de los mejores compositores de España.

Conéctate con Noisey en Instagram.