Salud

Las cremas antiarrugas no previenen las arrugas

"En 25 años, nunca he visto que una arruga se arregle gracias a una crema".
5.7.17
Imagen: Milles Studio/Stocksy; Hans Neleman/Getty

Este artículo se publicó originalmente en Tonic, nuestra plataforma dedicada a la salud.

Onza por onza, las cremas anti-edad son algunas de las cosas más caras que puedes comprar en una tienda departamental promedio. ¿Pero todas esas misteriosas lociones y pociones realmente cumplen con la promesa de revertir la lenta marcha del tiempo a través de tu cara?

"En 25 años, nunca he visto que una arruga se arregle gracias a una crema", dice Fayne Frey, un dermatólogo con sede en Nueva York. "La piel es una barrera increíble y las cosas no penetran con facilidad, por eso las cremas tópicas no funcionan bien". Si necesitas pruebas, dice Frey, sólo piensa en cómo es que puedes nadar en el océano durante horas y no salir todo hinchado por el agua salada.

Publicidad

La verdad es que ponerte todas esas cremas humectantes que huelen rico no hacen nada más que una mejora insignificante, dependiendo de la concentración de ingredientes activos en el frasco. "Una crema para la piel no te va a quitar cinco o diez años en la cara, pero puede ayudar con problemas como los cambios de color, las líneas de expresión o con la textura que son algunos de los signos del envejecimiento", dice Clarissa Yang, dermatóloga y profesora asistente en la Escuela de Medicina de Harvard.

Es difícil saber qué cremas son realmente efectivas porque los productos cosméticos, como las cremas antiarrugas, no están clasificados como medicamentos, por lo que no requieren pruebas rigurosas o autorización de la FDA. Si miramos de cerca, la mayoría de las marcas son muy cuidadosas con la redacción en la etiqueta para que no se clasifiquen como un medicamento. Si afirman realmente afectar la estructura o la función de la piel –como en quitar las arrugas– la FDA puede intervenir.


Relacionados: Me embarré mi pipí en la cara para curarme del acné


Dicho esto, la ciencia parece apoyar los beneficios de al menos unos pocos ingredientes activos. Los retinoides, muchas veces llamados retinol, retinaldehído y ácido retinoico, todos son un derivado de la Vitamina A, el estándar de oro para los beneficios contra el envejecimiento, dice Yang. "Tenemos estudios sólidos que demuestran que le pueden ayudar a la piel a producir más colágeno, reducir las manchas cafés y deshacerse de las células muertas de la piel, lo cual puede hacer que la piel se vea más joven". Los retinoides de prescripción, que puedes obtener con tu dermatólogo, tienen más concentración y son más efectivos que el retinol de venta libre, pero tienes que usar estos productos constantemente para ver el cambio. Puede tomar de tres a seis meses notar alguna mejora. Sin embargo, muchas personas, los dejan de utilizar después de unas semanas porque el retinol puede irritar la piel.

Los antioxidantes como la vitamina C también son muy elogiados en la industria del antienvejecimiento, y en teoría, tiene sentido: cuando estamos expuestos a los rayos UV, la contaminación, los productos químicos o los agentes estresantes para la piel como el humo, que dañan las células sanas de la piel, los antioxidantes neutralizan los radicales libres malos y detienen el daño. El único problema es que la vitamina C puede no estar activa en el producto que compras, dice Yang. Las mejores cremas tienen un PH de menos de 3,5 y se combinan con Vitamina E y ácido ferúlico, añade. Así que hay potencial, pero también una buena oportunidad de que no pase nada.

Otros ingredientes llamados "héroes" incluyen ácidos hialurónicos para rellenar e hidratar la piel, hidroxiácidos (exfoliantes que se desprenden de la piel muerta) y péptidos (para aumentar la producción de colágeno), todo esto puede mejorar la textura y el aspecto, pero no pueden detener el proceso de envejecimiento por completo o eliminar las arrugas de la forma en que el botox podría, dice Emily Wise, dermatóloga en Massachusetts.

Al final, no hay ningún producto que haga un mejor trabajo para evitar los daños en la piel que los protectores solares regulares, y tampoco son perfectos.