brasil

Presidenta en pausa: hoy arranca el principio del fin para el juicio contra Dilma Rousseff

El juicio que removió temporalmente a la presidenta de Brasil inicia este jueves su último tramo: los senadores se reunirán en sesión extraordinaria para valorar la investigación del impeachment y decidir si Rousseff puede volver, o no, al poder.
25.8.16
Imagen por Antonio Lacerda/EPA
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

No hay plazo que no se cumpla y este jueves, a las 9 de la mañana, hora local en Brasil, la presidenta en pausa Dilma Rousseff tiene una cita con la última etapa de su juicio de destitución.

Este 25 de agosto, el Senado abrirá una sesión extraordinaria cuyos trabajos servirán para desentumecer el último tramo en el impeachment contra la líder del Partido de los Trabajadores, quien el pasado 11 de mayo fue removida temporalmente de la presidencia por una votación mayoritaria en la Cámara Alta.

Publicidad

Rousseff está acusada de maquillar cifras para ocultar un gran déficit fiscal, así que para desahogar una investigación que concluya si la economista de 69 años es responsable de los delitos que se le imputan, los legisladores aprobaron sacarla del cargo momentáneamente hace tres meses y medio, y colocar a un mandatario interino, Michel Temer, al frente del país.

Este podría ser el último día en la presidencia para Dilma Rousseff. Leer más aquí.

Este juicio ha partido en dos al país: los aliados de Rousseff aseguran que se trata de un "golpe de Estado" de las clases conservadoras y privilegiadas contra un plan de gobierno que beneficia a los más desfavorecidos, mientras que la oposición afirma que está barriendo de arriba hacia abajo con la corrupción que carcome al sistema político brasileño.

Los trabajos legislativos de esta mañana consistirán en repasar el caso y presentar nuevas evidencias a favor y en contra de Rousseff. Para ello, está programada una sesión que se interrumpirá cada cuatro horas con un descanso intercalado de 60 minutos.

El viernes 26 se espera el interrogatorio de los testigos claves en el caso y se prevé que esta etapa finalice la noche del viernes, aunque podría extenderse hasta el sábado.

El lunes 29 el juicio estará en sus últimos momentos: a las 9 de la mañana, Rousseff acudirá al Senado para presentar su defensa. Por 30 minutos, podrá usar la tribuna más alta de poder legislativo para defenderse.

Publicidad

Una vez que haya terminado, el presidente de la Suprema Corte, Ricardo Lewandowski, así como senadores y abogados de acusación y defensa, estarán encargados de interrogar a la presidenta en pausa.

Cuando acabe el cuestionario, la defensa y la parte acusadora tendrán una hora y media para discutir el proceso.

Enseguida, cada uno de los 81 senadores podrá hacer uso de la palabra por máximo 10 minutos para explicar su voto a los ciudadanos o expresarse sobre la denuncia. Las interprelaciones, alusiones personales o, incluso, una protesta dentro del recinto legislativo hace suponer que esta etapa podría durar hasta 20 horas.

Una vez que todos los legisladores hayan hablado, llegará la última oportunidad de la defensa de Rousseff y sus acusadores para dirigirse al pleno antes de la votación.

Será entonces cuando el destino de Rousseff esté sellado: cada senador usará su voto electrónico para sentenciar o absolver a la exguerrillera por violar la Constitución del país.

No todos los brasileños odian a Dilma Rousseff. Leer más aquí.

Si dos tercios del Senado — 54 senadores — encuentra culpable a Rousseff, ella será removida definitivamente de su cargo y quedará inhabilitada por ocho años para ocupar cualquier cargo público, además de las posibles consecuenciales penales.

Pero si un "milagro" ocurre — como lo han llamado los medios — y la oposición no alcanza esos votos, la mujer que hace menos de dos años fue electa con 54 millones de votos volverá a su cargo y, sin otro obstáculo en frente, gobernará a su país hasta 2019.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs