Paraguay

Paraguay arde: una reforma que permite la reelección presidencial provoca disturbios

Un muerto, decenas de heridos —entre ellos diputados— y el edificio del Congreso incendiado es el saldo, hasta ahora, de una revuelta para protestar por una reforma de ley que alargaría el tiempo de presidente Horacio Cartes en el poder.
1.4.17
Imagen por Alberto Pena/EPA
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Una violenta revuelta popular se gestó en Asunción, la capital de Paraguay, luego de que una mayoría de senadores aprobó el viernes por la tarde una reforma constitucional que permite la reelección del conservador presidente Horacio Cartes.

Hasta el sábado por la mañana, el saldo es de un manifestante muerto —presuntamente por una bala de goma disparada a la cabeza por la policía—; unos 200 heridos, incluidos diputados, protestantes, policías y periodistas; y decenas de edificios vandalizados, entre ellos la sede del Congreso, que fue incendiada por los opositores al proyecto.

Publicidad

Momento en que antimotines disparan al diputado Édgar Acosta https://t.co/wmStpT17kg pic.twitter.com/uMOisNikLW
— Última Hora (@UltimaHoracom) 1 de abril de 2017

"¡No más dictadura!" fue el grito de cientos de manifestantes, que se reunieron afuera de la sede del Poder Legislativo, después de que 25 legisladores votaron a puerta cerrada una enmienda que abre la puerta para que el presidente Horacio Cartes gobierne hasta una década ininterrumpidamente.

Para los manifestantes, permitir que el presidente Cartes se reelija es dar un paso hacia un recuerdo que muchos paraguayos conocen como "El Terror": entre 1954 y 1989, los gobernó un mismo hombre, el coronel Alfredo Stroessner, quien durante 35 años de dictadura militar suprimió las garantías individuales —asesinatos extrajudiciales, torturas, detenciones arbitrarias y desapariciones forzadas fueron comunes bajo su mandato— en aras de una supuesta estabilidad económica.

Paraguay niega el aborto a una niña de 10 años violada por su padrastro. Leer más aquí.

La reacción en las calles fue tan virulenta y poco esperada que la policía usó tanquetas de agua, balas de goma y gas lacrimógeno para dispersar a los manifestantes, que amenazaron con quemar negocios y vehículos en la calle.

La enmienda constitucional fue impulsada por el Partido Colorado, donde milita el presidente Cartes y fue calificada como "ilegal" por la oposición, pero su minoría en el Congreso no pudo frenar la votación.

Publicidad

"Mis colegas cometieron un golpe de Estado porque de manera irregular e ilegal modificaron nada menos que la Constitución", afirmó el legislador Luis Alberto Wagner, del opositor Partido Liberal Radical Auténtico.

Ahora, tocará el turno a la Cámara de Diputados confirmar lo que aprobaron los senadores o desechar la enmienda constitucional.

A través de su cuenta de Twitter, el presidente Cartes pidió calma a la ciudadanía y a no dejarse llevar por los hechos violentos.

A todos los paraguayos en representación del Gobierno Nacional expreso cuanto sigue pic.twitter.com/SZIw0sKGc9
— Horacio_Cartes (@Horacio_Cartes) 1 de abril de 2017

Desde hace años, dos grandes proyectos políticos se disputan el futuro de Paraguay: por un lado, el conservador Partido Colorado busca que Horacio Cartes repita mandato en 2018 y, por otro, el izquierdista Frente Guasú quiere poner de nuevo en el poder al exobispo y exmandatario Fernando Lugo, quien fue destituido por el Congreso en 2012.

Sigue a Martín Andrade en Twitter: @godomarto

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs