FYI.

This story is over 5 years old.

Te presentamos el primer vehículo detector de drogas del mundo

La policía de Estados Unidos ya ha expresado su interés por un nuevo vehículo capaz de detectar drogas y cuyo uso podría desatar una batalla legal que termine en la Corte Suprema.
16.5.16
Foto via University of North Texas
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Un profesor de Química de la Universidad del Norte de Texas ha inventado el primer vehículo detector de drogas del mundo, capaz de detectar trazas de sustancias ilícitas en el aire y luego localizar la ubicación exacta del origen del olor en un mapa.

EL doctor Guido Verbeck creó el prototipo equipando a un Ford Sedan Fusion Energi modelo 2015 híbrido con un espectrómetro de masas avanzado y probó su invención mediante la puesta en escena de un laboratorio de metanfetamina falso en una casa móvil que emitía humos de drogas a través de las rejillas de ventilación.

Publicidad

Desde una distancia de unos 400 metros, el coche puede localizar la fuente de los gases con un margen de error de 4,5 metros, de acuerdo con Verbeck.

"Cuando se detectan ciertos tipos de cepas químicas, el computador se inicia y calcula de donde proviene dicha cepa", explica. "En cuestión de minutos, la ubicación es señalada con un error del 4 por ciento".

Los avanzados sensores del dispositivo fueron creados inicialmente para medir la contaminación en las carreteras, pero se espera que tengan diversas aplicaciones ambientales, incluyendo el hecho de poder informar sobre empresas de fracking que estén bombeando peligrosos productos químicos en el suelo. Pero Verbeck y sus colaboradores de la empresa de tecnología Inficon — instalada en Syracuse East, en el estado de Nueva York — pronto se dieron cuenta que la invención podría utilizarse para determinar con precisión el origen de cualquier químico que esté viajando a través del aire, incluyendo aquellos asociados con diversos tipos de drogas.

La metanfetamina, la fenciclidina y los opiáceos sintéticos como el fentanilo "son las drogas que más se está fabricando ilegalmente en grandes cantidades", afirma Verbeck.

Haber fumado marihuana podría impedirte entrar a Estados Unidos de por vida. Leer más aquí.

Su invención se basa en un espectrómetro inusualmente resistente, un instrumento que normalmente sólo se encuentra dentro de los laboratorios ya que sus componentes son sensibles a las vibraciones e impactos. Su modelo utiliza una bomba de eje que levita sobre potentes imanes, preservando la estabilidad incluso en carreteras en mal estado.

La sensibilidad de la membrana sensorial láser es tan poderosa que tuvo que ser calibrada en el aire puro de la Antártida — uno de los pocos lugares en el mundo donde detectaría un cero verdadero.

El aire ingresa en la unidad a través de un accesorio situado en la ventana del vehículo. La capacidad del dispositivo para soportar los traslados es crucial para que detecte la fuente de una cepa química en el aire ya que puede medir su difusión a través de diferentes lugares. Después de considerar la velocidad del viento y la temperatura del aire, triangula el punto de origen.

Encontrar a alguien fumando un porro con este dispositivo sería "fácil", describe Verbeck. Señala que diversos departamentos de policía y agentes federales ya se han puesto en contacto con ellos para expresar su interés en la nueva herramienta, la cual podría costar entre 80.000 a 100.000 dólares una vez que se produzca un modelo comercial. Verbeck condujo su ejemplar único hasta Washington DC para realizar una demostración a los agentes federales en marzo.

Publicidad

"Un dispositivo como este sería genial", expresa el agente especial Melvin Patterson, portavoz de la DEA en Washington DC, en conversación con VICE News. "¿Podría interesarnos algo así? Absolutamente. ¿Tenemos algo como esto? Definitivamente no".

Un abogado nos explica por qué tu jefe puede fisgonear tus mensajes privados en el trabajo. Leer más aquí.

Pero el uso del vehículo para limpiar los barrios de laboratorios de drogas sintéticas, casas de cultivo, o consumidores de poca monta podría ser inconstitucional en EEUU. Esto podría derivar en u escenario para una batalla legal que en última instancia podría llegar a la Corte Suprema del país. Así lo entiende Aaron Pelley, un abogado de Seattle que representa a empresas vinculadas a la industria de la marihuana y que ha defendido durante años a clientes con cargos criminales por narcóticos.

Pelley supone que los departamentos de policía de todo el país comenzarán a usar esta tecnología detectora de drogas para encontrar y detener a traficantes de drogas y consumidores tan pronto como se demuestre su viabilidad, hasta que los tribunales decidan que no pueden.

"Lo llevarán a la práctica tan pronto como sea posible", expresa. "La Constitución no es algo que realmente les preocupe. Ellos suelen proceder hasta que un tribunal les dice que no pueden continuar así".

La Cuarta Enmienda de la Constitución de Estados Unidos prohíbe "registros y detenciones arbitrarias". Pero el significado exacto de la ley se ha discutido y perfeccionado a lo largo de las décadas con la aparición de nuevas tecnologías, como en el caso de las telecomunicaciones y la termografía.

Publicidad

En un caso de 2001 Kyllo vs. Estados Unidos, la Corte Suprema dictaminó que el uso de imágenes térmicas por parte del Departamento del Interior para detectar el calor generado por las luces de un cultivo de marihuana dentro de un garaje en Oregon había constituido un registro ilegal. Las autoridades utilizaron el artefacto para obtener una orden judicial y allanar la casa, pero la imagen térmica de la casa se había realizado sin orden judicial. El juez recientemente fallecido Antonin Scalia sostuvo que un individuo tiene derecho a una expectativa razonable de intimidad dentro de su casa bajo la Constitución, que lo protege de uso de tal tecnología sin una causa probada.

"Revertir este enfoque dejaría a un propietario de una casa a merced del avance de la tecnología — incluyendo una posible tecnología de imágenes que pueda discernir toda actividad humana dentro de un hogar", escribió Scalia. "Mientras que la tecnología utilizada en el presente caso era relativamente nueva, la norma adoptada debe considerar los sistemas más sofisticados que ya están en uso pero también los que están en desarrollo".

Sin embargo, cuatro de los jueces de la Corte no están de acuerdo.

"Este caso implica la vigilancia de los agentes de policía a través de la pared para reunir información", escribió el juez John Paul Stevens en su voto disidente. "Por lo tanto, la noción de que las emisiones de calor desde el exterior de una vivienda es un asunto privado y que implican protección por la Cuarta Enmienda no sólo no tiene precedentes, sino que también es algo muy difícil de tomar en serio".

Hablamos de Google, privacidad y sexismo con Jimmy Wales, cofundador de Wikipedia. Leer más aquí.

Obtener una respuesta clara de la Corte Suprema sobre la nueva tecnología de Verbeck que puede detectar las drogas podría tomar varios años.

El profesor Charles Fried de la Escuela de Derecho de Harvard, especialista en derechos civiles y la Constitución, cataloga de incógnita cuál sería el fallo de la Corte con respecto a la ultrasensible tecnología detectora de drogas.

Publicidad

"El caso de [los sensores] infrarrojos es sin duda análogo, y tal vez el más cercano que tenemos", dijo. "Pero no es un caso cerrado en absoluto. Se podría ir en cualquier dirección".

Friedes cree que la protección de la privacidad ha llegado demasiado lejos en Estados Unidos y ha comenzado a obstaculizar el correcto funcionamiento de la policía.

"El reclamo de que nuestra privacidad está siendo invadida inconstitucionalmente se ha vuelto demasiado común", añade. "Supera el sentido común y ha estado haciendo un daño considerable a la ley legítima".

El agente especial de la DEA Patterson no espera que existan obstáculos legales para utilizar al vehículo detector de drogas. "Si algo está en el aire, son ondas de aire y esto no es propiedad de nadie", afirma.

Patterson también lo compara con revisar la basura de un sospechoso para buscar evidencia de un crimen.

"Una vez que la basura está en la calle, ya no te pertenece a nadie", dice. "Cualquier persona puede buscar allí y no es ilegal".

El dr. Verbeck reconoce que ahora tendrá que lidiar con las implicaciones legales de su invento, las cuales, señala, "no tienen precedentes en la ley de drogas".

Victor Senties, portavoz del Departamento de Policía de Houston, afirma que su departamento esperará a ver si el vehículo detector de drogas realmente funciona, pero que también serán prudentes hasta que exista mayor claridad en torno a las cuestiones legales asociadas, antes de desplegar una flota de ellos en las calles.

Publicidad

"No podemos hablar de si estaríamos o no interesados en el dispositivo hasta que se realicen estudios sobre él, hasta que haya sido probado, y hasta que se defina si es vetado por el sistema judicial porrazones legales", dice Senties.

Además de ser montado dentro de un vehículo, el espectrómetro de masas sensibles móvil también se puede cargar en una mochila o embalar en una maleta rígida.

Por ahora, la utilización del propio vehículo es demasiado complicada para una persona que no posee formación científica avanzada. Pero las nuevas versiones tendrán una interfaz simplificada que podrá ser utilizada por un policía promedio de formación mínima.

"La interfaz no es muy amigable aún", reconoce Verbeck. "Pero estamos trabajando en ello".

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs