VICE News

Trump permite importar restos de elefantes africanos a EE.UU.

La decisión se aprovecha de un vacío legal que permite introducir a Estados Unidos partes de estos animales como trofeos de caza, siempre y cuando se otorgue una compensación a las comunidades. Obama lo había prohibido.
20.11.17

Con la población de elefantes cayendo en picada, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, decidió la semana pasada que daría marcha atrás a un veto impuesto por Barack Obama sobre la importación de cabezas de elefante por parte de cazadores estadounidenses.

De acuerdo con algunos informes de Safari Club International —grupo que se opone a la prohibición—, la decisión de derogar la ley promulgada en 2014 fue anunciada durante el African Wildlife Consultative Forum en Tanzania.

Publicidad

La decisión de Trump permitiría a los cazadores importar las cabezas de los elefantes asesinados en Zambia y Zimbabue, a pesar de que estos animales están dentro de la lista de especies amenazadas.


Relacionado: El precio mortal de defender a los elefantes de los cazadores furtivos.


Para lograrlo, la Casa Blanca está aprovechando un vacío legal que permite entrar al país con un trofeo si es visto como beneficioso para la conservación animal.

“La caza deportiva legal y bien regulada como parte de un programa de gestión racional puede beneficiar la conservación de ciertas especies al proporcionar incentivos a las comunidades locales para conservarlas, además de devolver ingresos muy necesarios para la conservación”, explicó un vocero del Servicio de Pesca y Fauna Silvestre de los Estados Unidos a BuzzFeed.

“Se trata de un acuerdo nefasto que Zimbabue ha puesto en marcha junto con la industria de la caza”, expresó Wayne Pacelle, presidente de la Humane Society en Estados Unidos.

En Zambia, la población de elefantes ha disminuido de 200.000 elefantes en 1972 a poco más de 21.000 en 2016, de acuerdo con un reporte reciente.

Funcionarios del gobierno en Zimbabue han sido acusados de participar en la caza furtiva, así como traficar con marfil.

Los hijos del presidente Donald Trump también parecen disfrutar bastante de la cacería. Imágenes del 2012 los muestran en Zimbabue posando con el cadáver de un elefante, un kudú, una civeta y un antílope.

Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsES.