La tenebrosa colina del ciprés

Seguimos escuchando a Cypress Hill como si estuviéramos en 1994.
15.11.16

​En los lejanos años noventa llegaban pocas cosas de hip hop a la Ciudad de México y una de las plataformas que tenían contenidos musicales de ese género era, por supuesto, MTV. El canal musical durante los noventa fue responsable de introducir a mi generación a varios actos de hip hop que se convertirían a la postre en en tótems para la fanaticada, tal vez no sólo en México, sino globalmente.​

En MTV había un programa dedicado al rap y la cultura que lo envuelve que es el hip hop. El programa del que les hablo se llamaba Yo! MTV Raps. No solo en mencionado show podías ver/escuchar hip hop, MTV tenía en su programación regular videos de 3rd Bass, Young MC y los Beastie Boys. Otra de las bandas que se encontraba en alta rotación por aquellos años era el trío angelino Cypress Hill.

tomada del sitio oficial de la banda​

La banda es originaria de Southgate, que es una de las áreas que conforman el condado de Los Ángeles. Southgate, desde los setenta, ha sido un sitio donde muchas familias latinas se han avecindado. También es conocido como una de las áreas con alta actividad pandillera desde mediados del siglo pasado. Es en esta ciudad que el trío formado por Senen Reyes mejor conocido como Sen Dog, Lawrence Muggerud o DJ Muggs y Louise Freese alias B-Real se juntarían para formar Cypress Hill. El nombre fue elegido en honor a una calle de Southgate. Tanto Sen Dog como B-Real son de extracción cubano-mexicana. Por su parte Muggs es un italo-americano originario de Queens, NY.

Cypress en Alemania, 1998. Vía Wikipedia​

Mi acercamiento a Cypress fue a través del video "Insane in the Brain" que, como les decía, se encontraba en alta rotación en la Televisión Musical. Cuando escuché esa rola no sonaba a nada de lo que había escuchado antes: un break de batería ortodoxo acompañado por un sampleo tenebroso y la nasal voz de B-Real recitando un corillo pegajoso. Además las líricas incluían palabras en español. ¿De dónde habían salido esos chicos envueltos en humo denso?​

Después de haber visto el video al menos unas diez veces durante un par de días, sabía lo que tenía que hacer: ir a la tienda de discos más cercana a buscar lo que los créditos del video llamaban Black Sunday. Bien, pues me apersoné en la tienda de discos del centro comercial más cercano y me dispuse a buscar la placa de Cypress. No tardé mucho en encontrarlo pues la sección de hip-hop, ustedes se imaginarán, no era tan amplia y afortunadamente este segundo disco de Cypress ya contaba con el apoyo de una disquera mayor como lo es Columbia: fue relativamente sencillo acceder a él.

Cuando tomé el CD en mis manos pensé que debía haber un error, que alguien estaba jugando una broma. Si ustedes no conocen o recuerdan la tapa del Black Sunday me permito describirla ahora: Un moribundo ciprés corona una colina que está sembrada de tumbas con cruces. Un camposanto. Justo al pie de la colina aparecen cráneos y osamentas humanas. Por si lo anterior no fuera suficientemente tenebroso, la tonos de la imagen son ocre y suman a ese ambiente ya de por sí macabro. La contracara mantiene las mismas tonalidades ocre con una calavera que conserva aún en sus cuencas ojos humanos.

Mi primer reacción, como les comentaba, fue la de contrariedad: ¿cómo una banda de rap tenía una portada tan macabra? La portada remite a las tapas de bandas de black metal que disfrazados de Baphomet beben sangre de recién nacidos. En particular, a mí siempre me recordó al Arise de Sepultura​. Esta portada por sí sola significó la puerta de entrada al rap para un sector del público que solo escuchaba rock o metal por aquellos años.

Pero estos no eran unos chicos blancos greñudos de Belo Horizonte. El Black Sunday es un disco con un sonido que refleja a la perfección la oscuridad de la tapa y la oscuridad en el amanecer de hechos recién acaecidos: No podemos olvidar que el disco fue editado en julio de 1993, apenas un año después de los sangrientos disturbios ocurridos en la ciudad de Los Ángeles​. Cómo ustedes saben, después del juicio y veredicto a los oficiales que propinaron una golpiza a Rodney King​, la tensión racial en la ciudad angelina llegó a un punto insoportable. La respuesta de la comunidad afro-estadounidense ante la absolución de los oficiales involucrados en la golpiza fue la de salir a las calles a protestar; pero la tensión y molestia eran muy grandes así que las protestas pronto se convirtieron en actos que fueron calificados como vandálicos. Las autoridades estatales fueron superadas y la Guardia Nacional ocupó la ciudad de Los Ángeles durante varios días.

Durante los días que duraron los disturbios la policía y los bomberos fueron atacados. El barrio coreano y sus negocios asaltados. Las pandillas ajustaron cuentas y saquearon a placer a sabiendas que la policía no podía darse abasto en una de las ciudades más grandes de los Estados Unidos. Las casas de armas fueron robadas así que había francotiradores en las calles y civiles con armas de alto calibre defendiendo sus propiedades. Pirómanos incendiaron edificios, casas y plazas comerciales a discreción. El asedio redujo varias zonas de la ciudad a cenizas.

A la distancia me parece que el Black Sunday es una expresión musical de lo que fueron esos días de asedio. Ese lenguaje y estética de pandilleros la personificaban los miembros de Cypress Hill. La voz nasal de B-Real hablando de rencillas entre pandillas y polis que abusan de la autoridad que significa llevar un uniforme azul y una placal, han pasado a la historia como algunos de los elementos más influyentes del rap mexa de esa generación.​

El Black Sunday es uno de los documentos que mejor ilustran la constante tensión entre pandillas y autoridades. Por lo anterior es un disco indispensable para entender el rap angelino de esos años además de ser una referencia en cuanto a las portadas de álbumes de rap de la década pasada.

En Revancha tenemos copias del icónico Black Sunday de Cypress Hill, además de una nutrida selección de Hip Hop.

FB: GranRevancha / Twitter: @revancha_df / Instagram: revancha_df