FYI.

This story is over 5 years old.

Poeta, adolescente, superestrella y musulmán

Yahya Hassan es un joven palestino de 18 años, inmigrante y musulmán, que para los medios se ha convertido en un crítico social, famoso escritor y agitador de miedo, todo gracias a un pequeño libro de poesía.
7.2.14

Yahya Hassan es un joven palestino de 18 años, inmigrante y musulmán, que para los medios se ha convertido en un crítico social, famoso escritor y agitador de miedo, todo gracias a un pequeño libro de poesía. Escritos en mayúsculas y en danés, sus poemas están llenos de rabia y se enfocan en la generación de sus padres, un grupo de musulmanes a los que tilda de hipócritas y acusa de haber abando- nado a sus hijos. Yahya ha escrito frases como:

¿ERES TÚ UN MUSULMÁN? / NO LO SABES / SI QUIERES HALAL O HARAM / TÚ, TÚ SABES QUE QUIERES HARAM / PERO QUIERES FINGIR HALAL / TÚ, TÚ NO QUIERES CERDO / QUE ALÁ TE RECOMPENSE POR TUS HÁBITOS ALIMENTICIOS.

Algunos de sus poemas documentan una infancia abusiva. Yahya creció en un barrio pobre de Aarhus, coqueteó con la delincuencia a una edad temprana, y culpa a su padre y madre de esto. "Tan pronto como nuestros padres aterrizaron en el aeropuerto de Copenhague se sentía como si su función de padres estuviera llegando a su fin", dijo Yahya al diario danés Politiken en una entrevista publicada recientemente.

Ha sido un invitado frecuente a programas de televisión donde debate con otros jóvenes musulma- nes, y su disposición a criticar abiertamente en frente de extraños le ha ganado muchos elogios por parte de los medios de comunicación. Yahya Hassan vendió once mil copias de su libro en las primeras 24 horas posteriores a su lanzamiento, y más de cien mil copias se han impreso en total, por lo cual es la publicación de poesía danesa más popular de todos los tiempos.

Sus compañeros musulmanes, sin embargo, tienen mucho menos afecto por Yahya que la sociedad danesa. "Para muchos jóvenes musulmanes, el Islam es una seña de identidad, como pertenecer a una subcul- tura, así como el punk", asegura Helle Lykke Nielsen, Ph.D. en estudios de Oriente Medio y experto en integración de la Universidad del Sur de Dinamarca. "Ellos sienten que sus identidades han sido atacadas por la poesía de Yahya Hassan".

Yahya ha sido literalmente atacado por sus detractores. El 18 de noviembre, el poeta fue asaltado por un musulmán radical que anteriormente había sido condenado por terrorismo bajo la ley danesa. Días más tarde, hizo una sesión de lectura en Vollsmose, un suburbio pobre de Odense que es el hogar de muchos musulmanes inmigrantes. Preocupadas por el evento, las autoridades dotaron de guardaespaldas a Yahya e hicie- ron de todo Odense una zona de exclusión aérea. Helle ve los poemas polémicos de Yahya como un desarrollo positivo; este contraataque, piensa, es solo una consecuencia de que los inmigrantes musulmanes se unan a una sociedad donde se habla libremente sobre su religión y se critica a las demás en los medios de comu- nicación. "Los musulmanes daneses tendrán que acostumbrarse al hecho de que el Islam es un tema de debate", asegura. "Es un paso hacia una mayor integración, en el que podemos discutir el Islam y la religión en general, sin prejuicios".