Noisey

Vamos tío, córtate esas pulseras de festival

¿Hace cuanto ya? ¿Un par de días? ¿un mes? ¿un año? ¿Quizá cinco? Un estudio demuestra que esas pulseras deshilachadas están haciendo que te enfermes.
27.7.16

Foto vía el usuario de Flickr doop

Síguenos para descubrir tu música favorita

Estas pulseras de festival llevan infectando vuestras pieles desde… ¿Hace cuanto ya? ¿Un par de días? ¿un mes? ¿un año? ¿Quizá cinco? La mayoría de personas sensibles se deshacen de esas pulseras deshilachadas antes de que el agua de la ducha se caliente al llegar del último día de festival, pero tú no: has convertido ese nido de bacterias en una especie de medalla. ¿Por qué exactamente? ¿Piensas escurrirlas para hacer algún tipo de sopa? ¿Dejar que se pegue a tu piel como ese par de calcetines que llevas cada día y lavas mientras te duchas hasta que se desintegran? En cualquier caso, las pulseras de festival no son muestras de tu hedonismo tres veces al año. Por si eso no fuese suficientemente obvio, están haciendo que te enfermes.

La ciencia –esa cosa sistemática que nos trajo la electricidad, clonó ovejas y llenó el mundo de montañas rusas- ha decretado algo que las personas inteligentes saben desde siempre: el uso de una pulsera de festival después del mismo te hace parecer un idiota y es muy poco saludable. De hecho, un estudio de la microbióloga Allison Cottell sugiere que te las quites inmediatamente. Si no lo haces, hay riesgo de que todos los gérmenes que has estado recolectando accidentalmente de la tapa del váter y las sopas acaben extendiéndose en lo más profundo de tu cuerpo.

Cottell estudió a una persona que llevó la misma pulsera de festival durante dos años y se encontró cerca de 9.000 micrococos y 2.000 estafilococos, que es más de 20 veces las bacterias que podemos encontrar en la ropa. Estas bacterias pueden provocar infecciones, darte fiebre y en algunos casos llevarte a una intoxicación alimentaria. Así que quizá sea el momento de colgar esos trofeos y tirarlos a la basura. Por favor, haced correr la voz a vuestros amigos y amigas para que consigamos un mundo sin todos estos seres humanos caminando con todo ese material tóxico colgando en sus muñecas. Ha llegado el momento de que desaparezcan.