El círculo vicioso de la brutalidad policial en Turquía

FYI.

This story is over 5 years old.

Viajes

El círculo vicioso de la brutalidad policial en Turquía

Hace nueve meses, Berkin Elvan recibió una herida en la cabeza por una granada de gas lacrimógeno disparada por la policía antidisturbios turca durante las generalizadas protestas antigubernamentales. Berkin falleció anoche, tras pasar 269 días en coma.
12.3.14

Hace nueve meses, Berkin Elvan recibió una herida en la cabeza por una granada de gas lacrimógeno disparada por la policía antidisturbios turca durante las generalizadas protestas antigubernamentales. Berkin falleció anoche, tras pasar 269 días en coma. El suceso ha provocado escenas que recuerdan demasiado a las que se produjeron el día que fue herido.

Elvan iba a comprar el pan cuando recibió el disparo. Pasó a convertirse en el símbolo de la brutal respuesta de la policía frente a los alzamientos, que dejó miles de heridos y siete muertos, cifra que ha quedado obsoleta con el fallecimiento de Elvan. Cuando se dio la noticia el martes por la mañana, los manifestantes se sumaron al luto de la familia a las puertas del hospital de Estambul en el que estaba ingresado Elvan. La policía antidisturbios también hizo acto de presencia, lo que fue tomado como una provocación por parte de algunos manifestantes, que cargaron contra el furgón.

Publicidad

Las protestas se prolongaron hasta la noche. Los manifestantes alzaron barras de pan simbolizando la inocencia de Elvan, tiraron piedras a la policía y quemaron contenedores. La policía volvió a echar mano del gas lacrimógeno, sin dar muestras de haber aprendido la lección, ya que algunas fuentes afirman que hubo otra persona herida al ser golpeada en la cara por una granada de gas lacrimógeno.

Dos mil personas se reunieron en Ankara para manifestarse y también hubo protestas en Antalya e Izmir.

El país entero ha estado pendiente del funeral de Elvan.