Publicidad
ilustración

Este artista japonés se ha tirado más de 3 años dibujando un tsunami

Tres años, tres meses y 12 días después, 'Rebirth' de Manabu Ikeda es una obra épica.

por Beckett Mufson
13 Enero 2017, 9:10am

Imágenes cortesía del Museo de Arte de Chazen

Con sus 3 metros de alto y 4 de largo, una ola gigante se estrella contra un árbol lleno de flores de cerezo que aparece representado con exquisitas líneas de tinta en la útima ilustración del artista japonés Manabu Ikeda. La obra se titula Rebirth (Renacimiento) y el artista ha necesitado tres años, tres meses y 12 días para completar el trabajo, que es una respuesta al tsunami de 2011 y la posterior crisis de los reactores nucleares en Fukushima. 

"Lo más destacable de Rebirth es su tamaño y el tiempo que llevó completarla", explica la editora del Museo de Arte de Chazen, Kirstin Pires. Durante las 9.520 horas que el artista dedicó al trabajó durante su residencia en este museo, rompió 400 puntas de lápiz, vació 20 botes de tinta y cubrió 28 metros cuadrados de lienzo. "Mientras que sus trabajos anteriores representan elementos autobiográficos del artista, esta obra cubre realmente tres años de su vida".

Durante la creación de Rebirth, Ikeda tuvo dos hijas y se lesionó el hombro derecho, cosas que Pires asegura que se pueden ver en la obra. Hablamos con el artista mientras seguía con su proceso de ilustración a mitad de julio y nos explicó el impacto que tuvo el accidente en su trabajo: "Me disloqué el hombro derecho mientras esquiaba en enero y los tres primeros meses después del accidente no podía utilizar mi mano derecha, así que trabajé con la izquierda".

Rebirth representa tres años de reflexón sobre el desastre del tsunami. Por toda la obra se pueden ver imágenes brutales de la destrucción, trenes y aviones destrozados, explosiones, montañas de escombros a lo lejos y refugiados en tiendas de lona verde. Pero si nos alejamos un poco de la obra descubrimos el panorama general, un árbol robusto lleno de pétalos rosas y raíces que son incluso más grandes que las olas que chocan contra él. Rebirth tiene muchas partes horribles, pero si la vemos en su conjunto es una obra preciosa.

Rebirth de Manabu Ikeda se pudo ver por primera vez en el Museo de Arte de Chazen, y ahora mismo se encuentra de camino a Japón. Encontrarás más información sobre el artista aquí.

Artículos relacionados:

75 horas de intensa ilustración resumidas en un timelapse de 2 minutos

7 años y 2555 ilustraciones despues, Beeple nos habla de su proyecto "cotidiano"

Un Tokio imaginario en una ilustración panorámica de 9 metros