Por qué tenemos que desafiar a la cultura de la monogamia
Relaciones

Por qué tenemos que desafiar a la cultura de la monogamia

Las reglas de las relaciones convencionales son tan dominantes que han afectado la imparcialidad de la ciencia.
31.3.17

Como alguien que se identifica como poliamorosa, muchas veces he experimentado la negatividad por parte de aquellos que no piensan más allá de la manera en que funcionan sus relaciones. A veces, estos prejuicios vienen de gente cercana a mí. "Más bien eres una zorra" o "¿De verdad tu novio esta de acuerdo con eso?" estas son frases que he escuchado una y otra vez, sin mencionar a aquellos que han tratado de delatarme con mi pareja principal ya que ellos lo consideran un "engaño".

Publicidad

Gracias a este tipo de reacciones hacia mi persona, siempre he sabido que nuestra sociedad no está construida para gente como yo. Y, según una investigación recién publicada, resulta que las reglas de la monogamia son tan dominantes que se extienden más allá de nuestras interacciones sociales y en el campo de la ciencia.

"Ese tipo de personas sólo quieren que todos seamos poliamorosos", esta solo es una de las muchas opiniones negativas que la investigadora Terri Conley de la Universidad de Michigan escuchó cuando hizo un estudio que presentó resultados positivos sobre las relaciones polígamas de mutuo acuerdo.


Relacionado: Cómo hacer que la poligamia funcione


"Cuando los investigadores presentan resultados que muestran que las relaciones monógamas son mejores que las relaciones polígamas, se les considera menos prejuiciosos y mejores científicos que los que sí tienen el valor de presentar datos que demuestran que las relaciones polígamas son mejores", Conley, que estudia el género y la sexualidad, le dijo a VICE. "Si lo haces, te consideran un mal científico".

VICE logró ponerse en contacto con Conley para hablar de las limitantes con las que se ha topado en su investigación y que tan arraigadas están las raíces de la monogamia en la cultura occidental.

VICE: ¿Por qué decidiste involucrarte en este tipo de investigación?
Terri Conley: Al principio estaba interesada en como era posible que estar en una relación te puede llevar a conductas negativas de salud, a conductas sexuales de salud (específicamente a no usar condones). Mientras me adentre, no entendía el sentido de que las relaciones eran malas a pesar de que mi investigación estaba demostrando que cuando estás en una relación es menos probable que practiques sexo con protección, entonces pensé que debía profundizar más. Como lo indagué más, creí que tal vez no son las relaciones en sí las que están causando que la gente evite los condones o que no practiquen sexo seguro, sino que más bien se trata de un acuerdo monógamo. Conforme pasó el tiempo, decidí que debía enfocarme en cómo la monogamia puede tener implicaciones negativas para la salud sexual.

Publicidad

Al principio, hice un estudio donde dijimos que las personas polígamas eran más propensas a practicar sexo seguro en sus encuentros fuera de su relación principal y también con su pareja principal que las personas que estaban engañando a sus parejas… nos encontramos con una gran cantidad de oposición para los descubrimientos de los examinadores. Hubo alguien que dijo que pensaba que era "irresponsable promover" esto. Alguien más dijo que cómo podíamos saber que las relaciones homosexuales no "se deterioran" en la poligamia. ¿"Deteriorarse"? Esa es una palabra muy fuerte.

Ya que la gente tuvo una reacción tan negativa, pensé que debíamos estudiarlo más [risas]. Continuamos encontrando un nivel de hostilidad en las revisiones que no tuvo comparación con otra investigación que hice, incluso con otros temas de sexualidad. Me di cuenta de que estábamos interviniendo en algo más grande que simplemente el hecho de obtener críticas negativas. Este tema hizo enojar a la gente de una manera diferente.


Relacionado:  'En Liberland, ni el matrimonio homosexual ni la poligamia estarán prohibidos'


¿Qué tipo de términos negativos te esperas de estos estudios científicos que muestran un prejuicio en contra de la poligamia?
No creo que alguien esté siendo hostil a propósito, sólo creo que les crearon un marco monógamo. Incluso solamente la estructura general de las relaciones es que tu pareja sea único o única. Entonces si estás en una relación polígama de mutuo acuerdo en donde tienes más de una pareja, tienes que escoger de quién hablar, o tal vez algunas preguntas las respondes de acuerdo con lo que te diga una de tus parejas y otras de acuerdo con las otras… incluso el término "infidelidad" y el término "engañar" se utilizan académicamente y todas esas palabras ya están muy establecidas. Podríamos decir que el término "poligamia de mutuo acuerdo" es una alternativa más neutral.

También está la "parte que se siente ofendida" a los que han "engañado". Simplemente siento que si éstas son las palabras que estamos usando no nos estamos acercando al tema del engaño de manera científica. Algunas parejas pueden llegar a decir cosas como: "he considerado buscar a otra pareja", y eso se ve mal con la pareja actual. OK, si eres monógamo, eso tiene sentido. Pero si eres polígamo de mutuo acuerdo, muchas veces buscas a otra pareja, no tiene nada que ver con si estás feliz con tu pareja actual o no.

Publicidad

A veces siento que la gente piensa que hay una cantidad finita del amor que puedes dar. Es decir, piensan que si sales o tienes sexo con alguien más, eso significa que amas menos a tu pareja principal.
Me sorprende que en general estamos descubriendo que a las personas no monógamas les está yendo poco mejor en las relaciones. Son pequeñas sectas, así que no estoy diciendo que eso deberíamos hacer todos. Pero es increíble dada la cantidad de estrés que hay en cualquier tipo de relación que no es tradicional: tienes estigmas, no tienes muchas reglas en la relación… siguen teniendo éxito en las relaciones, y son felices. En todo caso, es una señal de adaptación entre esas comunidades.

¿Cómo crees que podemos abordar este prejuicio en la ciencia que rodea este tipo de relaciones?
Siento que está cambiando muy rápido. He estado publicando durante seis años (y trabajando en este campo desde 1991). Mucho de lo que importará en una escala social es que la gente empiece a a decirle a sus amigos que son poliamorosos para que la gente tenga una idea de lo que es cuando escuche hablar de estas relaciones.

Sabemos que la exposición a diferentes grupos promueve sentimientos positivos hacia esos grupos y conduce a que haya menos prejuicios. Eso sería muy importante en este contexto porque en este momento las personas que no son monógamas son invisibles para la gente. Cuando le cuento a la gente, dicen: "¿Quién haría eso?" O "Seguro es un porcentaje tan pequeño de personas que nunca pueden encontrarse". En realidad no, estamos descubriendo que de 4 a 5 por ciento de la gente lo hace. A la gente le sorprende mucho. En general para un cambio social, e incluyendo el contexto científico, la cuestión de que se hagan visibles será enorme.


Relacionado:  Cómo tener una relación abierta sin fastidiar a todo el mundo


¿Por qué crees que hay un problema de visibilidad? Yo no acostumbro decirle a los demás esta parte de mi, porque siento que es algo privado, y que no lo entenderían.
Eso está bien. Sin embargo, siempre se va a necesitar gente que esté dispuesta a hacer eso. Desafortunadamente para que el cambio social suceda en todas partes, es necesario que la gente hable y desafíe estigmas, y fue muy provechoso para los gays y los bisexuales que salieran del clóset a pesar de que los juzgaran. No creo que eso signifique que todo el mundo tenga que hacerlo. Creo que hay muchas razones por las que no quieres hacerlo. Una razón muy obvia, en EE.UU., es que no creo que haya ni siquiera una ley que proteja a nadie basado en la configuración de su relación. En cualquier lugar de Estados Unidos, te pueden despedir por tener una relación poliamorosa de mutuo acuerdo, y no hay nada que puedas hacer.

Creo que hay una gran variedad de personas a las que simplemente no les gusta compartir cosas sobre sus relaciones en general. Eso está totalmente dentro de sus derechos.

Este concepto de monogamia que está arraigado a la cultura occidental, ¿viene de la religión, o de la idea de la "paternidad"?
Creo que definitivamente viene de la religión, pero la parte interesante es que afecta a las personas que no son religiosas. Nosotros, como cultura, nos preocupamos por la religión y por la paternidad, y esto ha alimentado a una cultura de monogamia. Pero ahora la gente tiene problemas para salir de esa cultura de la monogamia; se ha vuelto tan omnipresente que si alguien que no es religioso omite esa parte no deshace el prejuicio de la monogamia.

Esta entrevista fue editada por longitud y claridad.

Sigue a Allison Tierney en Twitter.