serie a

Palermo nombra a su undécimo entrenador en las últimas dos temporadas

El uruguayo Diego López será el cuarto entrenador del Palermo en lo que va de la campaña; undécimo en los últimos dos años.
26 Enero 2017, 11:28pm

En el mundo del futbol existen dos tipos de directivas: a la inglesa y a la palermitana. Los primeros suelen ser muy pacientes —quizá demasiado pacientes, en el caso del Arsenal— con los técnicos y sus resultados, pues son fieles creyentes de que el tiempo es el mejor aliado de los proyectos deportivos. Se necesita involucrarse de lleno para armar un equipo capaz de competir al nivel de su condición geográfica, piensan.

Del otro lado, se encuentra el método palermitano. En lo que va del torneo, el club italiano de la Serie A, Palermo, ha cambiado cuatro veces de entrenador, éste último nombrado el día de hoy, el uruguayo Diego López. Y es que el club rosanero ya no sabe a quién buscar para librarse de la zona de descenso.

Diego Lopez è il nuovo allenatore — US Città di Palermo (@palermocalcioit)26 de enero de 2017

Hasta el día de hoy, el club siciliano se encuentra en el penúltimo lugar del Calcio con 10 puntos, tan sólo por encima del Pescara que tiene un punto menos. En 21 partidos sólo ha podido ganar dos, razón por la que la directiva decidió cambiar de aires otra vez y pedir la ayuda de el ex jugador del Cagliari. López firmó un contrato cuya fecha de expiración es el 30 de junio de 2018, y se espera que sea presentado oficialmente el día de mañana.

Leer más: "Desde las cenizas, haremos historia". Así se reconstruye el Chapecoense para volver a la competición

El uruguayo reemplazó a Eugenio Corini, quien había sido fichado el 1 de diciembre de 2016 como sustituto de Roberto De Zerbi, reemplazo de Davide Ballardini —sólo dirigió dos jornadas— y despedido después de tres meses.

Para que se den una idea de lo que esto significa, el presidente del club, Maurizio Zamparini, ha visto entrar y salir a 60 entrenadores a lo largo de sus 30 años como mandamás del cuadro palermitano.

Esperemos que la garra charrúa de López pueda sacar del sótano a los rosaneros.