futbol inglés

​John Lennon, Yoko Ono y el gol del Newcastle en "Walls And Bridges"

Recordamos la portada de Walls and Bridges que presenta aquel gol del Newcastle contra el Arsenal en la FA Cup.
9.12.16

John Lennon dibujó el gol de Jorge Robledo que le dio la FA Cup al Newcastle sobre el Arsenal 1-0, en 1952. Sólo tenía 11 años. Veintidós años después, este dibujo sería la portada de Walls & Bridges, uno de sus mejores álbumes como solista, uno que creó mientras estaba alejado de Yoko Ono.

El dibujo pasó desapercibido varios años, básicamente durante toda la etapa de John en The Beatles y en sí, la razón de su creación aún es una incógnita. Muchos mitos se crearon alrededor del mismo: que lo dibujó por su madre, que vivía en el #9 de la calle Newcastle en Liverpool o que John era fan del Arsenal —lo cuál es poco probable al ser el Arsenal un equipo de Londres y no de Liverpool, la ciudad natal de John—.

Leer más: Cuando el pop entró a los estadios europeos de futbol

Lo que sí podemos deducir es que Walls & Bridges llegó en un momento de inestabilidad emocional de John Lennon: 1974, quizá por eso quiso recuperar un recuerdo de su infancia, sin importar que fuera aquella copa que perdió el Arsenal, la tercera en la que caía por aquel entonces.

John Lennon tuvo una infancia difícil, lejos de su madre y prácticamente criado por su tía, Mimi Smith. Se dice que de pequeño, y hasta su adolescencia, fue un fiel seguidor del Liverpool, pero que dejó de seguir a su equipo para concentrarse en su carrera musical. Hizo bien. También se habla mucho de aquel festejo junto a George Best y Yoko Ono luego de que el Manchester United ganara la primera Copa de Europa en su historia, sin embargo, Lennon tampoco era fan de los "Red Devils".

Publicidad

Ya radicado en los Estados Unidos, John colaboró con la NFL en actos promocionales, curiosamente el anuncio de su muerte llegaría en un Monday Night, juego que disputaban Patriots de Nueva Inglaterra y Dolphins de Miami, aunque nunca llegó a querer mucho a este deporte pese que: "hay similitudes con el rugby", llegó a comentar.

Volviendo a Walls & Bridges, todo comenzó aquel verano negro de 1973 cuando John y Yoko decidieron separarse un tiempo, para "darse cuenta si de verdad querían volver a estar juntos". Pasaron 16 meses alejados, y entonces John se refugió en May Pang, quien hasta entonces era la secretaria de la pareja, y mujer de plena confianza de Yoko.

La nueva pareja dejó la ciudad de Nueva York y se mudó a Los Ángeles. Fue en la costa este donde John comenzó a producir desordenadamente, abusando de las drogas y el alcohol. John produjo "Pussy Cats" para Harry Nilsson y creó Mind Games, pero sin duda Walls and Bridges fue un mejor trabajo.

Pese a todo, John seguía deprimido por la separación con Yoko, a pesar de que May jugó un papel importante en la recuperación emocional de Lennon. Primero lo ayudó a enfrentar sus fantasmas: amigos y familiares. Gracias a ella, John volvió a ver a su hijo Julian después de casi cuatro años y también se reunió con Paul McCartney, en marzo de 1974 en Santa Mónica, California.

Según May Pang, fue este año en el que más convivieron con los McCartney. John estaba arreglando las cosas con familiares y amigos para salir de la depresión que le causaba la separación con Ono. Tal vez fue entonces cuando John peleó, de nuevo, con sus fantasmas y recuperó el dibujo del gol de Jorge Robledo, decidiendo ponerlo en la portada de Walls & Bridges como recuerdo de su infancia.

Publicidad

Totalmente recuperado, John Lennon regresó a Nueva York para grabar las canciones que había escrito, en Los Ángeles. Junto a Nicky Hopkins y Ken Ascher en los teclados, Jesse Ed Davis, Eddie Mottauy en las guitarras, Klaus Voormann en el bajo y Jim Keltner en la batería, grabó Walls & Bridges en dos meses, entre julio y agosto de 1974. El resultado fue extraordinario.

Leer más: La dieta de Joe Strummer para correr un maratón

El disco, editado el 26 de septiembre de 1974 en New York y dos semanas más tarde en Europa, fue número uno en Estados Unidos y alcanzó el número seis en el Reino Unido.

En cambio, Going Down On Love es un canto de amor a Yoko, entre aires de soul. Quizá Whatever Gets You Thru The Night junto a #9 Dream, sean las canciones más recordadas del disco, tanto por su ritmo como por su música y voz al puro estilo de Lennon. Claro que What You Got sube los decibeles con un ritmo entre funk y rock, entre otras canciones.

Salvo la portada, Walls & Bridges no tiene contenido futbolero alguno, así que lo siento. Y John Lennon tampoco fue un hincha del balompié, pese a ser inglés y oriundo de Liverpool, donde casi todos son apasionados del futbol. Lo cierto es que John Lennon ha sido uno de los músicos más grandes de la historia, y es así como lo recordamos en VICE SPORTS a 36 años de su muerte.

Ahora sí, a escuchar Walls & Bridges.