Identidad

Esta app te permite solicitar que te sigan durante 24 horas

La artista Lauren McCarthy quiere desafiar nuestra obsesión por tener seguidores en las redes sociales permitiendo solicitar un seguidor en la vida real durante un día.
29.3.16
Photo by Marcel via Stocksy

¿Cuántos seguidores tienes? Gracias a la creciente ubicuidad de las redes sociales, el número de personas que nos siguen es cada vez más importante. Algunas empresas incluso consultan cuántos seguidores tiene una persona para calibrar si contratarla o no, pero muchos de los que no usamos las redes sociales para posibles trabajos seguimos deseando que nos sigan. Quizás desear alguna forma de atención y afirmación sea un deseo humano innato, especialmente si es a modo de notificaciones con forma de corazón o de pulgar hacia arriba.

Publicidad

Para descubrir por qué la gente quiere que la sigan, la artista y programadora Lauren McCarthy ha creado Follower, una aplicación que permite a la gente solicitar un seguidor en la vida real durante un día. Para registrarte debes responder a dos preguntas: "¿Por qué quieres que te sigan?" y "¿Por qué debería seguirte alguien?".

Estas preguntas obligan a reflexionar sobre nuestro a menudo oculto o no cuestionado deseo de obtener atención; son los mismos motivos por los que hacemos públicas nuestras cuentas de Instagram o añadimos un hashtag a un tuit. Si eres seleccionado, McCarthy elegirá una fecha al azar y te seguirá durante todo un día. Transcurridas 24 horas te envía una foto tuya de ese día. No hay contacto ni interacción.

Entonces, ¿queremos seguidores porque nos sentimos inseguros? ¿Saber que la gente nos mira nos motiva para hacer cosas más interesantes? (Una de las solicitantes de hecho admitió que se sentía culpable por ser tan "aburrida" el día que la artista la siguió).

Jugando con la idea de sitios web que permitan a la gente comprar seguidores, McCarthy pregunta, "¿Un seguidor en la vida real podría proporcionar algo más significativo o satisfactorio?". Hablamos con ella para descubrirlo.

BROADLY: ¿Por qué quisiste crear un proyecto en torno a la idea de los seguidores?****
En el espacio online, la gente dice y publica cosas esperando recibir reacciones por parte de los demás y con frecuencia eso se convierte en algo rutinario. La performance "Follower" está inspirada en parte por otra performance que hice llamada "Friend Crawl", en la que pasé diez horas al día durante una semana mirando las redes sociales de 1.000 personas diferentes. Me sentí abrumada por el modo en que todo el mundo se fundía y empezaba a sentir lo mismo al cabo de un rato.

Publicidad

Por contraste, mientras sigo a alguien toda mi atención se centra en esa persona y cada pequeño gesto parece interesante y lleno de significado. No busco en Google todo lo que se ha publicado online sobre esas personas, sino que les observo interactuar con una cajera, buscar un sitio donde sentarse en el tren o elegir algo para comer, y trato de extrapolar toda su personalidad a partir de eso.

La app Follower en un smartphone

¿Cómo es la experiencia de seguir a alguien?¿Se parece a seguir a alguien en las redes sociales?
Cada mañana siento algo emocionante e intenso porque no sé adónde me van a llevar. Les sigo durante todo el día, les observo y empiezo a imaginar cómo son, qué piensan y qué dicen, e intento adivinar dónde van a ir a continuación.

Hay algo extrañamente íntimo en todo el proceso. Al final del día me siento como si les conociera y hubiéramos vivido una prolongada experiencia juntos. Les he seguido bajo la lluvia, les he visto jugar al tenis, comer con amigos, ver una película, hacer la compra y entrar y salir de sus casas. En ocasiones parece que estén haciendo las cosas solo para mí, o quizás incluso lleguen a darse cuenta de que les sigo, pero nunca puedo estar segura.

Paso todo el día completamente centrada en ellos, preguntándome si se han dado cuenta de que estoy ahí, si piensan en mí siquiera o si se han olvidado completamente. Por algún motivo, durante el proceso me acaba gustando cada persona que sigo.

Publicidad

¿Tienes la sensación de que algunas de las personas que sigues buscan llenar algún vacío en sus vidas, que quizás se sienten solos o simplemente se aburren?
Eso es parte de esta pieza de arte, pedir a la gente que reflexione y considere si prefiere seguir o que le sigan, y por qué. Los motivos son muy variados, desde la mera curiosidad hasta un deseo de conexión o apoyo, pasando por personas que desean contarme o mostrarme algún tipo de historia. A algunas personas las sigo durante largos paseos, otras van directamente a su oficina mientras yo espero sentada fuera del edificio pensando en ellas, viendo cómo van de una sala a otra.

La artista Lauren McCarthy sigue a los voluntarios durante todo un día sin que ellos lo sepan

Este proyecto ilustra nuestra actitud cada vez más abierta de dejar que los demás conozcan nuestra ubicación…¿Qué piensas del precario equilibrio existente entre privacidad y comodidad?
Por un lado vivimos en una época extraña y llena de ansiedad, la vigilancia es omnipresente y está fuera de control, y por otro lado tenemos este intenso deseo de ser vistos, de que nos sigan, de compartir cada detalle íntimo de nuestras vidas.

Con la 'gig economy', parece que estamos dispuestos a probar cualquier aplicación que nos prometa algo cómodo, innovador o útil. Colocar una interfaz entre las personas puede debilitar la conexión con la persona que está en el otro extremo. Con Uber, pulsas un botón y puedes ver cómo la persona que has convocado acude hasta tu ubicación. Yo quería invertir esta situación, que las personas a las que sigo no rastreen mi ubicación, sino que yo rastreo la suya. Lo que obtienen es la idea de que hay una persona ahí, observándoles con cuidado y totalmente centrada en ellos.

Al final lo que deseo es crear tipos de interacciones y relaciones diferentes a los que tenemos normalmente. Mi pregunta es: aunque puede que la tecnología nos separe en ocasiones, ¿podría también unirnos de una forma nueva e interesante?

En uno de tus proyectos pasados,* Social Turkers, retransmitiste tus citas en streaming para buscar el consejo de la gente. *Dijiste que te enfrentabas a dos de tus mayores temores:conocer gente nueva y no tener el control.¿Crees que ser creativa te ayuda a superar tus miedos?
Sí, definitivamente. Cuando convierto las cosas que me atemorizan o que me resultan difíciles en arte, cambian por completo. En lugar de tener la sensación de que son cosas incontrolables que me suceden, puedo distanciarme y verlas como cosas con las que puedo elegir qué relación tener. También hay algo en el hecho de convertir mi vida cotidiana en una performance, me doy cuenta de que de hecho es así todo el tiempo y tengo poder para elegir a quién quiero interpretar, quién quiero ser. Ya no es algo que me venga impuesto.