Cuando Allen Iverson pasó por encima de Tyronn Lue y se convirtió en un mito
Photo by Otto Greule Jr./Getty Images
15 años de una jugada legendaria

Cuando Allen Iverson pasó por encima de Tyronn Lue y se convirtió en un mito

Hablamos con 10 ciudadanos ilustres de Filadelfia sobre la jugada que definió la carrera de Allen Iverson y le convirtió en una leyenda de los Sixers y la NBA.
8.6.16

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

Hace quince años, un hombre pequeñito alcanzó la cima de la montaña.

El 6 de junio de 2001, Allen Iverson sumó 48 puntos —acompañados por cinco rebotes, seis asistencias y cinco robos de balón— en un tremendo partido inaugural de las Finales de la NBA ante Los Angeles Lakers.

Tras ganar por 107-101 en una noche en la que Shaquille O'Neal terminó con 44 puntos y 20 rebotes en casa, los Philadelphia 76ers terminaron con la racha de 19 victorias consecutivas de los angelinos.

Más baloncesto: Los Raptors quiere ser el Atlético de la NBA… y para eso necesitan a DeRozan

El partido, sin embargo, se recuerda sobre todo por una jugada en concreto que sucedió en la prórroga y que encarna a la perfección la carrera de Iverson.

Con dos puntos de ventaja y un minuto para la conclusión, Iverson tenía la pelota en sus manos escorado en una esquina. El Staples Center era pura histeria. Tyronn Lue le defendía, y lo curioso es que en los entrenamientos de los Lakers había tomado el rol de imitador de AI. Phil Jackson le metió en el tercer cuarto después de que Iverson fundiera a Kobe Bryant y Derek Fisher con 30 puntos en la primera mitad.

Aunque ha quedado enterrado, hay que recordar que Lue realizó una defensa prodigiosa ante el astro de los Sixers, reduciendo su producción en la segunda mitad de ese partido a unos míseros tres puntos.

Publicidad

Después llegó la prórroga, donde Iverson se reafirmó con siete de los trece puntos totales de su equipo. Su última canasta vivirá para siempre en la memoria colectivoa de la NBA: la pelota aguantada muy arriba, la finta de salida, el crossover, la suspensión atrás, el tiro limpio desde cinco metros y el momento más Iverson de la carrera de Iverson: su a-mí-no-me-podéis-frenar traducido en un step-over por encima del caído Tyronn Lue.

La jugada con Lue representó el cénit de la trayectoria del jugador de Virginia en la NBA: los 76ers acabarían perdiendo las Finales por 4-1, y AI no volvería nunca jamás a las Finales de la NBA. Ni siquiera a las finales de Conferencia, de hecho.

La carrera de Iverson fue extensa y llena de altibajos, pero su legado está asegurado. El próximo 9 de septiembre, the Answer será introducido en el Salón de la Fama de Baloncesto.

VICE Sports ha hablado con 10 filadelfianos ilustres sobre la figura de Allen Iverson y ese momento estelar de su trayectoria.

Pat Croce

61 años, expresidente de los 76ers y dueño minoritario de la franquicia

"Ese año fue extraordinario. Durante la pretemporada, Larry Brown quería traspasar a Allen Iverson a los Detroit Pistons, pero por suerte Matt Geiger no quiso renunciar a su bonus salarial. Gracias a Dios. Allen prometió que se presentaría a la hora y trabajaría duro durante los entrenamientos, así que le dije a Larry que todo iría bien".

Publicidad

"Allen cumplió con su palabra y Larry construyó el equipo entorno a Bubbachuck —el mote de Iverson durante su adolescencia. Empezamos la temporada 10-0 y al final acabamos teniendo el MVP, el jugador defensivo del año (Dikembe Mutombo) y el mejor sexto hombre (Aaron McKie) en nuestro equipo. Los astros se alinearon, aunque nuestra trayectoria no fue sencilla".

"La verdad es que no éramos los Lakers, pero creía que podíamos ganar. Pensé que podíamos ir al séptimo y llevarnos el título, porque toda la presión estaría sobre los angelinos. Era un David contra Goliat, el negro contra la purpurina. En el primer partido estaba sentado detrás del banquillo de los Sixers: cuando Iverson metió este tiro por encima de Lue recuerdo que me levanté gritando y mandando a la mierda a Sharon Stone".

"A la gente le encanta criticar a Allen, pero no le conocen de verdad. En los cinco años que pasé con él, nunca le escuché decir nada negativo de nadie. Tampoco echaba la culpa a los compañeros por las derrotas ni insultaba al personal dentro o fuera de la pista. Sí, es cierto que alguna vez tuvimos que apartarle del equipo por saltarse la rueda de calentamiento o tonterías similares, pero él sabía que era culpa suya a pesar de enfadarse un poco".

"Cuando pasó por encima de Lue, en realidad estaba pasando por encima de la NBA, una liga que le puso a parir por sus tatuajes, su ropa y sus trenzas africanas. Tras entrar en el Salón de la Fama me envió un sms: 'Nunca Lo Podría Haber Hecho Sin Tí!!!!!' .Podría haber dicho gracias y ya está, pero no. Amo a ese tipo".

Chris Webber

43 años, analista televisivo, cinco veces All-Star y excompañero de Iverson en los Sixers

"Yo era un gran fan de AI incluso antes de que empezáramos a jugar juntos. Él era un jugador increíble. Los Lakers era claramente los favoritos; los Sixers ni deberían haber llegado tan lejos, si te soy sincero. Si comparas el talento del equipo de Iverson con el resto de la liga… él era el único capaz de anotar allí. Era algo así como Steph Curry pero sin Klay Thompson ni Draymond Green en el equipo".

Publicidad

"Esos Sixers eran todo defensa, pero lo que Iverson consiguió tras ese primer partido y ese tiro por encima de Lue fue dar esperanza a los aficionados. Todo lo que queríamos ver era eso, a un Iverson desbocado y una eliminatoria loca, ver que podía pasar con él en la pista".

"En ese momento me flipó esa jugada, pero me flipó mucho más después de jugar con él. Verle entregado en cuerpo y alma noche tras noche me maravilló. Podemos decir muchas cosas de él, pero hay otras muchas que no puedes entender si no has sido su compañero: jamás he jugado con un tipo que lo dejara todo en la pista como él… Cada. Puto. Partido. Por muy controvertido que fuera, espero que los fans incluyan a Allen Iverson en la conversación sobre los mejores bases de toda la historia. Se lo merece".

DJ Jazzy Jeff

51 años, leyenda del hip-hop y tormento del tío Phil

"Para esa temporada tenía el pase anual. Will Smith había comprado una fila de asientos para repartir entre él, su familia y yo. Ese año se notaba que algo era distinto: los Sixers empezaron muy fuerte el curso y cuando incorporaron a Dikembe Mutombo la cosa despegó. En Philly se nos fue de las manos".

"Los Sixers éramos los reyes del este, pero todos sabíamos de lo que eran capaces Shaq y Kobe. Iverson me hizo creer que podíamos batirles cuando la gente ya estaba preparada con las escobas para una hipotética barrida. En Filadelfia sentimos que se nos faltaba el respeto, así que cuando Allen pasó por encima de Tyronn Lue con su step-over fue una manera de reivindicar a toda la ciudad".

Publicidad

"Todo el mundo sabe que la NBA cambió su código de vestimenta, pero lo que nadie sabe es que, antes de que Iverson llegara a la ciudad, todo el mundo debía arreglarse de cierta manera para entrar en una discoteca. Debías ir con zapatos, nada de zapatillas deportivas. En toda la ciudad prevalecía un estilo muy estricto. Él cambió eso y las discos permitieron que la gente vistiera como le diera la gana. Si él aparecía, había más de mil personas esperando en la puerta".

"No puedo creer que hayan pasado 20 años desde que lo drafteamos: vino a Filadelfia y ahora es hijo pródigo de la ciudad. Éramos una mierda de equipo —más o menos como ahora— y él nos dio esperanza".

El step-over que dio la vuelta al mundo. Foto de Otto Greule Jr., Getty Images

Marc Lamont Hill

37 años, profesor de Estudios Afroamericanos en el Morehouse College y comentarista político de la CNN

"La cita que resume mejor a Allen Iverson es de un libro de Larry Platt: 'Es Tupac pero con tiro en suspensión'. Ese es él: provocador, controvertido, un bad boy sobre la pista de baloncesto pero a la vez el atleta más accesible de mis tiempos".

"Y no solo porque fuera al T.G.I. Friday's. Mide 1,83 metros y es flacucho; pensabas que podrías hacer lo que él hacía. Por supuesto, eso no era verdad. Era de los bases más veloces de la historia y su resistencia al dolor era extraordinaria, pero tenía el cuerpo de una persona normal".

"Iverson llegó al Staples Center y jugó con más corazón que cualquier otro. Su voluntad era más fuerte, la gente se olvida que no era un gran trash-talker, que no era un Gary Payton. Si te metías con él contestaba, pero dejaba que su juego hablara por sí mismo. Cuando pasó por encima de Tyronn Lue estaba haciendo una declaración: '¿Por qué lo intentaste y te entrometiste en mi camino? Esta es mi pista'".

Publicidad

"Lo increíble es que eso fue hace quince años. Allen Iverson parece eternamente joven. Han pasado muchos años, pero esa jugada sigue muy fresca en mi cabeza".

Peter Capolino

71 años, fundador de Mitchell & Ness Nostalgia Co.

"Diría que la comunidad del hip-hop tenía mucha influencia, pero en cuanto a atletas, Allen Iverson era el embajador global de nuestro estilo de vida. En los partidos me sentaba al lado de su madre, y nos hicimos buenos amigos".

"Nuestra vestimenta provocó un gran cambio en la NBA. Iverson fue la fuerza que hizo que David Stern obligara a los jugadores a vestir con traje y corbata en el banquillo. Al comisionado no le gustaba que Iverson se vistiera con la camiseta de Kareem Abdul-Jabbar en los Bucks en el banquillo, y a muchos aficionados de Philly no les gustó cuando apareció con una camiseta retro de los Celtics de Bill Russell después de un partido en Denver".

"Recuerdo estar presente en el partido en que Allen dejó sentado a Michael Jordan, estar allí sentado a pie de pista viendo cómo ponía en ridículo a MJ. Creo que ese tiro le dio un caché que ningún otro jugador de la liga tenía. Ese movimiento hizo despegar su carrera: el crossover ante Lue fue su cima. Ese tiro ante los Lakers fue un shock, me encantó. Fácilmente fue lo mejor del año, y quizás también la mejor jugada de su trayectoria".

Edwin Moses

60 años, bicampeón olímpico en los 400 metros vallas

"Viví en la ciudad entre 1974 y 1975, me encantaba el pabellón de baloncesto. Poco después, Julius Erving se unió a los Sixers, así que siempre he tenido una relación con Philly. Seguí a muchos equipos en los ochenta, aunque con tanto ajetreo es difícil recordar muchas cosas".

Publicidad

"La jugada de Iverson la recuerdo a la perfección. Un movimiento perfecto, un crossover impresionante que sucedió cuando ese movimiento estaba empezado a ser popular entre los jugadores. El camino que eligió para volver a defender, pasando por encima de Lue, fue radical y fantástico: su step-over fue eficiente y requirió el mínimo esfuerzo. Esa es la clave para ser un buen vallista".

"La envergadura no importa, el objetivo es proyectarse horizontalmente con la menor cantidad posible de verticalidad, así que Allen Iverson podría haber sido también un magnífico corredor de vallas".

Robert DeVitis

54 años, a.k.a. "the Young & Witty Ben Franklin"

"Allen Iverson fue un soplo de aire fresco para Filadelfia. Siempre daba la sensación de que estaba jugando el doble de intenso que el resto de jugadores. Uno de los dichos más populares de Benjamin Franklin es que la 'energía y persistencia conquista todas las cosas'. ¿Quién representa mejor eso que Allen Iverson? Creo que si ambos se sentaran juntos en el bar tendrían mucho de lo que hablar".

"Franklin llegó a Filadelfia con 16 años siendo un don nadie y se convirtió en uno de los padres fundadores de Estados Unidos. Lo que empujó a Franklin fueron sus ganas de trabajar más que nadie a la hora de perseguir sus sueños, todas sus invenciones y aventuras nunca fueron sobre él; eran para el bien común. De la misma manera, Iverson jugó al baloncesto para los fans de los Philadelphia 76ers".

Publicidad

"Para ponerlo en términos coloniales, cuando Iverson pasó por encima de Lue estaba haciendo toda una declaración: 'No te metas en mi territorio'".

Dell-P

33 años, rapero

"Los dos únicos partidos que destacan en nuestra historia son esa remontada de los Eagles cuando DeSean Jackson hizo touchdown tras un retorno de los Giants y el de Allen Iverson ante los Lakers. No hemos tenido demasiados".

"Recuerdo a Iverson anotando ese tiro y derrotando a los Lakers como si fuera ayer mismo. Estábamos celebrándolo en West Philly como si hubiéramos ganado ya el título. Ver a Iverson pasando por encima de Lue fue como un mensaje subliminal para nosotros: dejad que Jordan y Kobe vistan los trajes, Iverson va a su bola y además es único. Sé que es de Virginia, pero le dio mucho orgullo a esta ciudad, así que esta es su casa".

"Sigue siendo un gran icono, hace poco le vi en una discoteca y todo el mundo estaba rodeándole como si todavía fuera su temporada de MVP, es una leyenda. Cuando era pequeño me inspiraban Biggie, Nas, Run-DMC y, por supuesto, Black Thought… también Allen Iverson".

"Mi estilo de hip-hop no es el más popular —no glorifico las drogas y la violencia—, pero Iverson es un ejemplo de que siendo tú mismo puedes triunfar: así soy yo con la música, no me vendo ante nadie. Igual que cuando AI se elevó por encima de Tyronn Lue: ese soy yo contemplando a mis detractores".

Stance Socks hizo un par de calcetines en conmemoración de la jugada. Imagen cedida por Stance Socks

Phillip Atiba Goff

38 años, presidente del Centro para Políticas de Equidad Franklin A. Thomas y profesor en el John Jay College

"Además de ser uno de los mejores jugadores de la historia en el uno contra uno, Allen Iverson ha sido uno de los jugadores de baloncesto más influyentes culturalmente desde Julius Erving. De la misma manera que el Dr. J estaba muy tranquilo y en paz siendo negro, Iverson importó el hip-hop a la liga. Hasta que él llegó no había ni bandanas ni pañuelos ni trenzas en la NBA".

Publicidad

"La gente quería ser como Mike (Jordan) en la pista, pero la gente quería ser como Allen en cualquier lugar. Él rompió las reglas y mejoró el juego, pero no ha obtenido todo el reconocimiento que se merece. Incluso cuando ganaba, perdía; mucha gente negra se siente de la misma manera: AI era verdaderamente él mismo, lo que en los Estados Unidos negros es en sí mismo un acto de rebelión".

"La NBA ganó mucho dinero con Allen Iverson, otro capítulo de una larga historia de explotación de los logros de los negros… y le dieron las gracias instaurando un código de vestimenta. El tiro y el step-over sobre Lue es la cosa más gangsta que he visto jamás dentro del contexto del deporte. Hay chavales que están copiando este movimiento que ni siquiera estaban vivos cuando sucedió".

"Igual que Prince o Sonia Sanchez, Allen Iverson mostró su verdadero ser, su pasión, en un espacio público para hacer del mundo un lugar más amplio y bonito".

Tzvi Twersky

28 años, director de baloncesto en Stance y editor de la revista Slam

"Entrevisté a Allen cuando volvió de su etapa en Turquía, que era también algo muy especial para un chaval de Philly. Conectamos inmediatamente y hemos trabajado juntos desde entonces. Le fichamos en Stance, y el tipo es un verdadero artista. De no haber jugado a baloncesto podría haber sido dibujante".

"Allen ha hecho unos diseños de calcetines que están inspirados en sus tatuajes y que saldrán a la venta cuando entre en el Salón de la Fama. Sus diseños son imposibles de encontrar, siempre se agotan todas las unidades. En su calcetín de dibujos diseñamos una tecnología para hacer que las trenzas de AI tuvieran relieve. En los que son fotografías, hemos destacado el valor del jugador —y hemos quitado con Photoshop al resto. Eso sí, teníamos que mantener a Tyronn Lue en el calcetín".

"La jugada con Lue es la definición por antonomasia de Filadelfia. Los Sixers llevaban todas las de perder y estaban muy jodidos, pero Iverson enchufó este tiro arrinconado en la esquina y después pasó por encima de ese cabrón. Le miró con disgusto: 'Bienvenido a mi mundo. Estamos aquí y vamos a disfrutarlo'. Es esa mentalidad de Rocky convertida en realidad; como todo el mundo en Filadelfia, salí a la calle a recrear esa jugada más de una docena de ocasiones esa misma semana".

Sigue al autor en Twitter: @pjsauer