ciencia

Lo que la calvicie dice de nuestros genes

Investigaciones recientes asocian toda una serie de riesgos a la calvicie.
24.3.17

Este artículo se publicó originalmente en Tonic, nuestra plataforma dedicada a la salud y el bienestar.

En el Antiguo Egipto se creía que la calvicie la provocaba una maldición de los dioses, y el remedio para prevenirla pasaba por ingerir una mezcla de cebolla, miel, hierro, plomo y alabastro y recitar una oración a Ra, dios del sol.

Hoy día, sabemos que la calvicie es un problema mayormente hereditario, y un nuevo estudio publicado en Nature Communications demuestra qué aspectos genéticos podrían predisponer a la calvicie masculina. Un equipo de investigación del Instituto de Genética Humana de la Universidad de Bonn recabó información de más de 22.000 sujetos, de los cuales 17.000 eran clientes de la empresa de cartografía genética 23andMe. Los clientes pueden —y a menudo lo hacen— participar en proyectos de investigación, según afirma David Hinds, principal responsable de estadística genética de la empresa. Cerca de la mitad de los clientes que participaron en el estudio mostraban calvicie de patrón masculino, y la otra mitad eran un grupo de control.

Publicidad

Los científicos alemanes descubrieron 63 marcadores genéticos (23 de ellos no registrados anteriormente) relacionados con la pérdida de cabello de los hombres a medida que envejecen. Muchos de esos genes estaban a su vez vinculados a las señales hormonales y coinciden con los mismos que determinan la aparición de cáncer de próstata, los paros cardiacos repentinos, los trastornos neurodegenerativos y otras dolencias. Por tanto, lograr entender por qué algunos hombres de repente se vuelven como Jean-Luc Picard podría ayudar a la comunidad científica a comprender mejor este tipo de enfermedades graves.


Lee: Ser mujer y quedarte calva es una putada


Hace tiempo que la comunidad científica estableció una relación entre la calvicie de patrón masculino y la genética, afirma Stefanie Heilmann-Haimbach, una de las autoras del estudio. Otros rasgos a menudo heredados, como una estatura baja, también están relacionados con componentes genéticos. Los hombres de ascendencia europea también se quedan calvos el 80 por ciento de las veces, mientras que la pérdida del cabello es menos común y ocurre más tarde en la vida de los hombres de ascendencia africana y asiática.

"Básicamente, algunas enfermedades están asociadas con la calvicie a nivel epidemiológico, como las enfermedades cardiovasculares y el cáncer", dice Heilmann-Heimbach. "La base genética para la calvicie podría ser indicio de una enfermedad".

Heilmann-Heimbach dice que el estudio no debe "angustiar" a los hombres calvos, ya que que situar la calvicie masculina en un contexto médico ayudará a los investigadores a entender una variedad de marcadores genéticos y cómo se desarrollan en el cuerpo a medida que envejece.

Hinds dice que la calvicie masculina es un tema particularmente valioso para los investigadores que tratan de decodificar genes, porque es conocida como una expresión genética; el 80 por ciento de los factores que la causan son hereditarios.

"Sabemos que la calvicie masculina tiene que ver con la biología que rige la respuesta a la hormona andrógena", dice. "El folículo capilar responde a las hormonas masculinas. Sabemos que otras enfermedades —como el cáncer de próstata— son afectadas por los niveles de hormonas masculinas, así que hay razones para pensar que es útil para entender eso".

Traducción por Mario Abad.